Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Paperas

Una madre y su hija que visitan al médicoLa vacuna contra las paperas es la mejor manera de proteger a sus hijos de las paperas, una enfermedad contagiosa que puede causar graves complicaciones. Hable con su profesional de atención médica o revise los registros de vacunación de sus hijos para asegurarse de que estén al día con la vacuna contra las paperas.

Las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus. Cualquier persona que no haya tenido las paperas o que no se haya vacunado puede contraer esta enfermedad. No hay tratamiento para las paperas y pueden causar problemas de salud a largo plazo. Con la vacuna, usted puede protegerse y proteger a su familia contra las paperas.

Proteja a sus hijos con la vacuna contra las paperas

La vacuna contra las paperas es la mejor manera de proteger a sus hijos contra esta enfermedad. Esta vacuna generalmente está incluida en una vacuna combinada que protege contra tres enfermedades: sarampión, paperas y rubéola (vacuna triple viral o MMR, por sus siglas en inglés). La vacuna MMR es segura y eficaz. La mayoría de los niños no tienen ningún efecto secundario por la vacuna. Pero cuando se producen, los efectos secundarios suelen ser muy leves, como fiebre o sarpullido.

Niño con paperas

Por lo general, las paperas comienzan con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio y pérdida del apetito. Luego, a la mayoría de las personas se les inflaman las glándulas salivales. Esto es lo que causa la hinchazón de los cachetes y la sensibilidad e inflamación en la mandíbula.

Los niños deben recibir 2 dosis de la vacuna MMR:

  • la primera dosis entre los 12 y 15 meses de edad, y
  • la segunda, entre los 4 y 6 años de edad.

El médico de su hijo puede ofrecerle también la vacuna MMRV, otra vacuna combinada que protege contra cuatro enfermedades: sarampión, paperas, rubéola y varicela. Hable con el profesional de la salud que atiende a su hijo para que lo ayude a decidir qué vacuna usar.

Aun en las comunidades de los Estados Unidos con altas tasas de vacunación se pueden producir brotes de paperas, particularmente en los entornos donde las personas están en contacto cercano, como las escuelas, las universidades y los campamentos. Sin embargo, la cobertura proporcionada por las altas tasas de vacunación limita el tamaño, la duración y la propagación de los brotes de paperas, y por esta razón es mucho más importante que vacune a su hijo según el calendario de vacunación.

Protéjase contra las paperas

Las personas nacidas en 1957 o después, que nunca tuvieron paperas o no han sido vacunadas contra esta enfermedad, están en riesgo de contraerla y deben recibir al menos una dosis de la vacuna MMR. Se recomiendan dos dosis para los adultos que tienen un riesgo más alto, como los estudiantes que están en la universidad, en escuelas técnicas o en programas de capacitación, los viajeros internacionales* y los profesionales de la salud.*

Padres, cuando sus hijos vayan a la universidad, asegúrense de que estén al día con la vacuna MMR. Obtenga más información sobre los casos y brotes de paperas.

Las paperas pueden ser graves

En la mayoría de los niños las paperas son bastante leves. Sin embargo, pueden causar problemas graves de larga duración como los siguientes:

  • encefalitis (inflamación del cerebro),
  • meningitis* (inflamación del tejido que recubre el cerebro y la médula espinal),
  • pérdida de la audición (temporal y permanente),
  • orquitis (inflamación de los testículos) en los hombres que han llegado a la pubertad,
  • ovaritis (inflamación de los ovarios) o mastitis (inflamación de las mamas) en las mujeres que han llegado a la pubertad.

En casos infrecuentes las paperas son mortales.

Cómo pagar la vacuna contra las paperas

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas. Sin embargo, es recomendable que verifique con su proveedor de seguro antes de ir al médico. Sepa cómo puede pagar por las vacunas.

Si no tiene seguro médico o si su seguro no cubre el costo de las vacunas para sus hijos, el Programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés)* puede ayudarlo. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen determinados requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Para averiguar si su hijo reúne los requisitos, visite el sitio web del VFC o pregúntele al médico de su hijo. También puede comunicarse con el coordinador del VFC de su estado.*

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y español)

Más información

Para obtener más información sobre las paperas, los brotes y las vacunas MMR y MMRV, visite:

Arriba