Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

¿De dónde viene el sodio? Hay demasiado en muchos alimentos comunes.


Durante el Mes Nacional del Corazón, la edición de febrero de Vital Signs se concentra en la cantidad de sodio en las dietas alimenticias de los estadounidenses y lo que podemos hacer para reducirla. Demasiado sodio aumenta el riesgo de presión arterial alta en las personas. Esta afección con frecuencia conlleva a enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades vasculares.

La mayoría del sodio que consumimos proviene de alimentos procesados y preparados en restaurantes, por lo que forma parte de ellos y no se puede sacar. Infórmese sobre lo que puede hacer para reducir el sodio en su alimentación.

Puntos destacados del informe:

Ingredientes de alimentos

Los niveles de sodio en un mismo tipo de alimento pueden variar de acuerdo a las marcas, así que asegúrese de leer las etiquetas nutricionales.

  • Cerca del 90% de los estadounidenses consume más sodio de lo recomendado para una alimentación saludable.
  • Si se reduce el sodio que consumen en promedio los estadounidenses en unos 1,200 mg al día, se ahorrarían unos $20 mil millones en gastos médicos.
  • También es importante tener en cuenta la clase de alimento: más del 40% del sodio proviene de los siguientes 10 alimentos: panes y panecillos, carnes frías y curadas como el jamón o pavo que se venden en el delicatessen o que vienen empacadas, pizza, productos avícolas frescos y procesados, sopas, sándwiches, hamburguesas, queso, pastas*, platos con carnes como tortas de carne con pasta de tomate y refrigerios como papitas, chips, pretzels y palomitas de maíz.
  • También hay que tener en cuenta las marcas de los alimentos. Los niveles de sodio en los alimentos pueden variar de acuerdo con la marca. Por ejemplo, el contenido de sodio en el caldo de fideos con pollo puede tener una diferencia de hasta 840 miligramos (mg) por ración.
  • Cerca del 65% del sodio que se consume proviene de alimentos comprados en tiendas al detal, por lo que usted debe buscar las opciones con menos sodio. Cerca del 25% proviene de los alimentos preparados en restaurantes y puede ser difícil para las personas saber cuánto sodio contienen las comidas que sirven.
  • Los estadounidenses consumen en promedio cerca de 3,300 mg de sodio al día. Las Guías alimentarias de los estadounidenses recomiendan que se limite el sodio a menos de 2,300 mg al día y unos 6 de cada 10 adultos deberían limitar aún más el consumo de sodio a 1,500 mg al día.**

*En la categoría de platos de pasta no se incluye el macarrón con queso, que constituye una categoría por sí mismo.

Es un reto consumir menos sodio.

Puede ser un reto reducir el sodio en la dieta alimenticia, ya que puede estar incluido en los alimentos en forma inesperada. Es más, alimentos que de otra manera parecen saludables pueden tener altos niveles de sodio (como el requesón y la pechuga de pavo para sándwiches). Algunos de los alimentos que usted consume varias veces al día, como el pan, pueden agregar bastante sodio aunque cada ración individual no contenga mucho. Sin embargo, usted puede tomar varias medidas para reducir el sodio en su dieta alimenticia.

¿Qué se puede hacer?

Esta edición de Vital Signs de los CDC muestra formas que nos pueden ayudar a reducir el sodio en nuestra dieta alimenticia:

Los sitios que producen, venden o sirven alimentos pueden:

  • Considerar unirse voluntariamente a iniciativas encaminadas a reducir el sodio como la Iniciativa Nacional para la Reducción de la Sal (http://www.nyc.gov/health/salt en inglés).
  • Dar opciones a los consumidores para ayudarles a reducir el sodio en sus dietas al:
    • Ofrecer alimentos con menos contenido de sodio.
    • Solicitar a los fabricantes de alimentos que suministren alimentos con menos contenido de sodio.
  • Reducir por etapas la cantidad de sodio que agregan a los alimentos que venden o sirven.
  • Limitar la cantidad de sodio en los productos alimenticios.
  • Brindar información sobre el contenido de sodio en los alimentos.

El gobierno federal:

  • Con su iniciativa nacional "Million Hearts™" o "Un millón de corazones", busca prevenir un millón de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en los próximos cinco años (http://millionhearts.hhs.gov) (en inglés). La reducción del consumo de sodio en la población es una parte importante de esta iniciativa.
  • Está fomentando que las agencias y departamentos adopten las directrices de HHS/GSA o guías similares de adquisición que definen cuál es el contenido máximo de sodio en los productos que se venden o sirven en sus establecimientos (www.cdc.gov/chronicdisease/resources/guidelines/food-service-guidelines.htm) (en inglés).
  • Está mejorando la recolección de datos sobre el sodio, incluso de la cantidad de sodio que consumen las personas y sus conocimientos, conductas y resultados de salud.

Los departamentos locales y estatales de salud pueden:

  • Crear e implementar esfuerzos que:
    • Aumenten la concientización del público sobre la cantidad de sodio que se añade a los alimentos procesados y envasados.
    • Incrementen la concientización del público sobre los resultados en la salud por consumir una dieta alimenticia alta en sodio.
    • Ayuden a reducir el sodio en la dieta alimenticia de las personas.
  • Fomentar la reducción de la cantidad de sodio en los alimentos que se compran en cafeterías y máquinas expendedoras de alimentos.

Todos podemos:

  • Optar por comprar opciones saludables y hablar con nuestro proveedor de alimentos o personal de nuestro restaurante favorito para que ofrezca opciones de alimentos con menos sodio.
  • Leer las etiquetas nutricionales al comprar alimentos para saber cuáles son las opciones de nuestros alimentos favoritos con menos sodio.
  • Consumir una dieta alimenticia rica en frutas y verduras frescas y congeladas sin salsas.
  • Limitar el consumo de alimentos procesados ricos en sodio.
  • Al salir a comer fuera, pedir opciones con menos sodio.
  • Apoyar las iniciativas para reducir el sodio en los alimentos que se venden en cafeterías y máquinas expendedoras de alimentos.

**Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Usual sodium intakes compared with current dietary guidelines---United States, 2005-2008. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2011 Oct 21; 60(41):1413-7 (en inglés).

Más información (en inglés y español)

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z