Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

El VPH en comunidades de personas de color

Una madre con su hijo sonriendoPóngase la vacuna o hágase la prueba de detección para prevenir el cáncer relacionado con el VPH en su comunidad.

El VPH no discrimina

El VPH (virus del papiloma humano) es tan común que casi todas las personas sexualmente activas lo contraerán en algún momento de su vida. Todo el mundo corre el riesgo de contraer el VPH y los cánceres causados por este virus, razón por la cual la vacunación y las pruebas de detección son tan importantes. Hay varios factores que han aumentado el riesgo de tener cánceres relacionados con el VPH en las comunidades de personas de color. Factores de disparidad en la salud que incluyen la situación socioeconómica y el acceso limitado a los servicios de atención médica1 han hecho que para las minorías sea difícil superar la carga del cáncer.

Aumentar la vacunación y detección temprana del cáncer, fomentar estilos de vida saludables y ampliar el acceso a la atención médica ayudan a reducir las desigualdades respecto del cáncer incluidos los cánceres relacionados con el VPH en los grupos de mayor riesgo.

Cánceres relacionados con el VPH en comunidades de personas de color

Gráfico: Tasas de incidencia del cáncer de cuello uterino por raza y grupo étnico, EE. UU., 1999-2011

Fuente de los datos sobre incidencia: Datos combinados del Programa Nacional de Registros del Cáncer, tal como fueron enviados a los CDC, y del programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales, tal como fueron enviados al Instituto Nacional del Cáncer en noviembre del 2013.

El VPH puede causar cánceres de cuello uterino, vagina, vulva, ano, pene y orofaríngeo (boca/garganta). El cáncer más común relacionado con el VPH en las mujeres es el cáncer del cuello uterino. Aunque el cáncer de cuello uterino se presenta con más frecuencia en las mujeres hispanas, las mujeres de raza negra tienden a vivir 5 años menos y una mayor cantidad de estas mueren en comparación con las de cualquier otra raza que reciben un diagnóstico de cáncer de cuello uterino.2

Cada año, se diagnostican más de 9300 cánceres relacionados con el VPH en hombres. Los hombres tienen tasas más altas de cáncer de boca o garganta causado por el VPH que las mujeres. El cáncer de boca o garganta es más común en hombres y mujeres de raza blanca y negra, y menos común en hombres y mujeres asiáticos e isleños del Pacífico, indoamericanos o nativos de Alaska. En lo que se refiere al cáncer de pene relacionado con el VPH, los hombres hispanos tienen tasas más altas de casos de esta enfermedad que los hombres no hispanos.

Cómo los cánceres relacionados con el VPH afectan a las mujeres de color

Cada año, los cánceres relacionados con el VPH afectan a cerca de 17 600 mujeres. Los cánceres relacionados con el VPH afectan a las mujeres de color con más frecuencia que a las mujeres de raza blanca no hispanas. Cerca de 4000 mujeres mueren al año a causa del cáncer de cuello uterino, con una cantidad tres veces mayor de mujeres de raza negra que mueren en comparación con mujeres de raza blanca en el mismo grupo de edad.3 Esta enfermedad se puede prevenir, así que ninguna mujer debería morir de cáncer de cuello uterino. Sin embargo, las cifras son perturbadoras.

Gráfico: Tasas de mortalidad por cáncer de cuello uterino por raza y grupo étnico, EE. UU., 1999-2011

Fuente de los datos sobre mortalidad: Archivos de mortalidad de los EE. UU., Centro Nacional de Estadísticas de Salud, CDC.

Estas cifras pueden evitarse en las comunidades de personas de color, especialmente porque la mayoría de las infecciones por el VPH que causan estos cánceres pueden prevenirse. Los métodos de prevención como la vacunación y las pruebas de detección son fundamentales para reducir los riesgos de cáncer en las minorías. Hasta el 93 % de los cánceres de cuello uterino se podrían prevenir con las pruebas de detección y la vacuna contra el VPH.7

  • A las mujeres de color se les diagnostica cáncer de cuello uterino en una etapa más avanzada que a las mujeres de raza blanca; solo el 48 % de las mujeres de raza negra recibe el diagnóstico de cáncer de cuello uterino invasivo en una etapa inicial, en comparación con el 56 % de las mujeres de raza blanca.4
  • Las mujeres de raza negra tienen más probabilidades de morir a causa del cáncer de cuello uterino que las mujeres de otras razas o grupos étnicos.5,6
  • Las mujeres de raza negra también tienen tasas más altas de cáncer de vagina causado por el VPH.
  • Las mujeres hispanas tienen las tasas más altas de cáncer de cuello uterino en los Estados Unidos. Por cada 100 000 mujeres que viven en los EE. UU., cerca de 11 mujeres hispanas reciben el diagnóstico de cáncer de cuello uterino, en comparación con solamente siete mujeres no hispanas.
  • Las tasas de incidencia del cáncer de cuello uterino son cinco veces más altas en las mujeres vietnamitas-estadounidenses que en las mujeres de raza blanca.

Prevención de los cánceres relacionados con el VPH

¡Es cierto! Usted puede prevenir el cáncer. La vacuna contra el VPH puede prevenir las infecciones por este virus que con más frecuencia causan estos cánceres. La vacuna contra el VPH puede disminuir las tasas de cáncer relacionado con este virus y ayudar a mejorar la salud tanto de hombres como de mujeres en las comunidades de personas de color en todo el país. Los CDC recomiendan que todos los preadolescentes (de 11 o 12 años) reciban tres dosis de la vacuna contra el VPH antes de cumplir 13 años, para protegerse contra el cáncer de cuello uterino y anal, y contra las verrugas genitales. Además de la vacuna, los programas de detección del cáncer de cuello uterino también son fundamentales para reducir la carga de esta enfermedad. En el 2012, ocho millones de mujeres en los EE. UU., de entre 21 y 65 años, reportaron no haberse hecho las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en los últimos 5 años. Esto significa que muchas mujeres corren el riesgo de no detectar esta enfermedad antes de que se extienda.

Solo existen programas de detección para el cáncer de cuello uterino. No hay programas de detección para otros cánceres relacionados con el VPH, lo que hace que la vacuna contra este virus sea aun más importante para prevenir los cánceres relacionados con el VPH.

La vacuna 9-valente contra el VPH ofrece mayor protección

Gráfico: Tipos de VPH incluidos en la vacuna

La vacuna 9-valente contra el VPH protege contra más tipos de VPH; sin embargo, todas las vacunas contra el VPH protegen contra los tipos 16 y 18 que son los que causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH.

Recientemente, los CDC recomendaron una tercera vacuna contra el VPH; esta vacuna puede proteger contra cinco tipos adicionales de VPH que pueden causar precáncer y cáncer de cuello uterino.8 Similar a las primeras dos vacunas contra el VPH (la bivalente y la cuadrivalente), la vacuna 9-valente contra el VPH protege contra los tipos 16 y 18 de VPH, que son los que causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH. En los Estados Unidos, los tipos 16 y 18 del VPH causan aproximadamente 6 de cada 10 cánceres invasivos relacionados con el VPH. La vacuna 9-valente contra el VPH también protege contra cinco tipos adicionales del virus: los tipos 31, 33, 45, 52 y 58 del VPH. El diez por ciento, o uno de cada 10, de los casos de cáncer invasivo relacionado con el VPH es causado por uno de los cinco tipos adicionales incluidos ahora en la vacuna 9-valente contra el VPH.

Lo que usted puede hacer

Usted puede ayudar a prevenir los cánceres relacionados con el VPH al hacer que les pongan la vacuna a sus hijos y al alentar a las mujeres en su comunidad a que se hagan la prueba de detección del cáncer de cuello uterino (prueba de Papanicoláu). Si su hijo o hija preadolescente no ha comenzado a recibir la serie de vacunas contra el VPH, o no ha terminado la serie, llame a su médico o enfermero para hacer una cita para que le pongan la vacuna. Si tiene un hijo o una hija adolescente que aún no ha recibido la vacuna, no es demasiado tarde. Todavía pueden ponérsela. Recuerde que cada vez que su hijo o hija visite al médico o al enfermero es una oportunidad para hablar sobre la prevención del cáncer relacionado con el VPH.

Infórmese e informe a su familia y comunidad acerca del VPH y la vacuna contra este virus. ¡Póngase la vacuna o hágase la prueba de detección para prevenir la propagación de los cánceres relacionados con el VPH en su comunidad! Visite el sitio web de los CDC* para obtener más información.

Referencias (en inglés)

  1. Division of Cancer Prevention and Control: Factors That Contribute to Health Disparities in Cancer
  2. McCarthy, Anne Marie et al. "Racial/ethnic and Socioeconomic Disparities in Mortality among Women Diagnosed with Cervical Cancer in New York City, 1995–2006." Cancer causes & control: CCC 21.10 (2010): 1645–1655. PMC.
  3. United States Cancer Statistics: 1999–2011 Incidence and Mortality Web-based Report.
  4. Freeman HP, Wingrove BK. Excess Cervical Cancer Mortality: A Marker for Low Access to Health Care in Poor Communities. Rockville, MD: National Cancer Institute, Center to Reduce Cancer Health Disparities, May 2005. NIH Pub. No. 05-5282.
  5. United States Cancer Statistics: 1999–2011 Incidence and Mortality Web-based Report.
  6. National Center for Health Statistics (NCHS), Health, United States, 2002, Table 30.
  7. CDC Vital Signs. "Cervical Cancer is Preventable." November 2014[1.5 MB].
  8. Use of 9-Valent Human Papillomavirus (HPV) Vaccine: Updated HPV Vaccination Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices MMWR Rep 2015;64: 300-304.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Arriba