Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

The Great American Smokeout - el Gran Día de No Fumar

Historia del evento

El Great American Smokeout surgió de eventos a nivel local y estatal. En 1972, Arthur P. Mullaney, orientador pedagógico de una escuela en Randolph, Massachusetts, desafió a los fumadores de la ciudad a que dejaran de fumar por un día y donaran el dinero que se ahorraron a un fondo de becas para estudiantes. El evento recaudó $4,500 y despertó tanto interés que se convirtió en un evento anual. La campaña local captó la atención de la Sociedad Americana del Cáncer, la cual ayudó a financiar y promover el evento en 1974.

Más al oeste, en el pequeño pueblo de Monticello, Minesota (con una población de 1,700), el editor de un periódico, Lynn R. Smith. , organizó en 1974 un evento similar. El evento llamado "Día-D", es decir, Día de No Fumar ("Don't Smoke Day" en inglés), desafió a todos los fumadores de Monticello a que no fumaran durante 1 día. Smith publicó los nombres de 250 fumadores locales que prometieron no fumar durante el Día-D y cubrió la campaña para dejar de fumar varias semanas antes y después del evento. Una encuesta de seguimiento realizada 100 días después del Día-D reveló que aproximadamente el 10% de los fumadores de Monticello que dejaron de fumar ese día, abandonaron el hábito. El éxito del evento motivó a Smith a organizar un Día-D a nivel estatal en Minesota posteriormente, ese mismo año.

La idea de no fumar se impuso, y en 1976, la división de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) en California organizó un descollante evento que incentivó a casi 1 millón de fumadores a dejar de fumar por lo menos 1 día. Posteriormente, en noviembre de 1977, la ACS lanzó el primer día nacional de no fumar bautizándolo como "Great American Smokeout" o "GASO." Cada año desde 1977, la ACS organiza el GASO el tercer jueves de noviembre.

Foto: Gente saltando en el aire.GASO se celebra en todo los Estados Unidos con desfiles, discursos, reuniones, comunicados de prensa, y otros eventos para los medios. GASO alienta a los fumadores a dejar de fumar por 1 día con la esperanza de que este desafío los motive para abandonar el hábito en forma permanente. GASO alienta a los fumadores a utilizar ese día para que planeen dejar de fumar o para que planifiquen de antemano y dejen de fumar ese día.

Más al oeste, en el pequeño pueblo de Monticello, Minesota (con una población de 1,700), el editor de un periódico, Lynn R. Smith. , organizó en 1974 un evento similar. El evento llamado "Día-D", es decir, Día de No Fumar ("Don't Smoke Day" en inglés), desafió a todos los fumadores de Monticello a que no fumaran durante 1 día. Smith publicó los nombres de 250 fumadores locales que prometieron no fumar durante el Día-D y cubrió la campaña para dejar de fumar varias semanas antes y después del evento. Una encuesta de seguimiento realizada 100 días después del Día-D reveló que aproximadamente el 10% de los fumadores de Monticello que dejaron de fumar ese día, abandonaron el hábito. El éxito del evento motivó a Smith a organizar un Día-D a nivel estatal en Minesota posteriormente, ese mismo año.

La idea de no fumar se impuso, y en 1976, la división de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS) en California organizó un descollante evento que incentivó a casi 1 millón de fumadores a dejar de fumar por lo menos 1 día. Posteriormente, en noviembre de 1977, la ACS lanzó el primer día nacional de no fumar bautizándolo como "Great American Smokeout" o "GASO." Cada año desde 1977, la ACS organiza el GASO el tercer jueves de noviembre.

GASO se celebra en todo los Estados Unidos con desfiles, discursos, reuniones, comunicados de prensa, y otros eventos para los medios. GASO alienta a los fumadores a dejar de fumar por 1 día con la esperanza de que este desafío los motive para abandonar el hábito en forma permanente. GASO alienta a los fumadores a utilizar ese día para que planeen dejar de fumar o para que planifiquen de antemano y dejen de fumar ese día.

Crear el marco para el cambio

GASO destaca los peligros del consumo de tabaco y los desafíos que supone el hecho de dejar el hábito. Además, ha creado el marco para el cambio en las normas sociales relacionadas con el consumo de cigarrillo. Se han producido cambios drásticos desde el primer GASO en 1977. En 1978, aproximadamente el 34% de los adultos fumaba. Para el 2009, el porcentaje se redujo al 20.6%. Antes del GASO, era común ver gente fumando en los aviones y en lugares públicos. Ahora, las leyes federales prohíben fumar en los aviones, y 25 estados y el Distrito de Columbia han impuesto prohibiciones absolutas de fumar que protegen a los no fumadores ante los peligros de su exposición como fumadores pasivos en restaurantes, bares y lugares de trabajo.

Gracias a los esfuerzos federales recientes, se ha ampliado la cobertura de seguros para tratamientos para dejar de fumar. A partir del 1 de octubre de 2010, los programas Medicaid tienen la obligación de cubrir los tratamientos para embarazadas adictas al tabaco. En 2011, se ampliará la cobertura del tratamiento para dejar de fumar de Medicare e incluirá a todos los fumadores (anteriormente el tratamiento estaba cubierto sólo para aquellos fumadores que padecían enfermedades relacionadas con el tabaco). En el 2011, la cobertura para dejar fumar también estará disponible para todos los empleados federales, jubilados y para sus cónyuges y personas a cargo.

A pesar del avance que se ha logrado al reducir el hábito de fumar y ampliar la cobertura para dejar de fumar, aproximadamente 46.6 millones de adultos siguen fumando en los Estados Unidos. Lo más penoso es que, casi el 40% de los no fumadores (y el 54% de niños entre 3-11 años) en los Estados Unidos están expuestos como fumadores pasivos y aproximadamente 443,000 muertes por año son atribuidas al consumo de tabaco y a la exposición al humo del cigarrillo.
Las campañas a nivel local, estatal y nacional relacionadas con el GASO ayudan a hacerle frente a la epidemia del tabaco. El GASO logró que haya una mayor conciencia de los peligros del tabaco e hizo hincapié en los derechos de los no fumadores por un aire libre de humo en espacios públicos. El GASO brinda una oportunidad para que:

  • Los fumadores intenten dejar de fumar para sumarles años a sus vidas
  • Los familiares, amigos y profesionales de los cuidados de salud alienten y apoyen los intentos para dejar de fumar
  • Los profesionales de los medios de comunicación difundan relatos que alienten a dejar de fumar
  • Las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales redoblen sus esfuerzos para lograr que nuestro entorno sea más propicio para dejar de fumar en vez de promover el consumo

Los desafíos que suponen dejar de fumar

La nicotina es una droga psicoactiva que se encuentra en los productos de tabaco y genera adicción. La adicción a la nicotina es la causa más común de adicción a sustancias químicas en los Estados Unidos. La mayoría de los fumadores son adictos a la nicotina, y los estudios revelan que la nicotina es tan adictiva como la heroína o la cocaína. Dejar de fumar no es tan simple y probablemente se recurra a varios intentos. Los consumidores generalmente sufren recaídas, aumentan de peso y padecen los síntomas de la abstinencia, como irritabilidad, ansiedad, dificultad para concentrarse y aumento del apetito. Pero los tratamientos comprobados para dejar de fumar pueden ayudar a los fumadores a aliviar los síntomas de la abstinencia y lograr dejar de fumar. Y muchos fumadores logran dejar de fumar "cortando de golpe" el hábito. Lo mejor que pueden hacer las personas que no fuman para ayudar a los fumadores que conocen es darles su apoyo y alentarlos constantemente. Lo mejor que pueden hacer los fumadores es seguir intentando hasta lograr su objetivo. Más de la mitad de los estadounidenses que alguna vez fumaron, han dejado el hábito.

La importancia de dejar de fumar

El consumo de cigarrillo es la principal causa de muerte prevenible en los Estados Unidos. Uno de cada dos fumadores compulsivos morirán a causa de una enfermedad relacionada con el tabaco. Por cada persona que muere a causa del cigarrillo, otras 20 personas siguen padeciendo graves enfermedades crónicas relacionadas con el tabaco. El consumo de cigarrillo le cuesta al país $96 mil millones en gastos médicos y $97 mil millones en pérdidas de productividad al año. Dejar de fumar es la medida más importante que los fumadores pueden tomar para proteger su salud y la de su familia.

Los beneficios de dejar de fumar

El hecho de dejar de fumar brinda importantes beneficios para la salud de hombres y mujeres de todas las edades, en forma inmediata. Y esos beneficios atañen a personas que padecen o no enfermedad relacionada con el cigarrillo. Los exfumadores viven más que los fumadores compulsivos, y el hecho de dejar de fumar reduce el riesgo de sufrir cáncer de pulmón u otros tipos de cáncer, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y enfermedades pulmonares crónicas.

Ayuda para dejar de fumar

Millones de exfumadores lograron dejar de fumar. De hecho, hay más exfumadores que fumadores. Si necesita ayuda para dejar de fumar, como orientación médica gratis, un plan para dejar de fumar gratis, materiales educativos gratis y recomendaciones de recursos locales, llame al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669); o TTY 1-800-332-8615.

Además, www.smokefree.gov brinda ayuda en forma inmediata a través de una guía para dejar de fumar paso a paso por Internet; servicio de mensajería instantánea; herramientas y publicaciones para descargar, imprimir o solicitar, entre otras cosas.

 

Más Información

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z