Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

La diabetes y la presión arterial alta aumentan su riesgo de enfermedad del riñón

El 14 de marzo es el Día Mundial del Riñón, fecha dedicada a aumentar la concientización sobre la enfermedad renal o de los riñones y la importancia de prevenirla y detectarla en forma temprana.

logo: Dia mundial del riñón

La enfermedad renal daña los riñones y evita que limpien la sangre como deberían. Este daño puede causar que se acumulen desechos en su cuerpo que llevan a otros problemas de salud, como enfermedades del corazón, de los huesos y anemia. Con el tiempo, si la enfermedad renal crónica no se trata, puede causar insuficiencia o fallo renal.

Si usted tiene esta enfermedad, es importante que reciba un diagnóstico temprano. El tratamiento puede desacelerar el avance de la enfermedad y prevenir o retrasar el fallo renal en el futuro. Debido a que con frecuencia la enfermedad renal crónica avanza muy lentamente y presenta muy pocos síntomas, muchas personas con esta afección no saben que la tienen hasta que la enfermedad está avanzada y se requiere diálisis. Los análisis de sangre y orina son las únicas formas de detectar si usted tiene la enfermedad renal crónica.

Consejos para mantener sus riñones saludables

Entre las medidas a tomar para mantener sus riñones saludables están:

  • Mantener la presión arterial a menos de 130/80 mm/Hg.
  • Mantener el colesterol dentro de los niveles recomendados.
  • Consumir menos sal o sustitutos de la sal.
  • Comer alimentos saludables.
  • Mantenerse activo físicamente.
  • Tomar los medicamentos de acuerdo a las instrucciones médicas.

Si usted tiene diabetes, siga estas medidas también:

  • Mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites recomendados, tanto como se pueda.
  • Hacerse una prueba de hemoglobina A1c por lo menos dos veces al año, aunque lo ideal es hacerla cuatro veces al año. Esta prueba mide el nivel promedio de azúcar en la sangre en los tres meses anteriores.

Si su presión arterial es alta, revísesela regularmente y manténgala bajo control para asegurarse de que sus riñones permanezcan saludables. Consulte con su médico acerca de los medicamentos para bajar la presión arterial.

Tratar de prevenir la diabetes tipo 2 es otra medida importante para prevenir la enfermedad renal. En estudios recientes se ha demostrado que las personas con sobrepeso y riesgo alto de contraer diabetes tipo 2 pueden prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad si pierden entre un 5 a 7 por ciento de su peso corporal, lo que equivale a entre 10 y 14 libras en una persona que pese 200 libras. Usted puede lograrlo con una alimentación más sana y con 150 minutos de actividad física a la semana (1).

¿Quién tiene más probabilidad de presentar enfermedad renal?

Un hombre y una mujerAdemás de la diabetes y la presión arterial alta, hay otras afecciones y condiciones que aumentan el riesgo de enfermedad renal, como las enfermedades del corazón, la obesidad, la edad avanzada, el colesterol alto y los antecedentes familiares de enfermedad renal crónica. Una lesión física también puede causar enfermedad renal.

La enfermedad renal es la novena causa principal de muerte en los Estados Unidos, y se le atribuyeron más de 45,000 muertes en el 2011 (2). Más de 20 millones (>10%) de adultos en los EE. UU. tienen enfermedad renal crónica y la mayoría no saben que tienen esta afección (3,4).

Más del 35% de adultos con diabetes tienen enfermedad renal crónica (3). El alto nivel de azúcar en la sangre (glucosa en la sangre) y la presión arterial alta aumentan el riesgo de enfermedad renal crónica, lo que con el tiempo llevará a fallo renal. Si tiene diabetes, controlar el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial reduce el riesgo de enfermedad renal o puede disminuir su avance (1,3).

Algunas lesiones e infecciones pueden dañar los riñones

Algunas infecciones, como las que afectan la vejiga y los riñones, también pueden dañar los riñones (5). Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas de una infección de la vejiga:

  • Orina opaca o con sangre.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Necesidad urgente y frecuente de orinar.

También hable con su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas de una infección de los riñones:

  • Dolor en la espalda.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.

La enfermedad renal crónica puede llevar a la necesidad de diálisis o un trasplante

Un hombre en una piscinaLa etapa final de la enfermedad renal crónica es el fallo renal o enfermedad renal terminal. Las personas con fallo renal necesitan hacerse diálisis, que consiste en limpiar la sangre a través de una máquina, o recibir un trasplante de un riñón sano.

En el 2010, más de 110,000 personas en los Estados Unidos empezaron a recibir tratamiento para el fallo renal (6). De cada diez casos nuevos, siete listaban la diabetes o la presión arterial como la causa primaria (6). En el mismo año, más de 580,000 personas en los Estados Unidos vivían con diálisis crónica o un trasplante de riñón (6).

Tome medidas para mantener sus riñones saludables. Si usted tiene un riesgo mayor de enfermedad renal, hable con su médico sobre las pruebas de detección.

Referencias bibliográficas (en inglés)

  1. Centers for Disease Control and Prevention. National Diabetes Fact Sheet: national estimates and general information on diabetes and prediabetes in the United States, 2011. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, 2011.
  2. Hoyert DL, Xu JQ. Deaths: Preliminary data for 2011. National vital statistics reports; vol 61 no 6. Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics. 2012.
  3. Centers for Disease Control and Prevention. National Chronic Kidney Disease Fact Sheet: general information and national estimates on chronic kidney disease in the United States, 2010. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, 2010.
  4. Plantinga LC, Boulware LE, Coresh J, et al. Patient awareness of chronic kidney disease: trends and predictors. Arch Intern Med.2008;168(20):2268–75.
  5. Urinary Tract Infections in Adults - National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
  6. United States Renal Data System, Renal Data Extraction and Referencing System (online data querying application). 2012 Annual Data Report dataset. Available at http://www.usrds.org/odr/xrender_home.asp

Más información

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z