Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

La biografía de Marie

Marie empezó a fumar en la secundaria con sus amigos. Se juntaban habitualmente a fumar los cigarrillos que les quitaban a escondidas a sus familiares. “Era el mejor plan”, cuenta Marie. “Pensábamos que así nos veíamos más grandes”.

Marie fumó durante 40 años, aunque varias veces intentó dejar el hábito. Dejaba de fumar hasta por 9 meses seguidos, pero cuando ocurría algo, como un problema en el trabajo o un inconveniente con sus hijos, inevitablemente desencadenaba una reincidencia.

Esta madre de dos hijos fumaba dos paquetes por día. “Era teclista en una agencia de bolsa en la Ciudad de Nueva York, y en esa época, se podía fumar en la oficina”, cuenta Marie. Pero también reclutaba colegas para ir a caminar y hacer ejercicio a la hora del almuerzo. Fue durante esas caminatas que Marie sintió que algo no estaba bien. “Mis piernas se estaban poniendo rígidas”, recuerda.

Aunque estaba preocupada, no pensó que el problema fuera grave. Pero los síntomas siguieron empeorando y fue al médico. En 1993, se le diagnosticó la enfermedad de Buerger, un trastorno vinculado al consumo de tabaco que provoca el bloqueo de los vasos sanguíneos de las manos y los pies y puede ocasionar infección o gangrena. Tardó un año en confirmarse el diagnóstico. “Sentía tanto dolor que tenía que tomar analgésicos todos los días”, comenta Marie.

Con el tiempo, fue necesario amputarle partes del cuerpo, como los pies, yemas de los dedos y la parte inferior de las piernas. “A los 44 años, me amputaron la mitad del pie derecho. A los 45, me amputaron la pierna izquierda desde debajo de la rodilla. Después siguieron los dedos”.

En el 2006, Marie dejó de fumar para siempre con la ayuda de parches. “Quiero ver crecer a mis nietos y bisnietos”, dice. Hoy, a los 62 años, Marie es una voraz lectora y le encanta pasar tiempo con amigos. A través de la campaña Consejos de exfumadores, Marie espera que al contar su historia otros fumadores se sientan motivados a dejar de fumar. “Si tuviste un intento fallido, vuelve a intentarlo una y otra vez”, insiste.

"Después de la operación, el médico me dijo que mientras antes caminara, mejor". Por lo tanto, Marie caminaba por el hospital. Cuando se fue a su casa, comenzó a caminar adentro y luego alrededor de la cuadra. Al mes, ya estaba caminando 10 cuadras. Marie se dio cuenta de que tenía más energía por haber dejado de fumar. "Cuando fumaba no podía caminar 4 cuadras.  ¡Ahora puedo caminar 5 millas sin problema!". Además de tener más energía, Marie, que le encanta cocinar, notó que ahora que no fuma, las comidas tienen mejor gusto.

"Todo es diferente ahora", nos dice. Después de la operación y de dejar de fumar, Marie decidió vivir de manera diferente. Ahora pasa más tiempo disfrutando de su familia y amigos, incluido su hijo pequeño. Pudo volver al trabajo y ahora solo acepta trabajos en ambientes libres de humo. “Veo las consecuencias de fumar y del humo de segunda mano", nos dice. Marie dice que está pagando las consecuencias de fumar. Tiene que vigilar su salud constantemente y tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida.

Marie se levanta la camiseta y muestra la larga cicatriz en su pecho que le recuerda que se salvó, "cuando veo a alguien que fuma, le digo: 'mira esta cicatriz. ¿Quieres tener esto?  Tarde o temprano, llegará el momento en que probablemente tengas algo así'.  Yo tuve un llamado de atención y ahora me siento bien". Marie está decidido a seguir así.  Dejó de fumar y no volvió a mirar atrás.

Marie


Marie, 62 años, Nueva York; se le diagnosticó la enfermedad de Buerger en 1993.

Más historias

Más historias reales sobre el tabaquismo y el efecto en la enfermedad de Buerger:

Más historias reales

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

¡Estoy listo para dejar de fumar! Recursos gratuitos.
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades,
    Oficina de Tabaquismo y Salud
    4770 Buford Highway
    MS F-79
    Atlanta, Georgia 30341-3717
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    Línea TTY: (888) 232-6348
  • tobaccomediacampaign
    @cdc.gov
  • Esta página fue revisada el 1 de julio del 2014
  • Esta página fue modificada el 1 de julio del 2014
  • Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services - Order #238420
  • Fuente del contenido: Oficina de Tabaquismo y Salud, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z