Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Día Nacional de Concientización sobre el VIH y SIDA en las Mujeres y Niñas, 2015

dos mujeres sonrientesEl Día Nacional de Concientización sobre el VIH y SIDA en las Mujeres y Niñas se celebra el 10 de marzo para aumentar la concientización sobre cómo las mujeres pueden protegerse y proteger a sus parejas del VIH.   

El Día Nacional de Concientización sobre el VIH y SIDA en las Mujeres y Niñas* es una fecha anual en la que organizaciones y comunidades de todo el país se unen para ayudar a las mujeres y las niñas adolescentes a que tomen medidas para protegerse y proteger a sus parejas del VIH mediante la prevención, las prueba de detección y el tratamiento. Esta conmemoración es patrocinada por la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

El VIH en las mujeres y las niñas adolescentes

El VIH sigue siendo un problema de salud significativo para las mujeres y  las niñas adolescentes, quienes en el 2011 representaron el 23 % (280 200) de los 1.2 millones de personas que tenían el VIH en los Estados Unidos. En el 2013, uno de cada cinco (9278) de los  47 165 nuevos diagnósticos estimados de infecciones por el VIH se realizaron en mujeres y niñas adolescentes de más de 13 años. La mayoría de esos diagnósticos (87 %) fueron atribuidos a casos por contacto heterosexual. Aunque estas cifras siguen siendo muy altas, los datos disponibles más recientes sobre el VIH entre las mujeres y niñas adolescentes muestran algunas tendencias prometedoras. La tasa de diagnósticos del VIH entre las mujeres adultas y  adolescentes disminuyó de 8.3 por cada 100 000 en el 2009 a 6.9 por cada 100 000 en el 2013; esto se debió en parte a una reducción del 21 % en la cifra de infecciones por el VIH entre las mujeres afroamericanas entre el 2008 y el 2010.

El VIH continúa afectando de manera desproporcionada a las mujeres afroamericanas e hispanas o latinas. La tasa de infecciones por el VIH en las mujeres afroamericanas sigue siendo la más alta entre todas las mujeres; es 19 veces más alta que la de las mujeres blancas y casi cuatro veces más alta que la de las hispanas o latinas. Las mujeres afroamericanas enfrentan varios retos que contribuyen a sus tasas más altas de infección por el VIH. Entre otros factores, la mayor cantidad de personas que tienen el VIH (prevalencia) en una comunidad puede aumentar el riesgo de infección por el VIH en cada nuevo encuentro sexual.

Aunque la mayoría (88 %) de las mujeres que tenían el VIH en el 2011 sabía que tenía la infección, menos de la mitad (45 %) de ellas estaba recibiendo atención médica. A un porcentaje aún menor se le recetó medicamentos antirretrovirales para tratar el VIH (41 %), y menos de un tercio (32 %) había alcanzado la inhibición viral. La  terapia antirretroviral (TARV) reduce la cantidad de virus (carga viral) en la sangre y los líquidos corporales y puede mantener a las personas con el VIH sanas por muchos años, reduciendo en gran manera su posibilidad de transmitir el VIH a sus parejas sexuales, si se toman los medicamentos en forma correcta y constante. Las pruebas de detección, el diagnóstico y alcanzar la inhibición viral mediante el tratamiento son esenciales para reducir las nuevas infecciones y mejorar la salud de las personas con el VIH.

* Los hispanos o latinos pueden ser de cualquier raza. 

¿Qué pone en riesgo a las mujeres y las niñas adolescentes?

  • Tener relaciones sexuales sin usar condón u otro tipo de protección (es decir, medicinas contra el VIH como la profilaxis prexposición (PrEP, por sus siglas en inglés)
  • Las relaciones sexuales anales son el tipo de relación sexual más riesgoso para la transmisión del VIH.
  • Tener relaciones sexuales alguna vez sin usar condón u otro tipo de protección con una pareja masculina que también tenga relaciones sexuales con hombres.
  • Consumir alcohol y drogas, lo cual puede llevar a conductas sexuales riesgosas.
  • Haber sido víctima de abusos sexuales puede llevar a tener dificultad para rehusarse a tener relaciones sexuales no deseadas, al intercambio de sexo por drogas o a adoptar conductas sexuales riesgosas.
  • Tener más de una pareja sexual aumenta la probabilidad de que usted tenga relaciones sexuales con alguien que esté infectado por el VIH u otra enfermedad de transmisión sexual (ETS).

¿Qué pueden hacer las mujeres?

  • Hacerse la prueba del VIH, sola o con su pareja. Para encontrar un lugar cercano donde hacerse la prueba del VIH, llame al 1-800-CDC-INFO (232-4636), visite el sitio web http://gettested.cdc.gov/es o envíe un mensaje de texto con su código postal a KNOW IT (566948). También puede comprar un kit de prueba casero por Internet o en la farmacia.
  • Si usted tiene el VIH, empiece el tratamiento tan pronto como sea posible con los medicamentos contra este virus (también conocidos como terapia antirretroviral o TARV), y no deje el tratamiento. La TARV puede disminuir lo suficiente el nivel del virus en su organismo como para mejorar su salud, prolongar su vida y prevenir que usted propague el VIH a los demás.
  • Hacerse la prueba de otras ETS como la gonorrea, sífilis y clamidia, e insistirles a sus pareja en que lo hagan también. Tener otras enfermedades de transmisión sexual aumenta su probabilidad de contraer el VIH.
  • Elegir no tener relaciones sexuales o tenerlas con una sola pareja y acordar tener relaciones sexuales solo entre ustedes.  Ambas personas deben hacerse la prueba del VIH y contarle a la otra los resultados antes de decidir tener relaciones sexuales.
  • Elegir conductas sexuales menos riesgosas. Las relaciones sexuales anales, en particular si usted es la pareja receptiva, son el tipo de actividad sexual que implica el mayor riesgo de contraer el VIH. las relaciones sexuales vaginales implican mucho menos riesgo y las relaciones sexuales orales tienen mucho menos riesgo que las anales o vaginales.
  • Usar condones de látex masculinos o femeninos correctamente todas las veces que tenga relaciones sexuales anales o vaginales. Los condones son el único método anticonceptivo eficaz que también ayuda a reducir el riesgo de transmisión del VIH y de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual o ETS.*
  • Hablar con su médico acerca de los medicamentos para prevenir la infección por el VIH (conocidos como profilaxis prexposición o PrEP) si usted tiene relaciones sexuales sin protección de manera habitual con una persona que tenga o que pueda tener el VIH.
  • Ver a un médico inmediatamente si usted tiene relaciones sexuales con alguien que tenga o pueda tener el VIH, si usted no está tomando ya los medicamentos de la PrEP. Comenzar a tomar los medicamentos del tratamiento conocido como profilaxis posexposición o PEP, por sus siglas en inglés, dentro de los tres días siguientes a la posible exposición reduce su probabilidad de contraer el VIH.
  • Limitar la cantidad de personas con quienes tiene relaciones sexuales. Mientras menos parejas tenga, menor será su probabilidad de tener relaciones sexuales con alguien infectado por el VIH.
  • No compartir equipo de inyección de drogas, como agujas, jeringas, parafernalia o cualquier cosa que la ponga en contacto con la sangre o los líquidos corporales de otra persona.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Arriba