Resfriado común

¿Estornudos, congestión nasal y moqueo? Podría tener un resfriado. Los resfriados son una de las razones más frecuentes de ausencias escolares y laborales. Cada año, los adultos tienen un promedio de 2 a 3 resfriados y los niños tienen aún más.

Los antibióticos no funcionan en contra de los virus que causan los resfriados y no lo ayudarán a sentirse mejor.

Causas

Más de 200 virus pueden causar un resfriado, pero los rinovirus son el tipo más común. Los virus que causan los resfriados se pueden propagar de persona a persona por el aire y el contacto personal cercano.

Factores de riesgo

Muchos factores pueden aumentar su riesgo de resfriarse, como:

  • El contacto cercano con alguien que tenga un resfriado
  • La estación del año (los resfriados son más comunes durante el otoño y el invierno, pero es posible resfriarse en cualquier momento del año)
  • Edad (los bebés y los niños pequeños tienen más resfriados al año que los adultos)

Síntomas

Los síntomas de un resfriado por lo general alcanzan su punto máximo dentro de 2 a 3 días y pueden incluir:

  • Estornudos
  • Congestión nasal
  • Moqueo
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Goteo de mucosidad en la garganta (goteo posnasal)
  • Lagrimeo
  • Fiebre (si bien la mayoría de las personas resfriadas no tienen fiebre)

Cuando los virus que causan los resfriados infectan inicialmente la nariz y las cavidades llenas de aire en la cara (senos paranasales), la nariz produce mucosidad transparente. Esto ayuda a eliminar los virus de la nariz y los senos paranasales. Después de 2 o 3 días, la mucosidad puede cambiar a un color blanco, amarillo o verde. Esto es normal y no significa que necesite un antibiótico.

Algunos síntomas, en especial el moqueo, la congestión nasal y la tos, pueden durar hasta 10 a 14 días, pero esos síntomas deberían mejorar durante ese period.

Cuándo buscar atención médica

Consulte a un médico si presenta:

  • Dificultad para respirar o respiración agitada

    Consulte de inmediato a un médico si su hijo tiene menos de 3 meses de vida y fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más.

  • Deshidratación
  • Fiebre que dura más de 4 días
  • Síntomas que duran más de 10 días y no mejoran
  • Síntomas, como fiebre o tos, que mejoran, pero luego vuelven o empeoran
  • Empeoramiento de afecciones crónicas

Esta lista no incluye todos los signos y síntomas. Consulte a un médico si algún síntoma es grave o preocupante.

Dado que los resfriados pueden tener síntomas similares a los de la influenza (gripe), puede ser difícil diferenciar entre las dos enfermedades según los síntomas solamente. Tanto la influenza como el resfriado común son enfermedades respiratorias, pero son causadas por virus diferentes.

En general, la influenza es peor que un resfriado, y los síntomas son más intensos. Es más probable que las personas con un resfriado tengan moqueo o congestión nasal. Los resfriados, por lo general, no ocasionan problemas de salud graves, como neumonía o infecciones bacterianas, ni requieren hospitalización. La influenza puede tener complicaciones asociadas muy graves.

Tratamiento

El médico puede determinar si usted tiene un resfriado haciendo preguntas sobre los síntomas y un examen físico.

No hay cura para el resfriado. Mejorará por sí solo, sin antibióticos. Los antibióticos no lo ayudarán a mejorar si tiene un resfriado.

Los antibióticos no lo ayudarán si no los necesita y los efectos secundarios incluso podrían hacerle daño. Los efectos secundarios pueden variar desde problemas menores, como un sarpullido, hasta problemas de salud muy graves, como infecciones resistentes a los antibióticos e infección por C. diff., la cual causa diarrea que puede lesionar gravemente el colon y producir la muerte.

Qué hacer para sentirse major

A continuación, se indican algunas maneras en que puede sentirse mejor mientras su cuerpo combate un resfriado:

  • Descanse mucho.
  • Tome mucho líquido.
  • Use un humidificador limpio o un vaporizador de aire frío.
  • Utilice una solución salina en aerosol o gotas.
    • En niños de corta edad, succione la mucosidad con una pera de goma.
  • Inhale vapor de un recipiente con agua caliente o de la ducha.
  • Chupe pastillas para la tos o el dolor de garganta. No les dé pastillas a niños menores de 4 años de edad.
  • Use miel para aliviar la tos en adultos y niños de al menos 1 año de edad o mayores.

Consulte a su médico o farmacéutico sobre medicamentos de venta libre que pueden ayudarlo a sentirse mejor. Siempre use los medicamentos de venta libre según las indicaciones. Recuerde que los medicamentos de venta libre pueden aliviar temporalmente los síntomas, pero no curarán la enfermedad.

Los medicamentos de venta libre y los niños

Tenga cuidado a la hora de administrar medicamentos de venta libre a los niños. No todos los medicamentos de venta libre son recomendados para niños de ciertas edades.

  • Medicamentos para aliviar el dolor:
    • Niños menores de 6 meses de vida: deles solamente acetaminofeno.
    • Niños de 6 meses de vida o mayores: está bien darles acetaminofeno o ibuprofeno.
    • Nunca les dé aspirina a los niños porque puede causar el síndrome de Reye, una enfermedad rara, pero muy grave que daña el hígado y el cerebro.
  • Medicamentos para la tos y el resfriado:
    • Niños menores de 4 años de edad: no los use a menos que un médico lo indique específicamente. El uso de medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado en niños pequeños puede tener efectos secundarios graves y potencialmente mortales.
    • Niños de 4 años de edad o mayores: hable con el médico de su hijo para determinar si es seguro darle medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado a fin de aliviar temporalmente los síntomas.

Asegúrese de preguntarle a su médico o farmacéutico sobre la dosis adecuada de medicamentos de venta libre según la edad y el tamaño de su hijo. Asimismo, dígale al médico de su hijo y al farmacéutico todo medicamento recetado o de venta libre que su hijo esté tomando.

Prevención

Usted puede ayudar a prevenir los resfriados haciendo todo lo posible para mantenerse sano y mantener sanos a los demás. Esto incluye:

  • Limpiarse las manos.
  • Evitar el contacto cercano con personas que estén resfriadas o que tengan otras infecciones de las vías respiratorias superiores.
  • Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • No fumar y evitar el humo de segunda mano.