Qué hacer y qué no hacer con los antibióticos

El uso correcto de los antibióticos es el mejor tratamiento. Aquí hay algunas medidas que usted puede tomar para usar los antibióticos adecuadamente a fin de que pueda recibir el mejor tratamiento cuando esté enfermo, protegerse de los daños causados por el uso innecesario de antibióticos y combatir la resistencia a los antibióticos.

Tome antibióticos SOLO si los necesita.

Los antibióticos SOLO tratan ciertas infecciones causadas por bacterias, como:

  • Infección de garganta por estreptococos
  • Tosferina
  • Infección urinaria (IU)

Los antibióticos NO funcionan contra los virus como los que causan:

  • Resfriados y moqueos, incluso si la mucosidad es espesa, de color amarillo o verde
  • La mayoría de los dolores de garganta (excepto la infección de garganta por estreptococos)
  • Influenza
  • La mayoría de los casos de resfriados del pecho (bronquitis)

Los antibióticos TAMPOCO se necesitan para algunas infecciones bacterianas comunes, como:

  • Muchas sinusitis (infecciones de los senos paranasales)
  • Algunas infecciones de oído

Tomar antibióticos cuando no se necesiten no lo ayudará, y los efectos secundarios incluso podrían hacerle daño. El médico puede decidir el mejor tratamiento para usted cuando está enfermo. Nunca presione al médico para que le recete un antibiótico.

Tome los antibióticos exactamente como se los recetaron, si los necesita.

Si el médico decide que un antibiótico es el mejor tratamiento cuando está enfermo:

  • Tómelo exactamente según las indicaciones de su médico.
  • No comparta los antibióticos con otras personas.
  • No los guarde para usarlos en el futuro. Consulte al farmacéutico sobre cómo desechar de forma segura los medicamentos que sobren.
  • No tome los antibióticos que le hayan recetado a otra persona. Esto podría demorar el mejor tratamiento para usted, enfermarlo más o provocar efectos secundarios.

Hable con su médico y farmacéutico si tiene alguna pregunta sobre sus antibióticos.

Hable con su médico si presenta cualquier efecto secundario o reacción alérgica mientras tome un antibiótico.

Los efectos secundarios comunes varían de problemas de salud menores a muy graves y pueden incluir:

En los niños, las reacciones a los antibióticos son la causa más común de visitas a salas de emergencias relacionadas con los medicamentos.

  • Sarpullido
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Infecciones por hongos

Los efectos secundarios más graves pueden incluir:

  • Infección por C. diff., la cual causa diarrea que puede lesionar gravemente el colon y producir la muerte
  • Reacciones alérgicas graves y potencialmente mortales
  • Infecciones resistentes a los antibióticos

Si necesita antibióticos, los beneficios generalmente superan el riesgo de que provoquen efectos secundarios y de que lleven a la resistencia a este tipo de medicamentos.

Pregunte a su médico o farmacéutico sobre maneras para sentirse mejor si no se necesitan antibióticos.

Para obtener más información sobre enfermedades comunes y cuándo se necesitan y no se necesitan antibióticos, consulte Enfermedades comunes.

Los antibióticos no siempre son la solución cuando usted está enfermo. Algunas veces, el mejor tratamiento cuanto se está enfermo pueden ser medicamentos de venta libre. Pídale consejos a su médico o farmacéutico sobre cómo sentirse mejor mientras el cuerpo combate una infección.

Haga todo lo posible para mantenerse sano y mantener sanos a los demás.

Hay medidas que puede tomar para evitar enfermarse y enfermar a otros, como:

  • Limpiarse las manos.
  • Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar.
  • Quedarse en casa si está enfermo.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Evitar el contacto cercano con personas que estén resfriadas o que tengan otras infecciones de las vías respiratorias superiores.
  • Ponerse las vacunas recomendadas, como la vacuna contra la influenza.

Inicio de la página