Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Está embarazada? Dele a su bebé la mejor protección contra la tosferina.

Solo usted puede brindarle protección a su bebé contra la tosferina, antes de que nazca. Hable con su médico o partera acerca de aplicarse la vacuna contra la tosferina (llamada Tdap) durante el tercer trimestre del embarazo.

La tosferina es una enfermedad grave que puede ser mortal para los bebés. Desafortunadamente, los bebés solo son vacunados contra la tosferina y comienzan a desarrollar la protección contra esta enfermedad recién a los dos meses de edad. Evite esta brecha en la protección al aplicarse la vacuna contra la tosferina durante el tercer trimestre del embarazo. Al hacerlo, usted le pasa anticuerpos a su bebé antes del nacimiento. Estos anticuerpos ayudan a protegerlo en los primeros meses de vida.

Usted necesita ponerse la vacuna contra la tosferina en cada embarazo.

Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra la tosferina entre las 27 y 36 semanas de cada embarazo, preferiblemente al principio de este periodo. El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos* y el Colegio Estadounidense de Enfermeras Parteras* respaldan esta recomendación.

Las mujeres necesitan vacunarse contra la tosferina durante cada embarazo para darle a cada bebé la mayor cantidad de anticuerpos protectores. Recibir la vacuna durante el embarazo es la mejor manera de ayudar a proteger a su bebé de la tosferina en los primeros meses de vida.

Laura decidió ponerse la vacuna contra la tosferina en el tercer trimestre de su embarazo. Sepa cómo su bebita nació protegida contra esta enfermedad.

También disponible en YouTube.*

Aplicarse la vacuna durante el embarazo es seguro para su bebé

Aplicarse la vacuna contra la tosferina mientras está embarazada es muy seguro para usted y su bebé. Los efectos secundarios más frecuentes incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la vacuna
  • Dolor de cabeza
  • Dolores en el cuerpo
  • Cansancio

Los efectos secundarios graves son extremadamente raros. Usted no puede contraer la tosferina por aplicarse la vacuna. Sepa más sobre la seguridad y los efectos secundarios.

Los bebés pequeños corren el mayor riesgo

Cuando los bebés, aun los que están sanos, contraen la tosferina, puede ser muy grave ya que su sistema inmunitario todavía se está desarrollando. Pueden contraer neumonía (una infección pulmonar), y muchos tienen problemas para respirar.

Cerca de la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen la tosferina son hospitalizados. Mientras más pequeño sea el bebé, mayor será la probabilidad de que necesite recibir tratamiento en un hospital. A lo largo de la última década, en los Estados Unidos cerca de 1000 bebés fueron hospitalizados cada año debido a la tosferina. Durante ese tiempo, era común que entre 5 y 15 bebés murieran a causa de la tosferina cada año. La mayoría de esas muertes fue de bebés que eran demasiado pequeños para recibir su propia vacuna contra esa enfermedad.

La tosferina es común y contagiosa

La tosferina es una enfermedad muy contagiosa y es común en los Estados Unidos. Una razón clave es que si bien las vacunas de la actualidad son seguras y eficaces, su protección no dura el tiempo que desearían los expertos. Sin embargo, vacunarse es aún la mejor manera de prevenir la tosferina y sus complicaciones.

Vea las últimas cifras de la tosferina en los Estados Unidos.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 8 de noviembre de 2018
  • Esta página fue modificada el: 8 de noviembre de 2018
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP