Salte directamente a búsqueda Salte directamente a contenido del sitio

Especiales CDC

Índice A-Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z

Tamaño del texto:

Los artículos de CDC en Español están disponibles en los agregadores de los canales RSS.

Enero es el mes de concientización sobre el cáncer de cuello uterino

Foto: Una mujer
El cáncer de cuello uterino por lo general se puede prevenir si la mujer se somete con regularidad a un examen de detección denominado prueba de Papanicolau (o Pap). Si se detecta a tiempo y se trata correctamente, el cáncer de cuello uterino tiene altas probabilidades de curación. En la actualidad existe una vacuna que protege contra los tipos de virus del papiloma humano (VPH), que son responsables de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino.


Foto: logo de la Federación Mundial del Corazón

En el pasado, el cáncer de cuello uterino era la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres, en Estados Unidos. Sin embargo, en las últimas cuatro décadas han disminuido significativamente los casos de cáncer de cuello uterino y las muertes por esta enfermedad gracias al uso generalizado de la prueba de Papanicolau. En Estados Unidos, tanto los casos de cáncer de cuello uterino como las muertes por esta enfermedad disminuyeron a una tasa anual de 3.7%, entre 1996 y 2004.

La prueba de Papanicolau realizada con regularidad puede salvar la vida de una mujer. Seis de cada diez casos de cáncer de cuello uterino se presentan en mujeres que nunca se han practicado la prueba de Papanicolau o no se han sometido a ningún examen de detección en los últimos 5 años.

La prueba de Papanicolau practicada con regularidad disminuye el riesgo de contraer el cáncer de cuello uterino porque permite detectar en etapa temprana cualquier problema antes de que se presente el cáncer.

Datos sobre el cáncer de cuello uterino

• El cáncer de cuello uterino puede presentarse en cualquier mujer (con la excepción de aquellas a quienes se les ha extirpado el cuello uterino).

• En la mayoría de los casos, el cáncer de cuello uterino se presenta en mujeres a partir de los 30 años de edad.

• A menudo, el cáncer de cuello uterino no causa síntomas. Es por esta razón que es importante realizarse las pruebas de detección de este tipo de cáncer.

• La mayoría de las muertes a causa del cáncer de cuello uterino pueden evitarse si las mujeres se practican con regularidad las pruebas de detección y, en caso de que las pruebas arrojen resultados anormales, se les hace pruebas adicionales y reciben el tratamiento adecuado.

Cómo disminuir el riesgo

Foto: Una mujer

El virus del papiloma humano (VPH), un virus común que puede transmitirse de persona a persona durante las relaciones sexuales, es la causa principal del cáncer de cuello uterino. Más de la mitad de los hombres y mujeres sexualmente activos se contagiarán del VPH en algún momento de su vida. Aún cuando la mayoría de las infecciones por el VPH no causan síntomas y desaparecen por si solas, algunas de estas infecciones pueden perdurar y, al cabo de cierto tiempo, causar cáncer de cuello uterino en las mujeres.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) ha aprobado una vacuna que protege contra los tipos de VPH responsables de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Se recomienda administrar esta vacuna a las niñas de 11 y 12 años de edad. También puede administrarse a niñas de tan solo 9 años de edad, o a mujeres de entre 13 y 26 años que no hayan recibido la vacuna a una edad más temprana. Todas las mujeres que reciben la vacuna contra el VPH deben seguir practicándose las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino con regularidad pues dicha vacuna no protege contra todos los tipos de esta enfermedad.

El cáncer de cuello uterino en todas sus formas es causado por la infección por el VPH. Existen otros factores que pueden aumentar el riesgo de que una mujer contraiga cáncer de cuello uterino. La mejor manera de protegerse contra el cáncer de cuello uterino es:

• Vacunarse contra el VPH, si tiene entre 9 y 26 años de edad.

• Practicarse la prueba de Papanicolau con regularidad – bien sea sola o conjuntamente con la prueba de detección del VPH, que constituye una segunda prueba de detección del cáncer de cuello uterino.

• Seguir las recomendaciones de su médico en caso de que la prueba de Papanicolau arroje resultados anormales.

• No fumar.

• Usar siempre y de manera correcta condones en las relaciones sexuales *

• Limitar el número de parejas sexuales.

Prueba de Papanicolau

La prueba de Papanicolau, también conocida como citología vaginal, se realiza en un consultorio médico o en un centro médico. La prueba de Papanicolau se utiliza para detectar la presencia de células anormales en el cuello uterino de la mujer, las cuales pueden convertirse en cáncer con el pasar del tiempo. Si los resultados de una prueba de Papanicolau indican la presencia de células anormales que pudieran tornarse cancerosas, el médico determinará si es necesario tratar estos cambios (eliminando o destruyendo las células anormales). En la mayoría de los casos, el tratamiento evita que las células se tornen cancerosas.

La prueba de Papanicolau también puede detectar el cáncer de cuello uterino en una fase temprana. Cuando se diagnostica en fase temprana y se trata correctamente, las probabilidades de curación son altas.

El Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino (NBCCEDP, por sus siglas en inglés) ofrece la prueba de Papanicolau gratuita o a bajo costo. Para averiguar si usted puede beneficiarse de este programa, llame a la oficina del programa de su localidad. (en inglés)

Prueba del VPH

La prueba del VPH es un examen que se realiza para detectar los virus que causan cambios en las células. Al igual que la prueba de Papanicolau, la prueba del VPH se realiza en el consultorio médico o en un centro médico. La prueba del VPH puede practicarse en mujeres de 30 años de edad en adelante o en mujeres de 21 años de edad o más cuyos resultados a la prueba de Papanicolau no son claros.

Consulte y descargue la NUEVA Hoja informativa sobre el cáncer de cuello uterino (en inglés) (Icono del Adobe Acrobat PDF - 270KB, 2 páginas), en la cual encontrará datos importantes sobre este cáncer prevenible.


*La infección por VPH puede aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como las femeninas, estén o no cubiertas o protegidas con un condón de látex. Aunque se desconoce el efecto de los condones en la prevención de la infección por VPH, se ha asociado el uso del condón a una tasa más baja de cáncer del cuello uterino.

Si desea más información, consulte:



Esta página fue revisada el 5 de mayo de 2008
Esta página fue actualizada el 17 de enero de 2008
Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services - Order #5003
Fuente del contenido:División de Prevención y Control del Cáncer, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud
El contenido es propiedad de: Centro Nacional de Marketing en Salud
El URL de esta página es: www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/Cancer_cervical/index.htm

Gente, Segura, Saludable
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
1600 Clifton Road, Atlanta, GA 30333, U.S.A.
800-CDC-INFO (800-232-4636) TTY: (888) 232-6348, las 24 horas/todos los días
cdcinfo@cdc.gov