Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Nutrición, obesidad y actividad física


Todos los días, casi 133,000 escuelas del país tienen la oportunidad de enseñar a 55 millones de alumnos sobre salud y destrezas para practicar hábitos saludables2. Las escuelas pueden crear ambientes propicios para que los estudiantes coman en forma saludable y se mantengan activos a través de prácticas y políticas que apoyan el ejercicio regular y la alimentación sana. Además, las escuelas fomentan que los estudiantes aprendan sobre decisiones de estilos de vida saludable y practiquen conductas saludables.

Personas pesándose en balanzas de pie

Los adolescentes hispanos o latinos nacidos nacidos en los Estados Unidos de padres inmigrantes tienen más del doble de probabilidad de tener sobrepeso que los adolescentes hispanos nacidos en el extranjero y radicados en este país.1

Obesidad en niños y adolescentes     

Existen disparidades raciales y étnicas significativas en cuanto a la obesidad en los niños y adolescentes de los EE. UU. Los índices crecientes de obesidad y afecciones relacionadas, como diabetes tipo 2, alto colesterol en la sangre e hipertensión arterial, muestran una tendencia alarmante entre los niños y jóvenes hispanos o latinos que viven en los EE. UU.3

La obesidad afecta en la actualidad al 17% de todos los niños y adolescentes en los Estados Unidos.4 El porcentaje de adolescentes y niños obesos se triplicó de 1980 al 2008.5 Tan solo en el 2008, más de un tercio de los niños y adolescentes estadounidenses eran obesos o tenían sobrepeso.4 Estas cifras son todavía más drásticas cuando se comparan con las de los niños mexicoamericanos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el 2008, el 18.5 por ciento de los niños hispanos presentaba obesidad en comparación con el 12.6 por ciento de los niños blancos y el 11.8 por ciento de los niños afroamericanos.6

Los niños obesos tienen una probabilidad mayor de ser adultos obesos. Las estadísticas muestran que los niños y adolescentes obesos tienen entre 70% y 80% de probabilidad de llegar a ser adultos obesos o con sobrepeso.7

Reducción de la obesidad y las enfermedades crónicas durante la niñez 

Varios factores de riesgo contribuyen a la obesidad, como la falta de actividad física, la alimentación poco saludable, la vida sedentaria y factores ambientales.8

Niña en el parque jugando al "hula-hula"Dado que los niños pasan muchas horas en la escuela, el ambiente escolar puede ejercer una influencia significativa en su alimentación9. Hacer que los estudiantes tengan una alimentación saludable y practiquen actividad física puede contribuir a reducir su riesgo de obesidad y de enfermedades crónicas relacionadas, como enfermedades cardiacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares, las tres principales causas de muerte en adultos de 18 años o más de edad.10,11

El enfoque de la salud pública en la obesidad infantil refleja una preocupación por la salud de los niños, no por su apariencia física.8,10 Para revertir la epidemia de obesidad se requiere un enfoque bien coordinado (en inglés) a largo plazo mediante el cual se lleve el mensaje a niños y jóvenes donde viven, estudian y juegan. Las escuelas son aliados clave en este esfuerzo.

Directrices actualizadas de los CDC sobre salud escolar para fomentar actividad física y alimentación saludable

El artículo Recomendaciones e informes, "Directrices de salud escolar para promover la actividad física y la alimentación saludable, Estados Unidos, 2011" (en inglés) del Informe semanal de morbilidad y mortalidad de los CDC (MMWR), ofrece nueve directrices que sirven de base para desarrollar, implementar y evaluar políticas escolares de actividad física y alimentación saludable para alumnos de kínder a doceavo grado (K-12) Desarrolladas con la colaboración de expertos en nutrición y actividad física del país, las directrices identifican las políticas y prácticas más eficaces que pueden poner en marcha las escuelas para ayudar a adoptar y mantener una alimentación más saludable y estilos de vida activos.  Estas directrices sustentan las Guías alimentarias del 2010 para los estadounidenses 14 (en inglés), las Guías de actividad física del 2008 para los estadounidenses15 (en inglés) y los objetivos nacionales de Gente saludable 2020 [PDF 1.26MB] (en inglés) relacionados con la actividad física y la alimentación saludable de los estudiantes.9 Cada una de estas nueve directrices (en inglés) viene acompañada de un conjunto de estrategias de implementación creadas para ayudar a las escuelas a que cumplan con dichos lineamientos. Si bien el fin último es implementar estas nueve directrices, no todas las estrategias resultan adecuadas para cada escuela y, dados los recursos limitados de algunos centros docentes, puede que tengan que poner en marcha las medidas en forma gradual.

Niña llevando una bandeja con su almuerzo escolarLa salud de los estudiantes también está asociada a su rendimiento escolar (en inglés). Tanto la actividad física como la alimentación saludable pueden contribuir a los logros académicos. Los programas de16-17 salud escolar pueden contribuir en gran forma al futuro saludable de los estudiantes en los Estados Unidos. Con la adopción de estas nueve directrices, las escuelas pueden favorecer que todos los estudiantes tengan la oportunidad de alcanzar su máximo potencial educativo y busquen tener buena salud de por vida.

Para consultar las directrices, visite: http://www.cdc.gov/healthyyouth/npao/strategies.htm (en inglés).

Recursos para implementar las directrices de salud escolar

Joven estudiante entre pilas de librosAdemás del Resumen ejecutivodel informe MMWR [PDF 5.30MB] (en inglés), los CDC elaboraron una presentación en PowerPoint® (en inglés) para dar a conocer las Directrices de salud escolar para promover la actividad física y la alimentación saludable (en inglés). Estos materiales están dirigidos a las personas que trabajan en agencias educativas y de salud así como a otras personas que tienen interés en el bienestar de los estudiantes.

Presentación en PowerPoint®: Directrices de salud escolar para promover la actividad física y la alimentación saludable

  • La presentación en PowerPoint® [PDF 1,78MB] (en inglés) se puede utilizar para difundir las directrices en reuniones y conferencias, a través de educación continua o eventos de capacitación para instructores. La presentación ofrece puntos que se pueden abordar en cada diapositiva para cuando se dicte la presentación.

Guía para el instructor

  • La Guía para el instructor [PDF 5.61MB] (en inglés) proporciona instrucciones detalladas para realizar la presentación en PowerPoint® (con la narración y las notas para el instructor) así como actividades sugeridas para complementar la presentación y enriquecer el desarrollo profesional. La Guía del instructor también ofrece una agenda, metas, objetivos, procedimientos, actividades, volantes, una lista de materiales y equipo y los pasos de preparación recomendados para realizar la presentación y las actividades sugeridas.

Preguntas frecuentes

  • La sección Preguntas frecuentes (en inglés) es una compilación de preguntas y respuestas relacionadas con la presentación, el objetivo de la presentación y mucho más.

Los CDC están dedicados a promover la salud y bienestar de niños y adolescentes para que lleguen a ser adultos saludables capaces de llevar una vida productiva. Para más información sobre los esfuerzos de los CDC para abordar la obesidad infantil, visite:
http://www.cdc.gov/healthyyouth/npao/index.htm (en inglés) y http://www.cdc.gov/obesity/index.html (en inglés).

Referencias bibliográficas

  1. The National Longitudinal Study of Adolescent Health. J Nutr., April 1998. 128(4): p. 701-6.
  2. U.S. Department of Education, National Center for Education, National Center for Education Statistics, Common Core of Data (CCD) Public Elementary/Secondary School Universe Survey, 2009 - 2010: 1a.
  3. Collins, J. Battling Childhood Obesity- The Difference Between YOur Child's Good Health and Unhealthy Body Weight.
  4. Ogden CL, C.M., Curtin LR, Lamb MM, Flegal KM., Prevalence of high body mass index in US children and adolescents, 2007 - 2008. Journal of the American Medical Association, 2010. 303(3): p. 242 - 249.
  5. National Center for Health Statistics. Health, United States, 2010: With Special Features on Death and Dying. Hyattsville, MD; Department of Health and Human Services; 2011.
  6. AJ Sharma, L.G.S., K Dalenius, D Galuska, M Anandappa, E Borland, H Mackintosh, R Smith, Div of Nutrition, Physical Activity and Obesity, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Obestiy Prevalence Among Low-Income, Preschool-Aged Children---United States, 1998-2008. MMWR, 2009. 58(28): p. 769-773.
  7. Guo, S.S. and W.C. Chumlea, Tracking of body mass index in children in relation to overweight in adulthood. Am J Clin Nutr, 1999. 70(1): p. 145S-8S.
  8. Institute of Medicine, Preventing Childhood Obesity: Health in the Balance, 2004, Institute of Medicine: Washington, D.C.
  9. Office of Disease Prevention and Health Promotion, Healthy People 2020 Report No. B0132. , 2010, U.S. Department of Health and Human Services: Rockville, MD.
  10. Daniels, S.R., et al., Overweight in children and adolescents: pathophysiology, consequences, prevention, and treatment. Circulation, 2005. 111(15): p. 1999-2012.
  11. Office of the Surgeon General, The Surgeon General's Vision for a Healthy and Fit Nation, Department of Health and Human Services, Editor 2010: Rockville MD:US.
  12. U.S. Department of Agriculture, Dietary Guidelines for Americans, 2010, U.S. Department of Health and Human Services: Washington, DC.
  13. U.S. Department of Health and Human Services, 2008 Physical Activity Guidelines for Americans, 2008, U.S. Department of Health and Human Services: Washington, DC.
  14. CDC, The Association Between School-Based Physical Activity, Including Physical Education, and Academic Performance., 2010, U.S. Department of Health and Human Services; Atlanta, GA.
  15. Hoyland A, D.L., Lawton CL., Nutrician Research Reviews, in A systematic review of the effect of breakfast on the cognitive performance of children and adolescents2009, Nutrition Research Reviews.
  16. Rampersaud GC, P.M., Girard BL, Adams J, Metzl JD., Breakfast habits, nutritional status, body weight, and academic performance in children and adolescents. . 2005. 760.,105(5).
  17. Taras, H., Nutrition and student performance at school. 2005. 75(6).

 

Más información (en inglés y español)

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z