Los datos de las salas de emergencias muestran un rápido aumento en las sobredosis de opioides

Señal de alerta sobre el avance acelerado de la epidemia de sobredosis de opioides

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. 6 de marzo de 2018.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Una profesional de atención médica tomando notas al lado de un paciente

Los datos de las salas de emergencias muestran que la epidemia de sobredosis de opioides en los Estados Unidos continua empeorando, según el más reciente informe de Signos Vitales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El informe examina los datos más exactos disponibles para los CDC acerca de las visitas a las salas de emergencias por sobredosis de opioides en múltiples estados. En general, las visitas a las salas de emergencias (reportadas por 52 jurisdicciones en 45 estados) por sobredosis de opioides presuntas aumentaron un 30 por ciento en los EE. UU., desde julio del 2016 hasta septiembre del 2017. Las sobredosis de opioides aumentaron en los hombres y las mujeres, en todos los grupos de edades y en todas las regiones, pero variaron por estado, con diferencias entre las zonas rurales y urbanas. Los hallazgos resaltan la necesidad de mejorar los esfuerzos de prevención y tratamiento en las salas de emergencias y para que haya mayor acceso a tratamientos de los trastornos de consumo de opioides basados en la evidencia, como el tratamiento con ayuda de medicamentosExternal y servicios de reducción de daños.

“Mucho antes de recibir datos de certificados de defunción, los datos de las salas de emergencias pueden señalar aumentos alarmantes en las sobredosis de opioides”, dijo la directora interina de los CDC, Anne Schuchat, M.D. “Esta rápida epidemia afecta tanto a hombres como a mujeres y a personas de todas las edades. No respeta estados ni límites de condados y todavía está aumentando en todas las regiones en los Estados Unidos”, agregó.

Los datos de las salas de emergencias permiten un seguimiento más rápido de las tendencias regionales y estatales

Los datos de 16 estados en el Programa Estatal Mejorado de Vigilancia de Sobredosis de Opioides (ESOOS) de los CDC fueron analizados y mostraron tendencias trimestrales por estado y diferencias entre las zonas rurales y urbanas desde julio del 2016 hasta septiembre del 2017. En general, las visitas a las salas de emergencias por sobredosis de opioides presuntas aumentaron un 35 por ciento en estos 16 estados fuertemente afectados por la epidemia. Los datos muestran lo siguiente:

  • Ocho estados de tres regiones en los EE. UU. reportan aumentos importantes —de 25 por ciento o más— en la tasa de visitas a las salas de emergencias por sobredosis de opioides.
  • Aumentos significativos en todos los estados que reportan en el Medio Oeste, incluidos Wisconsin (109 por ciento), Illinois (66 por ciento), Indiana (35 por ciento), Ohio (28 por ciento) y Misuri (21 por ciento).
  • Variaciones considerables entre los estados en el noreste y el sudeste; algunos estados reportaron aumentos importantes y otros reducciones leves:
    • En el noreste, se vieron aumentos grandes en Delaware (105 por ciento), Pensilvania (81 por ciento) y Maine (34 por ciento), pero otros estados, como Massachusetts, Nuevo Hampshire y Rhode Island, mostraron reducciones no significativas (<10 por ciento).
    • En el sudeste, Carolina del Norte reportó un aumento (31 por ciento), mientras que Kentucky reportó una reducción estadísticamente significativa (15 por ciento).
  • Aumentos continuos en ciudades y localidades de todos los tipos. Los mayores aumentos en las tasas (54 por ciento) fueron en áreas metropolitanas centrales grandes (una población de 1 millón o más que incluía una ciudad principal).

Los drásticos aumentos y variaciones en todos los estados y condados señalan la necesidad de una mejor coordinación para abordar los brotes de sobredosis que se extienden más allá de los límites de condados y estados. Una coordinación más cercana entre las agencias de salud y seguridad pública puede apoyar la identificación de los cambios en el suministro y el uso de los opioides ilícitos, que permitiría a las comunidades tomar medidas adecuadas para reducir las sobredosis de opioides.

Los CDC también examinaron datos de la Plataforma BioSense del Programa Nacional de Vigilancia Sindrómica (NSSP), mediante el uso de software de ESSENCE (Sistema Electrónico de Vigilancia para la Notificación Temprana de Epidemias a Nivel Comunitario). El análisis de datos de 52 jurisdicciones en 45 estados, los cuales cubren más del 60 por ciento de las visitas a las salas de emergencias en los EE. UU., encontró que desde julio del 2016 hasta septiembre del 2017:

  • Todas las cinco regiones en los EE. UU. tuvieron aumentos en las tasas de sobredosis; el mayor fue en el Medio Oeste (70 por ciento), seguido por el oeste (40 por ciento), el noreste (21 por ciento), el sudoeste (20 por ciento) y el sudeste (14 por ciento).
  • Todos los grupos demográficos presentaron aumentos significativos en las tasas de sobredosis, incluidos los hombres (30 por ciento) y las mujeres (24 por ciento), y las personas de edades entre 25 y 34 años (31 por ciento), 35 y 54 años (36 por ciento) y 55 o más años (32 por ciento).

El informe señaló el papel central de los departamentos de salud estatales y locales en la coordinación de las respuestas a las sobredosis de opioides. Los departamentos de salud pueden:

  • Alertar a las comunidades sobre aumentos rápidos en las sobredosis observados en las salas de emergencias y coordinar una respuesta fundamentada y oportuna.
  • Aumentar la distribución de naloxona (un medicamento para revertir una sobredosis) al personal de respuesta a emergencias, los familiares y amigos y otros miembros de la comunidad en zonas afectadas, según permitan las políticas.
  • Aumentar la disponibilidad de servicios de tratamiento y el acceso a estos servicios, incluidos los servicios de salud mental y el tratamiento con ayuda de medicamentos para el trastorno de consumo de opioides.
  • Apoyar programas de reducción de daños que pueden ocurrir al inyectarse opioides, entre ellos los programas que ofrecen pruebas de detección del VIH y de la hepatitis B y C, en combinación con la remisión a tratamiento.
  • Apoyar el uso de las Directrices de los CDC para la prescripción de opioides para el dolor crónico, las cuales promueven el uso de los programas de vigilancia de medicamentos recetados (PDMP, por sus siglas en inglés) para fundamentar la práctica clínica.

“Las investigaciones muestran que las personas que han tenido una sobredosis tienen más probabilidades de tener otra. La educación en las salas de emergencia y los protocolos para la etapa posterior a la sobredosis —incluido el suministro de naloxona y la vinculación de las personas al tratamiento—, son necesidades cruciales”, dijo Alana Vivolo-Kantor, Ph.D., una científica del comportamiento que forma parte del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC. “Los datos acerca de sobredosis de opioides tratadas en salas de emergencias también pueden fundamentar los esfuerzos de respuesta oportunos, estratégicos y coordinados”, agregó.

Un editorial complementario, “Oportunidades para la prevención e intervención en relación con las sobredosis de opioides en las salas de emergenciasExternal”, también fue publicado hoy en la revista Annals of Emergency Medicine.

El 13 de marzo del 2018 (2-3:30 p. m. hora del este), los CDC llevarán a cabo el seminario web “Coordinación de respuestas clínicas y de salud pública a las sobredosis de opioides tratadas en las salas de emergencias”, en el que participarán el director general de Servicios de Salud de los EE. UU., la directora interina de los CDC, la autora del informe Signos Vitales del MMWR de los CDC y expertos de Rhode Island.

Para obtener más información acerca de las sobredosis de opioides y de su prevención, visite www.cdc.gov/drugoverdose.

Signos Vitales es un informe que típicamente se publica el primer martes de cada mes como parte del  Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Esta publicación ofrece los datos y la información más recientes sobre indicadores de salud clave.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.External

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas de salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

Esta página fue revisada el: 6 de marzo de 2018