Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal
Share
Compartir

Nuevo informe: la salud mental de los niños


El término trastorno mental infantil abarca todos los trastornos mentales que se pueden diagnosticar y que comienzan en la niñez (por ejemplo, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el síndrome de Tourette y los trastornos de conducta, del humor y la ansiedad, del espectro autista, etc.). Los trastornos mentales en los niños se describen como cambios serios en la manera típica en que ellos aprenden, se comportan o controlan sus emociones. Por lo general, los síntomas comienzan en los primeros años de la infancia, aunque algunos de los trastornos pueden aparecer en la adolescencia. El diagnóstico se hace a menudo durante los años escolares y a veces antes. Sin embargo, es posible que a algunos niños no se les diagnostique o detecte el trastorno mental que tienen.

Los trastornos mentales infantiles se pueden tratar y controlar. Las estrategias de salud pública eficaces —tales como educar al público acerca de los trastornos, hacer pruebas a los niños para detectar problemas, proveer intervención temprana y tratamiento eficaz— pueden hacer que los trastornos sean menos graves o incluso, en algunos casos, prevenir su aparición. El diagnóstico temprano y los servicios adecuados para los niños y sus familias pueden marcar la diferencia en las vidas de los pequeños con trastornos mentales.

Un asunto importante de salud pública

La salud mental es importante para la salud en general. Sin un diagnóstico temprano ni tratamiento, los niños con trastornos mentales pueden tener problemas en el hogar, en la escuela y para hacerse amigos, lo cual puede evitar que se desarrollen de una manera sana. Si no reciben tratamiento, estos niños pueden seguir teniendo problemas cuando sean adultos y durante toda su vida. Debido al impacto que tienen en los pequeños, sus familias y comunidades, los trastornos mentales de los niños son un asunto importante de salud pública en los Estados Unidos.

Los trastornos mentales de los niños afectan a muchos pequeños y a sus familias. Con base en hallazgos de estudios previos, se calcula que entre el 13 y el 20 % de los niños que viven en los Estados Unidos (hasta 1 de cada 5) experimenta un trastorno mental en un año determinado (1). Se calcula que cada año se gastan 247,000 millones de dólares en trastornos mentales infantiles (1).

Control de la salud mental de los niños

Niño y adulto tomados de la manoLa vigilancia de salud pública —que es la recolección y el control de la información de salud del público a lo largo del tiempo— es un primer paso para entender mejor los trastornos mentales infantiles y promover la salud mental de los pequeños. El control continuo y sistemático de la salud mental y de los trastornos mentales ayudará a:

  • aumentar el entendimiento de las necesidades de salud mental de los niños;
  • proporcionar a la investigación información acerca de los factores que aumentan el riesgo y promueven la prevención;
  • averiguar qué programas son eficaces en la prevención de trastornos mentales y en la promoción de la salud mental de los niños, y
  • analizar si los esfuerzos en el tratamiento y la prevención son eficaces.

El nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Vigilancia de la salud mental en niños de los Estados Unidos (Mental Health Surveillance among Children - United States), 2005-2011* (2), describe los esfuerzos federales en el control de los trastornos mentales y presenta cálculos de la cantidad de niños con trastornos mentales específicos. El informe se elaboró con la colaboración de socios federales clave, la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés), el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), y la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA). Es un importante paso para entender mejor estos trastornos y el impacto que tienen en los niños.

Este informe es el primero en monitorear la cantidad de niños estadounidenses entre los 3 y los 17 años que tienen trastornos mentales específicos, al recopilar información de distintas fuentes de datos que cubren el periodo 2005-2011. Provee información acerca de los trastornos mentales infantiles donde hay monitoreo reciente o continuo. Estos incluyen el TDAH, los trastornos de conducta disruptiva —como el trastorno de oposición desafiante y de conducta—, los trastornos del espectro autista, del humor y la ansiedad —incluida la depresión—, los trastornos por consumo de sustancias tóxicas, y el síndrome de Tourette. El informe también incluye información sobre unos pocos indicadores de salud mental, en especial días no saludables mentalmente y suicidio.

¿A quiénes afecta?

Los padres reportan que el TDAH fue el diagnóstico más prevalente entre niños de 3 a 17 años. Los datos entre el 2005 y el 2011 muestran las siguientes tasas:

  • TDAH (6.8 %)
  • Problemas de comportamiento o conducta (3.5 %)
  • Ansiedad (3.0 %)
  • Depresión (2.1 %)
  • Trastornos del espectro autista (1.1 %)
  • Síndrome de Tourette (0.2 %) (en niños de entre 6 y 17 años)

En el uso de sustancias tóxicas entre adolescentes de 12 a 17 años:

  • Trastorno por consumo de drogas ilícitas en el año anterior (4.7 %)
  • Trastorno por consumo excesivo de alcohol en el año anterior (4.2 %)
  • Dependencia del cigarrillo en el mes anterior (2.8 %)

Los cálculos de diagnósticos más recientes fueron más bajos que los de "en algún momento", es decir los que se refieren a si un niño recibió en algún momento un diagnóstico.

El suicidio, que puede resultar de la interacción de trastornos mentales y otros factores, fue la segunda causa principal de muerte entre niños de 12 a 17 años en el 2010.

Niños y niñas de todas las edades, antecedentes étnicos y raciales, y regiones de los Estados Unidos padecen trastornos mentales. Respecto de la salud mental de los niños de 3 a 17 años, se sabe lo siguiente:

  • La cantidad de niños con un trastorno mental aumenta con la edad, con la excepción de los trastornos del espectro autista, que registran su cifra más alta entre niños de 6 a 11 años.
  • Los niños varones tenían más probabilidades que las niñas de tener la mayoría de los trastornos, incluido el TDAH, problemas de comportamiento o conducta, trastornos del espectro autista, ansiedad, síndrome de Tourette y dependencia del cigarrillo.
  • Los adolescentes varones, de 12 a 17 años, tenían más probabilidades que las niñas de suicidarse.
  • Las adolescentes tenían más probabilidades que los varones de tener un trastorno por consumo de alcohol.
  • Las adolescentes tenían más probabilidades que los varones de tener depresión.

Mirar hacia el futuro

La salud pública incluye la salud mental. Los CDC trabajaron con varias agencias para resumir y difundir esta información. Aprovechar las fortalezas de estas agencias asociadas ayudará a crear mejores maneras de documentar la cantidad de niños que tienen trastornos mentales, a entender mejor cómo los afectan y a mejorar los esfuerzos para monitorear su estado de salud mental. Este informe es un paso importante para reconocer el impacto de los trastornos mentales infantiles y desarrollar enfoques de salud pública que aborden la salud mental de los niños.

Lo que puede hacer

Padre/madre: Usted conoce a su hijo mejor que nadie. Hable con el profesional de la salud que atiende a su hijo si tiene alguna preocupación acerca de la manera en que el niño se comporta en la casa, la escuela o con los amigos.

Profesionales de la salud: Es muy importante tener un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado que se base en directrices actualizadas. Hay recursos* disponibles para ayudar a diagnosticar y tratar los trastornos mentales de los niños.

Profesores/administradores de la escuela: La identificación temprana es importante para que los niños puedan recibir la ayuda que necesitan. Trabaje con las familias y los profesionales de la salud si tiene alguna preocupación sobre la salud mental de un niño en su escuela.

Referencias

1. National Research Council and Institute of Medicine. Preventing mental, emotional, and behavioral disorders among young people: progress and possibilities. Washington, DC: The National Academic Press; 2009.

2. Centers for Disease Control and Prevention. Mental Health Surveillance among Children in the United States. MMWR 2013;62(Suppl; May 16, 2013):1-35.

*Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y en español)

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z