Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Inhalar el humo del cigarrillo ocasiona daños inmediatos

El humo del cigarrillo daña cada órgano del cuerpo

Los daños ocasionados al organismo son inmediatos cuando usted fuma.

El 9 de diciembre de 2010, el Director General de Salud Pública lanzó Cómo el humo del cigarrillo enferma: Los fundamentos biológicos y conductuales de una enfermedad que se atribuye al hábito de fumar: Un informe del Director General de Salud Pública. Este informe explica en detalle cómo el humo del cigarrillo ocasiona enfermedades. Describe la forma en que el humo del tabaco daña cada órgano del cuerpo y causa enfermedades y la muerte.

El consumo de tabaco es la única causa prevenible más grande de muerte y enfermedades tanto para hombres como para mujeres en los Estados Unidos en la actualidad. Más de 1,000 personas mueren cada día por cigarrillos, y la mitad de todos los fumadores a largo plazo mueren prematuramente por enfermedades relacionadas con el hábito de fumar, tales como ataques cardíacos, enfermedades pulmonares crónicas y cánceres. Para cada persona que muere a causa del consumo de tabaco, otras 20 viven con al menos una enfermedad grave relacionada con el tabaco.

Y el hábito de fumar no sólo ocasiona daños al fumador. Cada año, miles de no fumadores mueren de enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón, y miles de niños sufren infecciones respiratorias debido a la exposición al humo del cigarrillo. No hay ningún nivel de exposición al humo del cigarrillo que no implique riesgos, y no hay ningún producto de tabaco que sea seguro.

Informes del Director General de Salud Pública sobre el tabaco y la salud

El Director General de Salud Pública presta sus servicios como America's Doctor (Médico de los Estados Unidos), brindando a los estadounidenses la mejor información científica disponible sobre cómo mejorar su salud y reducir el riesgo de enfermedades y lesiones. Desde 1964, cuando se publicó el primer informe sobre los peligros del tabaco, la Oficina del Director General de Salud Pública ha publicado 29 informes que han documentado las abrumadoras y concluyentes pruebas biológicas, epidemiológicas, del comportamiento y farmacológicas que el consumo de tabaco es mortal.

Foto: Glucómetro.

La ciencia moderna demuestra que las personas con diabetes se ven especialmente afectadas por el humo del tabaco.

El histórico informe de 1964, que salió a la luz durante el mandato del Director General de Salud Pública, Dr. Luther L. Terry, llegó a la conclusión de que fumar cigarrillos causa cáncer pulmonar y laríngeo, así como bronquitis crónica. El informe dió lugar a titulares de prensa y fue el centro de atención de los noticieros de televisión en todo el país, ubicándose entre las principales noticias de 1964. La publicación del informe fue el primero de una serie de pasos, que continúan adoptándose 45 años más tarde, para disminuir el impacto del consumo de tabaco en la salud del pueblo estadounidense.

El informe de 2010, Cómo el humo del cigarrillo enferma, al igual que los informes que le precedieron, proporciona el tipo de información necesaria para ayudar a individuos, organizaciones, agencias, y encargados de formular políticas a abordar los efectos del hábito de fumar.

Este último informe es un amplio debate científico acerca de cómo las exposiciones al humo directo e indirecto del cigarrillo dañan el organismo humano. Décadas de investigación han permitido a los científicos identificar los mecanismos específicos de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar y caracterizarlos detalladamente.

Este informe también investiga cómo y por qué los fumadores se tornan adictos. De hecho, un tercio de las personas que alguna vez intentan fumar se convierten en fumadores diarios. El informe prueba que la nicotina se compara con la heroína y la cocaína en relación con el control que ejerce sobre los consumidores y sus efectos sobre el cerebro.

Este nuevo informe confirma las pruebas de que no hay ningún nivel seguro de exposición al humo de cigarrillo. Cuando las personas inhalan el humo del cigarrillo, ya sea directa o indirectamente, están inhalando más de 7,000 sustancias y compuestos químicos. Muchas de estas sustancias químicas son tóxicas y producen cambios a nivel celular que causan enfermedades.

Hallazgos clave del informe

Las pruebas científicas analizadas en el informe 2010 del Director General de Salud Pública confirman lo siguiente:

  • No hay ningún nivel de exposición al humo del cigarrillo que no implique riesgos.
  • Inhalar la compleja mezcla química de compuestos de combustión que se hallan en el humo del tabaco causa daños inmediatos en el organismo, y conlleva a resultados adversos graves para la salud, especialmente cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedad pulmonar.
  • A través de varios mecanismos definidos, el riesgo y la gravedad de muchos resultados adversos para la salud causados por el hábito de fumar están directamente relacionadas con la duración y el nivel de exposición al humo del tabaco.
  • El hábito de fumar a largo plazo se debe a los efectos poderosamente adictivos de productos del tabaco.
  • Incluso bajos niveles de exposición, incluyendo la exposición al humo indirecto del cigarrillo, pueden desencadenar eventos cardiovasculares agudos tales como ataques cardíacos.
  • No existen pruebas suficientes de que los cambios en el diseño o el contenido de los cigarrillos reducen el riesgo de resultados adversos de gran importancia para la salud.

Lo que este informe significa para usted

Este Informe del Director General de Salud Pública tiene más de 700 páginas e incluye las contribuciones de más de 60 expertos en salud. Debido a la complejidad del informe completo, el Director General de Salud Pública y los CDC han desarrollado un folleto de 20 páginas titulado Un informe del Director General de Salud Pública: Cómo el humo del cigarrillo enferma: Qué significa para usted. El folleto destaca información relacionada con las sustancias nocivas que se hallan en el humo del tabaco, los efectos del consumo de tabaco para la salud y los peligros del humo indirecto del cigarrillo.

Sustancias nocivas

En el informe de 2010 se revela que el humo del tabaco es una mezcla mortal de más de 7,000 sustancias y compuestos químicos. las nocivas sustancias químicas que se hallan en el humo del tabaco llegan a todos los órganos del cuerpo; rápidamente van desde los pulmones a la sangre, a través de las arterias y a los tejidos de todas las partes del organismo. Las sustancias químicas encontradas en el humo del cigarrillo incluyen formaldehído (también utilizado para embalsamar cadáveres), cadmio (utilizado en la fabricación de baterías), arsénico, monóxido de carbono (que se encuentra en gases de escape de automóviles), cianuro de hidrógeno, amoníaco, butano (utilizado en líquidos ligeros) y tolueno (que se encuentra en disolventes de pintura).

Efectos en la salud

Foto: Un recién nacido.

Uno de cada cinco bebés nacidos de madres que fuman tiene bajo peso al nacer.

Los efectos adversos para la salud del consumo de tabaco son numerosos y de gran alcance. El informe de 2010 proporciona información sobre cómo el hábito de fumar puede iniciar el cuerpo en un camino hacia el cáncer, cómo dificulta el control de la diabetes, y cómo cada cigarrillo fumado daña la respiración, debido a que las sustancias nocivas que se hallan en el humo del tabaco ocasionan daños al organismo desde el momento en que entren en la boca.

El informe explica cómo fumar perjudica la reproducción y la salud infantil. Explica cómo fumar reduce la probabilidad de una mujer de quedar embarazada y cómo puede aumentar el riesgo de complicaciones del embarazo, parto prematuro, bajo peso al nacer, mortinatalidad y síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés).

Parte del material clave en el informe se centra en cómo el fumar causa daños inmediatos a las arterias y por qué es tan peligroso. Casi inmediatamente, las células que recubren los vasos sanguíneos del cuerpo reaccionan a las sustancias nocivas que se hallan en el humo del tabaco. Fumar altera la química de la sangre y puede conducir a coágulos que bloquean el flujo de sangre al corazón, cerebro o las piernas. Esto puede desencadenar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Un caso de arterias completamente bloqueadas puede causar muerte súbita.

Humo indirecto de cigarrillos

Igual importancia se le otorga en el informe a la información sobre cuán peligroso puede resultar el humo indirecto del cigarrillo que convierte a una persona en fumador pasivo. La exposición al humo indirecto del cigarrillo causa bronquitis, neumonía e infecciones de oído en los niños.

Cuando los no fumadores respiran humo indirecto de cigarrillo, las plaquetas en la sangre se tornan viscosas y pueden formar coágulos, exactamente igual que en las personas que fuman. Incluso pasar tiempo en una habitación con humo podría desencadenar un ataque al corazón. No permita que nadie fume en algún lugar cerca de su casa y no permita que nadie fume en su auto (incluso con la ventanilla abajo).

Ayuda para dejar de fumar

Millones de exfumadores lograron dejar de fumar. De hecho, hay más exfumadores que fumadores. Para recibir ayuda, visite www.smokefree.gov (en inglés) o llame al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669; TTY 1-800-332-8615).

Más Información (en inglés y español)


Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z