Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

La biografía de James

James probó el cigarrillo cuando era adolescente y fumaba en forma ocasional. Cuando cumplió los 20, ya era fumadora habitual.

James vive en Nueva York y tiene tres hijos. También tiene tres nietos y una bisnieta. “Me encantan las visitas de mi familia”, comenta. James tiene una relación muy especial con su nieta de 10 años, quien le insistía una y otra vez que dejara de fumar. “Mi nieta me decía: ‘Abuelita no fumes, por favor no fumes’”.

A los 50 años, finalmente escuchó el consejo de su nieta y dejó de fumar de golpe, después de haberlo hecho por más de 30 años. Pero, para ese entonces ya tenía cáncer. A los 52, James fue al médico porque tenía dificultad para respirar. “Fueron necesarias muchas visitas al médico, todo tipo de radiografías y luego una tomografía computarizada (TC) y una tomografía por emisión de positrones (TEP) para descubrir el cáncer de pulmón”.  El cáncer estaba tan avanzado que fue necesario extirparle uno de los pulmones.

El papá de James era muy apreciado e influyente en la comunidad. También era fumador. De manera que los intentos de James por parecerse a su padre, naturalmente incluían fumar cigarrillos, y empezó a los 14 años. Pero 30 años después, el daño del cigarrillo comenzó a causarle problemas de salud y con el tiempo decidió dejarlo.

Ahora, a los 48 años, James se mantiene sin fumar desde hace 2 años. Cuenta que fue difícil dejar el cigarrillo, los parches y la goma de mascar sin azúcar le ayudaron, pero su salud sigue siendo un gran incentivo. Desde que dejó de fumar, James ha podido hacer otros cambios importantes para mejorar su salud. Se convirtió en un incansable ciclista y empezó recorriendo varias millas para ir a ver a su médico en el hospital de Virginia, “…un verdadero logro para mí”. Ahora que ve a un médico más cerca de su casa, todavía hace su recorrido de 9 o 10 millas todos los días como ejercicio. También le gusta nadar y hace algún tipo de ejercicio cardiovascular todas las mañanas.

James quería participar en la campaña  Consejos de exfumadores para transmitir un mensaje a las personas que piensan que el cigarrillo no los va a afectar, simplemente porque todavía no han tenido un problema de salud relacionado con fumar. Él afirma que si fumas, tienes que dejar de hacerlo.

“Quiero ayudar a gente como yo a dejar de fumar, a personas que tienen alrededor de cuarenta años. Tal vez todavía no les ha pasado nada realmente malo”, dice James. “A lo mejor tienes suerte, pero seguramente la suerte no te va a durar para siempre”.


James

James, 48 años, Nueva York; dejó de fumar en el 2010.

Infórmese

Más historias

Más historias reales de las personas que han dejado de fumar:

Más historias reales

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

¡Estoy listo para dejar de fumar! Recursos gratuitos.
  • Esta página fue revisada el: 01 de julio de 2014
  • Esta página fue modificada el: 01 de julio de 2014
  • Fuente del contenido:
Arriba