Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Proteja a su hijo contra las enfermedades por Hib

Pareja con bebéAsegúrese de que su hijo reciba todas las dosis de la vacuna contra la Hib para proporcionarle la mejor protección contra las enfermedades causadas por estas bacterias. Las bacterias Hib pueden causar enfermedades serias como la meningitis (una infección del líquido y el recubrimiento que envuelven el cerebro y la médula espinal).

¿Cómo puedo proteger a mi hijo de las enfermedades por Hib?

Las enfermedades causadas por las bacterias Haemophilus influenzae tipo b (Hib) se pueden prevenir con vacunas. Todos los niños menores de 5 años deben ser vacunados contra la Hib. Vacunar a los bebés los protege en el momento en que están en mayor riesgo de contraer las enfermedades y de sufrir los síntomas más peligrosos.

Hay dos tipos de vacuna contra la Hib para los bebés. Con una de las vacunas, su hijo recibe dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad; con la otra, recibe dosis a los 2 y  a los 4 meses de edad. Con las dos vacunas, se les debe dar una dosis de refuerzo entre los 12 y los 15 meses de edad. 

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si tiene preguntas y para asegurarse de que su hijo haya recibido todas las dosis programadas de la vacuna contra la Hib.

Las vacunas contra la Hib son eficaces

Antes de que existieran las vacunas contra la Hib, en los Estados Unidos ocurrían unos 20 000 casos de enfermedad invasiva por Hib al año. Se entiende por "enfermedad invasiva" que las bacterias invaden partes del cuerpo, como la sangre o el líquido cefalorraquídeo, que por lo general están libres de bacterias. Cuando esto sucede, la enfermedad suele ser muy grave, requiere ser tratada en el hospital y, a veces, causa la muerte. Actualmente, con la vacunación continua, hay menos de 50 casos de enfermedad invasiva por Hib al año.

A pesar del éxito de la vacuna contra la Hib, es importante que los padres recuerden que estas bacterias todavía están en circulación. Las bacterias Hib se pueden transmitir a los bebés y niños que no estén protegidos por la vacuna. Si los niveles de vacunación bajan mucho en los Estados Unidos, las enfermedades por Hib pueden volver. Lea la historia de una familia afectada por una enfermedad por Hib.*

Riesgos de la vacuna contra la Hib

Las vacunas contra la Hib son seguras, pero pueden producir efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios son leves o moderados. Esto significa que no afectan las actividades de la vida diaria. Además, desaparecen por sí solos a los pocos días. Pueden producir problemas leves, como fiebre, o enrojecimiento, sensación de calor, inflamación o dolor en el lugar de la inyección.

Madre haciéndole cosquillas a su bebé

Todos los niños deben ser vacunados con la serie completa de inyecciones contra la Hib cuando sean bebés y recibir un refuerzo entre los 12 y los 15 meses de edad.

¿Qué son las enfermedades por Hib?

Las bacterias Hib pueden causar enfermedades invasivas que incluyen infecciones potencialmente mortales como las siguientes:

  • Meningitis (infección del líquido y el recubrimiento del cerebro y la médula espinal).
  • Epiglotitis (hinchazón de la garganta que dificulta la respiración).
  • Neumonía (infección en los pulmones).

Otras formas de enfermedad invasiva por Hib son las infecciones de la sangre, los huesos y las articulaciones.

¿Cómo se transmiten las enfermedades por Hib?

Las bacterias Hib se transmiten a través del contacto con las secreciones mucosas o gotitas respiratorias de la nariz y la garganta de una persona infectada, por lo general cuando tose o estornuda. Las bacterias Hib también se suelen transmitir por las personas que tienen estas bacterias en la nariz y la garganta, pero que no están enfermas.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y español)

Más información

Arriba