Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Está embarazada? ¡Póngase la vacuna contra la influenza!

Mujer embarazada leyendo un libroSi está embarazada, ponerse la vacuna contra la influenza (gripe) es la mejor protección contra enfermarse gravemente por la influenza. La vacuna contra la influenza puede proteger a las mujeres embarazadas, los bebés en gestación e incluso a los bebés después de nacer.

La influenza y las mujeres embarazadas

Si está embarazada, la vacuna contra la influenza es la mejor protección contra enfermarse gravemente y sufrir complicaciones por la influenza.

Es mucho más probable que la influenza cause enfermedad grave en las mujeres embarazadas que en las mujeres que no lo están. Debido a los cambios que se producen durante el embarazo en el sistema inmunitario, el corazón y los pulmones, las mujeres embarazadas son más propensas a enfermarse gravemente por la influenza, lo cual puede conducir a su hospitalización e incluso la muerte. Las mujeres embarazadas con la influenza tienen más probabilidades de que su bebé en gestación tenga problemas graves, incluso que nazca prematuramente.

Captura de pantalla del video Protect Yourself Protect Your Baby

La vacuna contra la influenza puede proteger a las mujeres embarazadas, los bebés en gestación e incluso a los bebés después de su nacimiento. Vea el divertido y breve video* que explica por qué.

La vacuna contra la influenza es su mejor protección contra esta enfermedad

Vacunarse contra la influenza es el primer paso, y el más importante, que puede tomar para protegerse contra esta enfermedad. Se ha demostrado que cuando se administra durante el embarazo, la vacuna contra la influenza protege tanto a la madre como al bebé en gestación de las complicaciones graves relacionadas con la influenza. Si usted se vacuna durante el embarazo, su bebé también tendrá anticuerpos contra la influenza al nacer y lo protegerán por hasta 6 meses después de su nacimiento. Esto es importante porque los bebés de menos de 6 meses no se pueden vacunar todavía, pero tienen más alto riesgo de ser hospitalizados por la influenza. Una forma adicional de proteger a su bebé después de que nazca es que se vacunen todas las personas que lo cuidarán o estarán cerca de él (incluidos hermanos, hermanas, abuelos y niñeras). Obtenga más información sobre la importancia de la vacuna contra la influenza en las mujeres embarazadas [512 KB] (en inglés).*

Puede vacunarse contra la influenza en cualquier trimestre del embarazo. (Las mujeres embarazadas no deben ponerse la vacuna en atomizador nasal).

La vacuna contra la influenza es segura para las mujeres embarazadas

Las vacunas contra la influenza son una manera segura* de proteger a las mujeres embarazadas y a los bebés en gestación de la enfermedad grave y complicaciones por la influenza, como la neumonía. Millones de mujeres embarazadas se han vacunado contra la influenza en forma segura durante muchos años. Las vacunas contra la influenza no han mostrado causarles ningún daño a ellas ni a sus bebés. Los efectos secundarios que puede ocasionar la vacuna contra la influenza, como dolor o enrojecimiento en el lugar de la inyección, son muy leves en comparación con los problemas graves que puede causar la influenza en las mujeres embarazadas y sus bebés, por lo tanto, es muy importante que se pongan la vacuna contra la influenza. A algunas mujeres embarazadas les preocupa las cantidades mínimas de tiomersal que se encuentran en estas vacunas. El tiomersal es un preservante a base de mercurio que se ha usado durante décadas en los Estados Unidos en los viales multidosis (viales que contienen más de una dosis) de algunas vacunas. Se usa para prevenir que se contaminen con microbios, bacterias y hongos. Algunas de las vacunas contra la influenza que se fabrican en los Estados Unidos cada temporada se envasan en viales multidosis y contienen tiomersal para protegerlas de la contaminación después de que se abren los viales. Pero también se fabrican vacunas contra la influenza de una sola dosis que no contienen tiomersal.

Las unidades de una sola dosis se fabrican sin el preservante tiomersal porque están hechas para que se abran y se usen una sola vez. Si bien las investigaciones científicas más recientes y rigurosas muestran que las vacunas que contienen tiomersal no causan daño, si a usted le preocupa este preservante pídale al médico u otro profesional de la salud la vacuna contra la influenza sin tiomersal.

Otras medidas de prevención

Además de ponerse la vacuna contra la influenza, las mujeres embarazadas deben tomar medidas preventivas diarias* adicionales.

El tratamiento temprano es importante en las mujeres embarazadas

Si se enferma con síntomas similares a los de la influenza, llame a su médico de inmediato. Si es necesario, el médico le recetará un medicamento antiviral para el tratamiento de la influenza.

La fiebre causada por una infección por influenza u otras infecciones en las primeras etapas del embarazo puede causar defectos de nacimiento en el bebé en gestación.

Las mujeres embarazadas que tienen fiebre deben comunicarse con su médico lo antes posible.

Cuándo buscar atención médica de emergencia

Si tiene alguno de los siguientes síntomas llame al 911 de inmediato:

  • Dificultad para respirar o sensación de falta de aire.
  • Dolor o presión en el pecho o el abdomen.
  • Mareo repentino.
  • Confusión.
  • Vómitos graves o persistentes.
  • Fiebre alta que no responde al Tylenol® (o medicamento equivalente de la marca de la tienda).
  • Su bebé se mueve menos o no se mueve.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Arriba