Preguntas y respuestas sobre la resistencia a los antibióticos

La resistencia a los antibióticos es uno de los desafíos más grandes de la salud pública de nuestro tiempo: son pocas las opciones de tratamiento que existen para las personas infectadas con bacterias resistentes a los antibióticos.

Visite el sitio web de los CDC sobre la resistencia a los antibióticos para obtener más información, incluso hojas informativas que describen algunas de estas respuestas y cómo los CDC están adoptando un enfoque de Una Sola Salud para combatir esta amenaza.

¿Qué son las bacterias?

Las bacterias y los hongos son microbios que se encuentran dentro y fuera de nuestro cuerpo. La mayoría de los microbios son inofensivos y algunos incluso pueden ser útiles para los seres humanos, pero otros pueden provocar infecciones, como la infección de garganta por estreptococos y la infección urinaria.

¿Qué son los antibióticos?

Los antibióticos son herramientas esenciales para prevenir y tratar las infecciones causadas por bacterias específicas en las personas, los animales y los cultivos. En la atención médica, los antibióticos son uno de los medicamentos más potentes para combatir infecciones bacterianas potencialmente mortales.

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando los microbios ya no responden a los antibióticos creados para eliminarlos. Eso significa que los microbios no se eliminan y continúan multiplicándose. No significa que el cuerpo sea resistente a los antibióticos.

Las bacterias y los hongos encuentran constantemente maneras nuevas de evitar los efectos de los antibióticos utilizados para tratar las infecciones que ocasionan.

Las infecciones causadas por microbios resistentes a los antibióticos son difíciles y algunas veces imposibles de tratar. En muchos casos, las infecciones resistentes a los antibióticos requieren estadías hospitalarias extensas, consultas adicionales de seguimiento con el médico y alternativas costosas y tóxicas.

¿Cómo contribuye el tomar antibióticos a la resistencia a estos medicamentos?

Cada vez que se usan antibióticos, estos pueden contribuir a la resistencia. Esto es porque los aumentos en la resistencia a los antibióticos están determinados por una combinación de microbios expuestos a los antibióticos, y la propagación de esos microbios y sus mecanismos de resistencia. Cuando se necesitan antibióticos, los beneficios por lo general superan los riesgos de que lleven a la resistencia a este tipo de medicamentos. Sin embargo, demasiados antibióticos se están usando en forma innecesaria e incorrecta, lo cual amenaza la utilidad de estos importantes medicamentos.

Por ejemplo, en los Estados Unidos se recetan demasiados antibióticos

innecesariamente a las personas. Los CDC estiman que, en los consultorios médicos y las salas de emergencia, se recetan cada año aproximadamente 47 millones de tratamientos con antibióticos para infecciones que no los necesitan, como los resfriados y la influenza. Esto representa aproximadamente el 30 % de todos los antibióticos que se recetan en estos entornos.

Todos tenemos un papel que cumplir para mejorar el uso de los antibióticos. El uso apropiado de los antibióticos ayuda a combatir la resistencia y garantiza la disponibilidad de estos medicamentos que salvan vidas para generaciones futuras.

¿Por qué debe importarme la resistencia a los antibióticos?

La resistencia a los antibióticos puede afectar a cualquier persona en cualquier etapa de la vida. Las personas que reciben atención médica o las que tienen el sistema inmunitario debilitado suelen estar en mayor riesgo de contraer una infección.

La resistencia a los antibióticos pone en peligro los avances en la atención médica moderna de la que hemos pasado a depender, como el remplazo de articulaciones, los trasplantes de órganos y la terapia contra el cáncer. Estos procedimientos conllevan un riesgo importante de infección y los pacientes no podrán recibirlos si no se cuenta con antibióticos eficaces. 

Más allá de la atención médica, la resistencia a los antibióticos también tiene un impacto en los sectores veterinario y agrícola.

¿Cómo puedo protegerme y proteger a mi familia de la resistencia a los antibióticos?

Protéjase y proteja a su familia de la resistencia a los antibióticos, para lo cual…

  • haga todo lo posible para mantenerse sano y mantener sanos a los demás,
  • límpiese las manos,
  • cúbrase la nariz y la boca al toser,
  • quédese en su casa si está enfermo, y
  • póngase las vacunas recomendadas, como la vacuna contra la influenza.

Tomar antibióticos solo cuando se necesitan es una manera importante en la que usted puede protegerse y proteger a su familia de la resistencia a los antibióticos. Hable con su médico sobre el mejor tratamiento si está enfermo. Nunca presione al médico para que le recete un antibiótico.

Los antibióticos no lo ayudarán si no los necesita y los efectos secundarios incluso podrían hacerle daño. Pregunte a su médico o farmacéutico sobre medidas que puede tomar para sentirse mejor cuando no se necesitan antibióticos.

Si el médico decide que un antibiótico es el mejor tratamiento cuando está enfermo:

  • Tome el antibiótico exactamente como su médico le indique.
  • No comparta los antibióticos con otras personas.
  • No los guarde para usarlos en el futuro. Consulte al farmacéutico sobre cómo desechar de forma segura los medicamentos que sobren.
  • No tome los antibióticos que le hayan recetado a otra persona. Esto podría demorar el mejor tratamiento para usted, enfermarlo más o provocar efectos secundarios.
  • Hable con su médico y farmacéutico si tiene alguna pregunta sobre sus antibióticos.