Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Su mejor opción es la vacuna contra la influenza

Familia bajo las hojas que caenVacunarse es la mejor manera de reducir las probabilidades de contraer la influenza estacional y de transmitírsela a los demás. Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse anualmente contra la influenza (gripe). Después de recibir la vacuna, su cuerpo tarda unas dos semanas para producir protección completa. Por lo tanto, ¡adelántese y escoja su mejor opción en la lucha contra la influenza! ¡Protéjase y proteja a sus seres queridos al vacunarse!

Ya llegaron los días más cortos y las noches más frías, una señal de que la temporada de influenza se acerca. La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa que infecta la nariz, la garganta y los pulmones. La gente a menudo confunde el resfriado común con la influenza porque los síntomas son similares. Sin embargo, los resfriados por lo general son más leves. La influenza puede causar complicaciones graves, hospitalizaciones o hasta la muerte. La neumonía y la bronquitis son ejemplos de complicaciones graves relacionadas con la influenza. También puede agravar ciertas afecciones, como la diabetes, el asma y la enfermedad cardiaca o la pulmonar. Las personas sanas también se pueden enfermar con la influenza y tener complicaciones graves. Pero aunque usted sea una de esas personas con suerte, que se recupera rápidamente de la influenza, es posible que quienes lo rodean no tengan esa misma suerte. Usted podría transmitirle la influenza a otra persona antes de saber que está enfermo o mientras tenga la influenza.

Millones de personas se aseguran de vacunarse contra la influenza en el otoño. Muchas lo hacen porque siguen el consejo de su médico u otro profesional de la salud de confianza. Junto con los CDC, la Academia Estadounidense de Pediatría, la Asociación Médica Estadounidense, la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas y muchos otros grupos médicos profesionales recomiendan que se reciba una vacuna anual contra la influenza. Pero hay muchas personas que no se la ponen porque piensan que no funciona o que no vale la pena. Sin embargo, resulta que se han hecho muchas investigaciones que muestran lo importante que puede ser vacunarse.

Madre e hija

Algunos niños de 6 meses a 8 años necesitarán dos dosis de la vacuna contra la influenza para una adecuada protección contra esta enfermedad.

Razones para vacunarse contra la influenza

Si bien la eficacia de la vacuna contra la influenza puede variar, es claro que hay muchas razones para ponerse la vacuna todos los años.

  • La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad.
  • La vacunación contra la influenza puede ayudar a proteger a las personas que están en mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de estos virus, como las mujeres embarazadas, los adultos de edad avanzada, las personas con afecciones crónicas y los niños pequeños (en especial los bebés de menos de 6 meses que son demasiado pequeños para recibir la vacuna).
  • La vacunación contra la influenza también puede hacer que la enfermedad sea más leve en caso de que la contraiga.
  • La vacunación contra la influenza puede disminuir el riesgo de que haya consecuencias más graves a raíz de la enfermedad, como hospitalizaciones.
    • Un estudio* mostró que durante las temporadas de influenza del 2010 al 2012 la vacuna redujo el riesgo de los niños de admisiones a la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP) en un 74 %.  
    • En otro estudio, la vacunación contra la influenza estuvo asociada con una reducción del 71 % en las hospitalizaciones relacionadas con esta afección entre adultos de todas las edades y una reducción del 77 % entre los adultos de 50 años o mayores durante la temporada de influenza 2011-2012.
    • La vacunación contra la influenza es una herramienta preventiva importante para las personas con afecciones crónicas. La vacunación también se ha asociado a tasas más bajas de algunos eventos cardiacos en las personas con enfermedad cardiaca, especialmente en aquellas que han tenido un evento cardiaco en el año previo. La vacunación contra la influenza además ha mostrado estar asociada con menos hospitalizaciones entre las personas con diabetes (79 %) y enfermedad pulmonar crónica (52 %).
    • La vacunación ayuda a proteger a las mujeres durante el embarazo y por varios meses a los bebés después de su nacimiento. Un estudio demostró que administrar la vacuna contra la influenza a mujeres embarazadas tenía un 92 % de eficacia para prevenir hospitalizaciones de bebés relacionadas con esta afección.
    • Otros estudios han demostrado que la vacunación puede reducir el riesgo de hospitalizaciones relacionadas con la influenza en los adultos de edad avanzada. Un estudio que analizó la eficacia de la vacuna durante el curso de tres temporadas de influenza estimó que la vacunación redujo el riesgo de hospitalización en un 61 % entre las personas de 50 años o mayores.

*Las referencias de los estudios listados a continuación se pueden encontrar en Publicaciones sobre los beneficios de la vacuna contra la influenza. Consulte también ¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza?*

Video: Todos necesitan vacunarse

Vea este divertido video [0:30 segundos] para saber por qué ¡todos necesitan la vacuna contra la influenza!

Hay algunas cosas nuevas esta temporada:

Aunque la influenza aparezca y desaparezca cada año, los virus que circulan y causan esta enfermedad cada temporada pueden ser diferentes debido a que cambian constantemente. Las vacunas se elaboran cada año para que protejan contra los virus de la influenza que, según indiquen las investigaciones, serán los más comunes. Las vacunas para la temporada 2016-2017 han sido actualizadas desde la temporada anterior para que concuerden mejor con los virus que están en circulación.

Algo más que es nuevo para la temporada 2016-2017 es que los CDC solo recomiendan que las personas reciban las vacunas contra la influenza inyectables esta temporada. La vacuna viva atenuada contra la influenza (LAIV) –o vacuna en atomizador nasal– no está recomendada para su uso durante la temporada 2016-2017 debido a preocupaciones acerca de su eficacia.* Aun así, hay muchas opciones diferentes de vacunas esta temporada. Algunas protegen contra tres virus de la influenza y algunas protegen contra cuatro.

Los CDC recomiendan el uso de vacunas inyectables contra la influenza (incluidas las vacunas inactivadas y recombinantes) durante la temporada 2016-2017. La vacuna contra la influenza en atomizador nasal (vacuna viva atenuada o LAIV) no debe usarse durante la temporada 2016-2017. 

Ambos tipos de vacunas, las trivalentes (tres componentes) y las cuatrivalentes (cuatro componentes), estarán disponibles. Las vacunas contra la influenza trivalentes incluyen:

Las vacunas contra la influenza cuatrivalentes incluyen:

La vacuna contra la influenza con adyuvante* listada arriba está disponible por primera vez en los Estados Unidos esta temporada. Un adyuvante es un ingrediente de la vacuna que ayuda a crear una respuesta inmunitaria más fuerte en el cuerpo del paciente. Esta nueva vacuna está aprobada para uso en personas de 65 años de edad y mayores. Las personas en este grupo de edad están en alto riesgo de enfermarse gravemente a causa de la influenza; sin embargo, algunas podrían no responder muy bien a la vacunación.  La vacuna en dosis alta, que contiene 4 veces la cantidad de antígeno que la de dosis regular, también está aprobada específicamente para personas de 65 años y mayores. Además, hay vacunas inyectables contra la influenza de dosis regular aprobadas para personas de 65 y mayores, incluida una vacuna recombinante que se elabora sin usar virus de la influenza. Los CDC no expresan preferencia en sus recomendaciones por ninguna de las vacunas aprobadas y recomendadas esta temporada. Lo más importante es que las personas se vacunen, especialmente aquellas que están en alto riesgo de complicaciones por la influenza, entre ellas:

Para obtener la lista completa de las afecciones de alto riesgo, visite Personas en alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza

Todas las personas de 6 meses en adelante deberían recibir la vacuna contra la influenza cada año para finales de octubre, si es posible. Sin embargo, vacunarse más tarde todavía puede ofrecer protección, ya que los virus de la influenza pueden circular hasta mayo en algunas temporadas. Por esta razón, la vacunación debería continuar durante toda la temporada de influenza, incluso hasta enero o después. Algunos niños pequeños podrían necesitar dos dosis de la vacuna. Un proveedor de atención médica puede aconsejar cuántas dosis debería recibir un niño.

Hay algunas personas que no deben vacunarse contra la influenza. Las personas que previamente hayan tenido una reacción alérgica grave a la vacuna contra la influenza, independientemente del componente que se presuma responsable de la reacción, no deben volver a recibir la vacuna contra la influenza. 

Algunas personas pueden creer que si tienen alergia al huevo, no deberían recibir la vacuna contra la influenza. Sin embargo, tener antecedentes de alergia al huevo no debería impedir que se vacunen. De hecho, los CDC y su Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación han actualizado las directrices en relación con la alergia al huevo y recibir las vacunas contra la influenza (gripe).*

Seguridad de la vacuna

Muchas personas creen que las vacunas contra la influenza causan la enfermedad. Pero no pueden causarla. Los efectos secundarios más comunes de la vacuna inyectable contra la influenza son dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar donde se aplicó la inyección, y fiebre o dolores musculares. Estos efectos secundarios NO son la influenza. Si presenta efectos secundarios, por lo general son leves y de corta duración, en especial si se comparan con los síntomas de un caso grave de influenza. En efecto, las vacunas contra la influenza están entre los productos médicos en uso más seguros. Cientos de millones de personas en los Estados Unidos han recibido vacunas contra la influenza en forma segura en los últimos 50 años; asimismo, se han hecho exhaustivas investigaciones que sustentan la seguridad de las vacunas contra la influenza. Los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) vigilan atentamente la seguridad de las vacunas aprobadas para usarse en los Estados Unidos.

La conclusión es que las vacunas contra la influenza pueden reducir las enfermedades de influenza, las visitas al médico, y los días de trabajo y escuela perdidos a causa de esta afección, así como prevenir las hospitalizaciones relacionadas con la influenza. ¿No le parece que vale la pena vacunarse?

Para obtener más información sobre los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza, visite Datos clave de la vacuna contra la influenza estacional.

Dónde vacunarse

Debería encontrar la vacuna contra la influenza amplia y fácilmente disponible en muchos lugares. Visite a su médico u otro profesional de atención médica para recibir la vacuna contra la influenza, o búsquela en otros lugares donde se ofrezca, como por ejemplo, en farmacias, departamentos de salud y tiendas de alimentos. Use el Buscador de vacunas provisto por HealthMap* para buscar lugares de vacunación cercanos.

Arriba