Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¡Combata la influenza!

Lectura familiar y tiempo de calidad

La Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza se celebra del 3 al 9 de diciembre. Si todavía no se ha puesto la vacuna, ¡este es el momento de hacerlo! La vacuna anual contra la influenza es la primera y la mejor manera de proteger contra esta enfermedad.

Este año, la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza (NIVW, por sus siglas en inglés) se celebra del 3 al 9 de diciembre. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecieron la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza en el 2005 para poner de relieve la importancia de que se continúe con la vacunación durante y después de la temporada de las fiestas. Durante esta semana se realizarán eventos para destacar la importancia de ponerse la vacuna contra la influenza.

¡La vacunación es la mejor manera de prevenir la influenza!

Mientras los virus de la influenza se sigan propagando y las personas se sigan enfermando, la vacuna puede seguir ofreciendo protección contra la enfermedad. En los Estados Unidos, la actividad de la influenza generalmente es mayor entre diciembre y febrero, aunque puede durar hasta mayo. Se prevé que la actividad de la influenza aumentará en las próximas semanas; mientras más pronto se vacune, más probabilidades tendrá de estar protegido cuando la actividad de estos virus aumente en su comunidad. Consulte el mapa resumido de los CDC sobre la influenza* para ver las actualizaciones semanales de la actividad de la influenza en los Estados Unidos.

¿Quiénes necesitan la vacuna contra la influenza?

Los CDC recomiendan una vacuna anual contra la influenza para todas las personas de 6 meses de edad en adelante como la primera y más importante medida para proteger contra los virus de la influenza estacional. Esta temporada, los CDC recomiendan que se usen solo las vacunas inyectables. Y se vuelve a recomendar que no se use la vacuna en atomizador nasal. La vacunación es particularmente importante para las personas que tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza. Después de que una persona se vacuna, toma aproximadamente dos semanas para que se produzcan anticuerpos en su organismo y la protejan contra la influenza.

¿Tiene un riesgo alto?

Uno de los objetivos de la Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza es comunicar lo importante que es la vacunación para las personas que están en alto riesgo de que la enfermedad les provoque complicaciones graves que podrían llevarlas a ser hospitalizadas e incluso causarles la muerte.

Por ejemplo, las infecciones de oído y la sinusitis son complicaciones moderadas de la influenza y la neumonía es una complicación grave, que puede ser el resultado de una infección causada solamente por virus de la influenza o por una coinfección de virus de la influenza y de bacterias. Otras complicaciones graves que la influenza puede causar son inflamación del corazón (miocarditis), del cerebro (encefalitis) y los tejidos musculares (miositis, rabdomiólisis), e insuficiencia de múltiples órganos. La infección por los virus de la influenza puede provocar una reacción inflamatoria extrema en el cuerpo y causar septicemia,* que es la respuesta potencialmente mortal del cuerpo ante una infección. La influenza también puede empeorar los problemas médicos crónicos. Por ejemplo, las personas con asma pueden tener ataques de asma cuando tienen la influenza y las personas con enfermedad cardiaca crónica pueden tener un empeoramiento de la afección. La vacunación contra la influenza y el uso adecuado de los medicamentos antivirales son muy importantes para las personas que están en muy alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza.

Las personas que están en alto riesgo incluyen:

Para ver una lista completa de quiénes están en alto riesgo visite la página Personas con alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza.

Además, la vacunación contra la influenza es especialmente importante para las siguientes personas:

  • Las que viven en hogares para ancianos y otros establecimientos de cuidados a largo plazo.
  • Las que viven con alguien o cuidan de alguien que está en alto riesgo de tener complicaciones por la influenza, por ejemplo:
    • El personal de atención médica.
    • Las personas que tengan contacto en el hogar con alguien que esté en alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza.
    • Las personas que tengan contacto en el hogar o cuiden en el hogar a niños de menos de 6 meses (estos niños son demasiado pequeños para recibir la vacuna contra la influenza).

La vacuna contra la influenza para la temporada 2017-2018

Los CDC recomiendan el uso de las vacunas inyectables contra la influenza (las inactivadas y las recombinantes) para la temporada 2017-2018. La vacuna contra la influenza en atomizador nasal (vacuna viva atenuada o LAIV) no debe usarse durante la temporada 2017-2018.

Las vacunas de los Estados Unidos para la temporada 2017-2018 han sido actualizadas. Para obtener más información sobre las opciones de vacuna disponibles esta temporada, visite Datos clave de la vacuna contra la influenza estacional.

La vacuna contra la influenza está disponible no solo en el consultorio de su médico, sino también en varios lugares de su comunidad como en farmacias, supermercados o el departamento de salud local. Use el Buscador de vacunas de HealthMap* para encontrar lugares de vacunación contra la influenza cercanos.

Si no está seguro o tiene dudas sobre qué vacuna debe ponerse, consulte a su médico o profesional de atención médica. Para obtener una lista completa de quiénes deben y quiénes no deben vacunarse, visite Directrices para la vacunación contra la influenza.

Tome medidas preventivas rutinarias

Además de ponerse la vacuna contra la influenza esta temporada, los CDC urgen que tome medidas preventivas rutinarias para protegerse y proteger a sus seres queridos de esta enfermedad. Estas medidas incluyen:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Mientras esté enfermo, limitar lo más que pueda el contacto con los demás para evitar contagiarlos.
  • Si está enfermo, quedarse en casa hasta por lo menos 24 horas después de que haya desaparecido la fiebre, excepto para obtener atención médica o para otras necesidades.
  • Cuando tosa o estornude, cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable y tirarlo a la basura después de usarlo.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. Si no hay agua y jabón, usar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. Los microbios se transmiten de ese modo.
  • Limpiar y desinfectar las superficies y los objetos que puedan estar contaminados con microbios como los de la influenza.

Además, si usted contrae la influenza, puede usar medicamentos antivirales para tratar la enfermedad. Los medicamentos antivirales son distintos a los antibióticos. Son medicamentos recetados (pastillas, líquido, polvo para inhalar o medicamentos inyectables) que no se pueden comprar sin receta médica.

Los medicamentos antivirales pueden hacer que la enfermedad sea más leve y dure menos. También pueden prevenir las complicaciones graves de la influenza. Los CDC recomiendan que los medicamentos antivirales se usen temprano para tratar a los pacientes hospitalizados con la influenza, a las personas con casos graves y a aquellas que estén en alto riesgo de tener complicaciones por su edad o estado de salud. El tratamiento con un medicamento antiviral puede ser la diferencia entre tener un caso leve de la influenza y uno muy grave que podría terminar en la hospitalización. Visite Qué debe saber sobre los medicamentos antivirales contra la influenza para obtener más información.

¡Sea un superhéroe contra la influenza!

Cada año, en todo el mundo hay gente que trabaja para estudiar, rastrear y prevenir la influenza. Este año los CDC reconocen a estos superhéroes contra la influenza y el trabajo que hacen para prevenirla en los Estados Unidos y todo el mundo. Vea aquí a algunos de los propios superhéroes de los CDC que trabajan para combatir la influenza. Haga su parte para combatir la influenza este año y póngase una vacuna hoy mismo.
Mientras los virus de la influenza se sigan propagando y las personas se sigan enfermando, la vacuna puede seguir ofreciendo protección contra la enfermedad. Una vez que se ponga la vacuna, puede disfrutar de la temporada de fiestas sabiendo que ha tomado la mejor medida disponible para protegerse y proteger a sus seres queridos de la influenza.
Para obtener más información sobre lo que debe saber acerca de la actual temporada, visite Preguntas frecuentes sobre la temporada de influenza 2017-2018.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 4 de diciembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 4 de diciembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP