Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Tiene una discapacidad? ¡Viva saludable!

Un hombre paseando una mujer en silla de ruedasSi usted vive con una discapacidad o presta servicios de salud a personas con discapacidades, lea sobre el cuidado de la salud y los programas para apoyar el bienestar general de las personas con discapacidades.

En la actualidad, cerca de 50 millones de estadounidenses, o 1 de cada 5 personas, viven por lo menos con una discapacidad, y la mayoría de los estadounidenses sufrirá una discapacidad en algún momento de su vida. Cualquier persona puede tener una discapacidad.

Las personas con discapacidad se enfrentan a muchas barreras para alcanzar una buena salud. Los estudios demuestran que las personas con discapacidad tienen más probabilidades que las personas sin discapacidad de:

  • Contar con una salud peor que las personas sin discapacidades.
  • Tener menos acceso a atención médica adecuada.
  • No tener acceso a un seguro de salud.
  • No buscar atención médica debido a los costos.
  • Participar en comportamientos arriesgados para la salud, como el fumar y la inactividad física.

Las personas con discapacidades pueden vivir una vida larga y saludable.  Muchas personas con discapacidades van a la escuela y a la iglesia. También votan, se casan, tienen hijos, trabajan y se divierten. Sin embargo, para estar saludables, las personas con discapacidades requieren de atención médica acorde a todas sus necesidades y no que solo se enfoque en la discapacidad.

Sepa lo que puede hacer

Persona con discapacidad

Asegúrese de obtener la mejor atención médica posible

Hay muchas cosas que puede hacer para asegurarse de obtener la mejor atención médica posible:

  • Conozca su cuerpo, cómo se siente cuando está bien y cuando no goza de completa salud.
  • Hable abiertamente con su profesional de la salud a cerca de sus preocupaciones.
  • Averigüe quiénes son los mejores profesionales de salud en su área que puedan satisfacer sus necesidades.
  • Asegúrese de que podrá visitar el consultorio de su profesional de la salud y de que tenga allí los equipos y personal que usted necesita.
  • Piense en lo que le preocupa de su salud antes de visitar a su médico.
  • Lleve a la consulta su historial médico.
  • Lleve a un amigo con usted si le preocupa olvidarse de sus preguntas y las respuestas que reciba.
  • Escriba todo en un papel. Anote lo que el médico dice o pídale a alguien que lo haga por usted
  • Pida ayuda para encontrar más información en materiales como folletos o en sitios de Internet específicos.

Consejos para llevar una vida larga y saludable

Nunca es tarde para adoptar hábitos saludables. Estos consejos le pueden servir para comenzar:

  • Un hombre haciendo ejerciciosComa alimentos saludables en porciones razonables.
  • Manténgase activo físicamente todos los días.
  • No tome demasiado sol.
  • Hágase chequeos médicos de manera regular.
  • No fume ni consuma drogas ilegales.
  • Tome medicamentos de manera prudente.
  • Si toma alcohol, tome con moderación.
  • Manténgase en contacto con su familia y amigos.
  • Si necesita ayuda, hable con su profesional de la salud.
  • Consejos para mantenerse en buen estado físico

Proveedor de Atención Médica

Mejore la salud y el bienestar de las personas con discapacidades

Usted puede hacer mucho para mejorar la salud y el bienestar de las personas con discapacidades. Por ejemplo, usted puede:

Nuevo video en inglés: La historia de Mark

video de un profesional de salud con un paciente

Este video cuenta la historia de Mark. Mark es una persona con discapacidades que ayuda a futuros profesionales de la salud a mejorar la atención a las personas con discapacidades. La intención de este video no es para apoyar actividades específicas, sino para compartir la experiencia y esperanza de un hombre.

  • Atender a las todas necesidades médicas de la persona, no sólo la discapacidad.
  • Ser tan atento a las preocupaciones por dolor, la depresión, las presiones de trabajo, el fumar y el consumo de alcohol como lo es con los pacientes sin discapacidades.
  • Tener en mente que a una persona con una discapacidad puede tomarle más tiempo hablar o reaccionar, téngale paciencia.
  • Recomendar y supervisar los servicios clínicos preventivos tanto como con lo hace con sus otros pacientes sin discapacidades.
  • Asegurarse que las instalaciones a las que se refieren los pacientes para exámenes preventivos (por ejemplo, las mamografías) son accesibles
  • Asegurarse de que su instalación es completamente accesible (por ejemplo, aparcamiento, mesas de examen, baños, etc)
  • Preguntar a la persona con discapacidad si necesita ayuda. No asumir que la necesita.
  • Comprender que no poder trabajar, ir a la escuela, contar con atención médica ni poder divertirse puede causar más problemas que la misma discapacidad.
  • Buscar información acerca de entrenamientos de capacitación para profesionales de la salud  en temas relacionados a pacientes con discapacidades.
Arriba