Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Mayo es el Mes de Concientización sobre la Hepatitis

¿Qué es la hepatitis?

La palabra “hepatitis” quiere decir inflamación del hígado y se refiere a un grupo de infecciones virales que afectan a este órgano. El hígado es un órgano vital que procesa nutrientes, filtra la sangre y combate las infecciones. Cuando el hígado se inflama o lesiona, puede afectar su funcionamiento. El consumo de alcohol excesivo, las toxinas, algunos medicamentos y ciertas enfermedades pueden causar hepatitis pero, por lo general, esta enfermedad es causada por un virus.

foto

En los Estados Unidos, los tipos más comunes de hepatitis virales son la hepatitis A, B y C, las cuales son infecciones causadas por tres virus diferentes. La hepatitis A es una enfermedad "aguda" (por un tiempo limitado), mientras que la hepatitis B y la C pueden convertirse en enfermedades crónicas (para toda la vida). En los Estados Unidos, muchas de las personas incluidas en los 4.5 millones que están infectadas crónicamente por hepatitis virales, no saben que están infectadas.

¿Cómo se propagan las hepatitis?

Hepatitis A: se propaga cuando una persona ingiere cantidades microscópicas de materia fecal mediante el contacto con bebidas, alimentos y objetos contaminados por las heces o los excrementos de una persona infectada. El virus está presente en las heces de las personas con hepatitis A durante varias semanas. Aunque cualquier persona se puede contagiar de hepatitis A, algunas personas presentan un riesgo mayor, como aquellas que viajan o viven en países donde la hepatitis A es común, las que tienen contacto sexual con alguien que tenga hepatitis A o las personas que viven o cuidan de otra infectada con esta enfermedad.

Hepatitis B: por lo general, se propaga cuando la sangre, el semen u otros líquidos corporales de una persona infectada con el virus de la hepatitis B entra al cuerpo de una persona no infectada. Esto puede ocurrir mediante el contacto sexual con una persona infectada o al compartir agujas, jeringas u otros instrumentos para el uso de drogas inyectables. Una mamá infectada puede transmitirle la hepatitis B a su bebé durante el parto. La hepatitis B no se transmite por la lactancia materna, ni al compartir cubiertos, abrazar, besar, tomarse de las manos, toser o estornudar.

Hepatitis C: por lo general, se propaga cuando la sangre de una persona infectada con esta enfermedad entra al cuerpo de una persona sana. Esto puede ocurrir al compartir con personas infectadas agujas, jeringas u otros instrumentos para el uso de drogas inyectables. Antes de 1992,  cuando el análisis de sangre almacenada no era una práctica generalizada, la hepatitis C también se transmitía comúnmente mediante las transfusiones de sangre o los trasplantes de órganos. La hepatitis C no se transmite por la lactancia materna, ni al compartir cubiertos, abrazar, besar, tomarse de las manos, toser o estornudar.

¿Se pueden prevenir las hepatitis virales? 

Una mujer mirando un mapa y un hombre aguantando unos binoculares

Sí, las hepatitis virales se pueden prevenir.

  • La mejor manera de prevenir la hepatitis A y la hepatitis B (en inglés) es poniéndose la vacuna.
  • Todos los niños se deben vacunar contra la hepatitis A y B.
  • Muchos adultos corren riesgo de padecer hepatitis A o B y deben también vacunarse.
  • No existe una vacuna contra la hepatitis C, pero usted puede prevenir esta enfermedad: no comparta agujas ni otros instrumentos para inyectar sustancias cosméticas, drogas u esteroides, no use objetos personales que puedan haber entrado en contacto con la sangre de una persona infectada, como navajas de afeitar, alicates, cepillos de dientes o monitores de glucosa y no se tatúe o performe la piel en sitios sin licencia o en lugares informales.

¿Son muy graves las hepatitis virales?

Una mamá con su hijo

Aproximadamente entre el 15% y el 25% de las personas con hepatitis crónica presentan con el tiempo problemas graves de hígado, incluso lesiones en el hígado, cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado. Con la detección temprana, muchas personas pueden obtener tratamientos y atención que salvan vidas y limitan la evolución de la enfermedad, previenen las muertes atribuidas al cáncer y ayudan a romper el ciclo de la transmisión del virus a otros sin saberlo.

Si cree que corre riesgo de contraer la hepatitis viral, comuníquese con su médico o con el departamento de salud sobre las pruebas de detección y opciones de vacunación.

 

Más Información

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z