Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Hágase la prueba

	Lo estamos haciendo_banner_3

¿Quiénes deben hacerse la prueba?

¡Casi todos deberían hacérsela! Los CDC recomiendan que todas las personas entre 13 y 64 años de edad se hagan la prueba del VIH al menos una vez como parte de su atención médica de rutina y que las personas con ciertos factores de riesgo se la hagan más seguido. Por ejemplo, las personas que tienen más de una pareja sexual, las que tienen enfermedades de transmisión sexual (ETS), las que se inyectan drogas, y los hombres homosexuales o bisexuales tienen probabilidades de estar en alto riesgo y deberían hacerse la prueba al menos una vez al año.

Sepa más sobre su riesgo del VIH.

Hágase la prueba


Encuentre sitios de prueba del VIH cerca de usted

Ayuda

Para más información visite: gettested.cdc.gov/es/

¿Preguntas? ¿Comentarios? GETTESTED-Webmaster@cdc.gov

Por qué debe hacerse la prueba

Hacérsela—la prueba del VIHpuede darle información importante y ayudarlo a mantenerse seguro y a mantener seguras a otras personas. Cerca de una de cada ocho personas en los Estados Unidos que tienen el VIH no saben que lo tienen. Saber si tiene o no el VIH puede darle tranquilidad y la única manera de saberlo con seguridad es haciéndose la prueba. También es importante que sepa si tiene el VIH porque le servirá para tomar decisiones saludables para prevenir contraerlo o transmitirlo. Hacerse la prueba del VIH es una parte normal de la vida, y si todos los demás lo están haciendo, ¡usted también puede hacerlo!

Y si averigua que es VIH positivo, recibir tratamiento para el VIH mejorará su salud, prolongará su vida y reducirá mucho las probabilidades de que se lo transmita a otras personas.

Obtenga más información sobre por qué debe hacerse la prueba del VIH.

Tipos de pruebas del VIH

Hacerlo ¡es fácil! Hacerse la prueba del VIH es gratis, rápido y confidencial.

Hay tres tipos amplios de pruebas del VIH disponibles: pruebas de anticuerpos, pruebas combinadas o de cuarta generación, y pruebas de ácido nucleico (NAT, por sus siglas en inglés). Las pruebas del VIH se pueden hacer en sangre, secreciones bucales u orina.

Los resultados pueden estar listos en tan solo 20 minutos o en unos días según el tipo de prueba que se haga. Las pruebas pueden detectar el virus del VIH con precisión, sin embargo, ninguna de ellas puede detectarlo inmediatamente después de la infección.  La rapidez con que las pruebas pueden detectar la infección depende de varios factores diferentes, incluido el tipo de prueba. 

Lo que sabemos acerca de los tipos de pruebas del VIH:

Las pruebas pueden detectar el virus del VIH con precisión, sin embargo, ninguna de ellas puede detectarlo inmediatamente después de la infección.  La rapidez con que las pruebas pueden detectar la infección depende de varios factores diferentes, incluido el tipo de prueba.  En general, las pruebas de ácido nucleico (NAT) pueden detectar el VIH primero, seguido de las pruebas combinadas o de cuarta generación, y luego de las de anticuerpos.

Pruebas de anticuerpos.

La mayoría de las pruebas del VIH, incluidas las pruebas rápidas y las pruebas para hacerse en el hogar, son pruebas de anticuerpos.  El sistema inmunitario produce anticuerpos cuando está expuesto a virus, como el VIH, y a bacterias. Las pruebas de anticuerpos buscan los anticuerpos contra el VIH en la sangre o las secreciones bucales.  Por lo general, las pruebas de anticuerpos que se hacen con sangre pueden detectar el VIH un poco más rápido después de la infección que las pruebas que se hacen con las secreciones orales.  Con la prueba de detección de anticuerpos rápida, los resultados están listos en menos de 30 minutos.

Las pruebas para hacerse en el hogar son pruebas de anticuerpos que se pueden comprar en la farmacia o en Internet.  Hay solamente dos pruebas para hacerse en el hogar que están aprobadas por la FDA, y son la prueba Home Access HIV-1 Test System y la OraQuick In-Home HIV Test. 

La prueba Home Access HIV-1 Test System es un kit de recolección de muestras en el hogar que requiere que se pinche el dedo para obtener una muestra de sangre, envíe la muestra a un laboratorio aprobado y luego llame para obtener los resultados, que podrían estar listos al día siguiente. Esta prueba es anónima. Si le da positivo, se debe hacer una prueba de 

  • seguimiento para confirmarlo. El fabricante ofrece consejería confidencial y remisiones a tratamiento.
  • La prueba OraQuick In-Home HIV Test proporciona resultados rápidos en el hogar.  Debe recoger una muestra de secreciones bucales con un hisopo y usar el kit para analizar la muestra. Los resultados están listos en 20 minutos. Si le da positivo, deberá hacerse una prueba de seguimiento para confirmarlo. El fabricante ofrece consejería confidencial y remisiones a lugares donde se realizan pruebas de seguimiento. Debido a que los niveles de anticuerpos en las secreciones bucales son más bajos que en la sangre, las pruebas en sangre detectan la infección más pronto después de la exposición que las pruebas en secreciones bucales.

Si usa cualquier tipo de prueba de anticuerpos y el resultado le da positivo, deberá hacerse una prueba de seguimiento para confirmarlo.  Si su primera prueba es una prueba en hogar y le da positivo, lo remitirán a un proveedor de atención médica para que le haga una prueba de seguimiento. Si su primera prueba se hace en un laboratorio y el resultado es positivo, entonces el laboratorio hará una prueba de seguimiento, que generalmente se hace con la misma muestra de sangre de la primera prueba.

¿Sabía usted?

El cuerpo de una persona VIH positiva puede tomar de 3 a 12 semanas (21-84 días) para producir suficientes anticuerpos para que las pruebas de anticuerpos puedan detectar la infección por el VIH. Este periodo se llama "periodo de ventana". Si el resultado de una prueba de anticuerpos al VIH le da negativo durante el periodo de ventana, debe volver a hacerse la prueba 3 meses después de la posible exposición al VIH.

Pruebas combinadas o de cuarta generación.

Las pruebas combinadas, o de cuarta generación, busca tanto anticuerpos contra el VIH como antígenos. Antígenos son sustancias extrañas que provocan la activación del sistema inmunitario. Los antígenos son parte del virus mismo y están presentes en las infecciones por el VIH agudas.  En las personas infectadas por el VIH, los antígenos llamados p24 se producen incluso antes que los anticuerpos. Las pruebas de detección combinadas se recomiendan actualmente para las pruebas que se hagan en laboratorios y se están haciendo más comunes en los Estados Unidos.  Ahora hay disponible una prueba combinada rápida.

¿Sabía usted? 

El cuerpo de una persona puede tomar de 2 a 6 semanas (13 a 42 días) para producir suficientes antígenos y anticuerpos para que las pruebas combinadas, o de cuarta generación, puedan detectar la infección por el VIH. Este periodo se llama "periodo de ventana". Si el resultado de una prueba combinada le da negativo durante el periodo de ventana, debe volver a hacerse la prueba 3 meses después de la posible exposición.

Prueba del ácido nucleico (NAT).

Las pruebas de ácido nucleico buscan el VIH en la sangre. La prueba puede dar resultados positivos o negativos, o indicar la cantidad exacta de virus presente en la sangre (se conoce como prueba de carga viral).  Esta prueba es muy cara y no se usa rutinariamente para la detección en las personas, a menos que hayan tenido 

recientemente una exposición de alto riesgo o presenten síntomas tempranos de infección por el VIH y hayan tenido una posible exposición. 

¿Sabía usted? 

Con las pruebas de ácido nucleico se puede tomar de 7 a 28 días para detectar el VIH. Los resultados de las pruebas NAT habitualmente se consideran precisos en las etapas tempranas de la infección. Sin embargo, es mejor hacerse una prueba de anticuerpos o una prueba combinada a la vez, para ayudar al médico a interpretar los resultados de la prueba de NAT que den negativos. La razón es que la cantidad de virus en la sangre puede descender con el tiempo en algunas personas, lo cual puede llevar a resultados no precisos con esta prueba. Tomar profilaxis prexposición (PrEP15) o posexposición (PEP) también puede reducir la precisión de la prueba de NAT si tiene el VIH.

Lo que usted puede hacer:

Hablar con su proveedor de atención médica para ver qué tipo de prueba del VIH es indicada para usted. Puede decirle el periodo de ventana para el tipo de prueba que se haga.  Si usa una prueba para hacer en el hogar, puede obtener esa información de los materiales que se incluyen en el paquete de la prueba.

Después de que se haga la prueba es importante que averigüe el resultado, así puede hablar con su proveedor de atención médica sobre las opciones de tratamiento en caso de ser VIH positivo, o en caso de ser VIH negativo, aprender cómo prevenir contraerlo.

Obtenga más información sobre el tipo de prueba del VIH que sea más adecuado para usted.

Arriba