Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

10 razones para vacunarse

Hijos adultos con los padresHay muchas razones importantes para vacunarse. Hable con su médico para asegurarse de estar al día con las vacunas apropiadas para usted.

¿Sabía que los adultos también necesitan vacunas? Si no sabía, no es el único. Muchos adultos en los EE. UU. no saben de las vacunas recomendadas para ellos y esto significa que no están aprovechando la mejor protección disponible contra una cantidad de enfermedades graves.

Hay muchas razones para vacunarse; estas son solo diez de ellas:

  1. Usted puede estar en riesgo de contraer enfermedades graves que podrían prevenirse con vacunas. Muchas de estas enfermedades (como la influenza [gripe], tosferina y culebrilla) son comunes en los EE. UU. y muchas se pueden propagar fácilmente.
  2. Usted puede tener un riesgo mayor de complicaciones por ciertas enfermedades si tiene una afección crónica o el sistema inmunitario debilitado. Los adultos con afecciones crónicas como enfermedad cardiaca, diabetes o enfermedad pulmonar y aquellos que tengan el sistema inmunitario debilitado tienen más probabilidades de presentar complicaciones por ciertas  enfermedades graves prevenibles con vacunas. Estas complicaciones pueden incluir enfermedades de larga duración, hospitalización e incluso la muerte.
  3. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud (NHIS) del 2014:

    • Solo cerca de 1 de cada 5 adultos (20 %) de 19 años o más había recibido la vacuna Tdap que brinda protección contra el tétanos, la difteria y la tosferina (pertussis o tos convulsa).
    • Solo cerca de 1 de cada 5 adultos (20 %) de 19 a 64 años con ciertas afecciones de alto riesgo había recibido la vacuna antineumocócica.
    • Solo cerca de 1 de cada 4 adultos (28 %) de 60 años y mayores había recibido la vacuna contra la culebrilla.

    ¿Qué vacunas necesita?

    Todos los adultos deben recibir:

    • La vacuna contra la influenza (gripe) anual para protegerse contra la influenza estacional.
    • La vacuna Td o Tdap para protegerse contra el tétanos, la difteria y la tosferina.

    Algunas vacunas adicionales que usted puede necesitar (dependiendo de su edad, afecciones que tenga y otros factores) incluyen:

    • Vacuna contra la hepatitis A
    • Vacuna contra la hepatitis B
    • Vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH)
    • Vacuna antimeningocócica
    • Vacuna antineumocócica
    • Vacuna contra la culebrilla (herpes zóster)

    Infórmese más acerca de las vacunas para adultos y averigüe cuáles se recomiendan para usted.
    ¿De viaje al extranjero? Puede que necesite vacunas adicionales dependiendo del lugar al que viaje. Averígüelo ahora.*

  4. Usted puede reducir la probabilidad de contagiarles una enfermedad grave a sus seres queridos. La mayoría de las enfermedades prevenibles con vacunas pueden ser contagiosas, como la influenza, meningitis y tosferina. Recibir las vacunas recomendadas para usted puede reducir el riesgo de que se enferme y les contagie la enfermedad a los demás.
  5. Usted puede ayudar a proteger a aquellos que no se pueden vacunar. Es posible que las personas con ciertas afecciones o estados (como las mujeres embarazadas o las personas que están recibiendo tratamiento contra el cáncer) no puedan recibir ciertas vacunas y sean muy vulnerables a las enfermedades. Las vacunas pueden ayudar a prevenir la propagación de las enfermedades contagiosas a ellas. Por ejemplo, los recién nacidos que son muy jóvenes para recibir la vacuna contra la tosferina también tienen más riesgo de enfermarse de gravedad si la contraen. En casos en que se conoce la fuente, 4 de cada 5 bebés contrajeron la enfermedad de alguien en la casa: uno de los padres, hermanos, abuelos o la niñera.
  6. Usted no tiene tiempo de enfermarse. Usted tiene muchas responsabilidades para correr el riesgo de enfermarse; hay personas que dependen de usted en el trabajo y en casa. Las vacunas pueden ayudarlo a mantenerse sano para que no pierda tiempo al enfermarse.
  7. No quiere perderse lo que es importante para usted. Pasar tiempo con la familia y los amigos o sacar tiempo para sus actividades preferidas puede no ser posible si se enferma. Las vacunas pueden ayudarlo a mantenerse sano y a disfrutar lo que le gusta hacer.
  8. No quiere pagar el precio de enfermarse. Los adultos que contraen una enfermedad prevenible con vacunas enfrentan el costo económico de las visitas al médico y del tratamiento, además de otros costos como tomar tiempo de licencia laboral, contratar niñeras y el trasporte para ver a los profesionales de la salud.
  9. Le gusta viajar o tiene que viajar debido al trabajo. Los viajes pueden ofrecer oportunidades interesantes, pero también lo pueden poner en riesgo de contraer ciertas enfermedades. Asegúrese de que solo regresará con buenos recuerdos, ¡no con enfermedades! Si va a viajar al extranjero, podría necesitar vacunas adicionales. Vea la lista de verificación de vacunas y viajes.*
  10. Usted quiere tener la tranquilidad que le da proteger su salud. A veces las personas no se vacunan hasta que escuchan que hay brotes de enfermedades como la tosferina o la influenza en sus comunidades. Pero el momento para vacunarse es antes de que lleguen las enfermedades. Es importante estar al día con las vacunas porque nadie puede predecir cuándo se presentarán las enfermedades.
  11. ¡Usted no se quiere sentir miserable si puede evitarlo! Nadie quiere sentirse enfermo. ¡Hay más de una docena de enfermedades contra las que se puede proteger con solo vacunarse! Las vacunas para los adultos están disponibles en los consultorios de los médicos, departamentos de salud, farmacias e incluso en los lugares de trabajo.

Dé los siguientes pasos para proteger su salud y vacúnese:

No espere. ¡Vacúnese!

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Arriba