Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Concientización sobre el cáncer de cuello uterino

Foto de tres mujeres

El cáncer de cuello uterino es altamente prevenible con la realización de pruebas de detección habituales y atención de seguimiento adecuada. También se puede curar cuando se detecta en sus etapas iniciales y se trata. El cáncer de cuello uterino casi siempre por el virus de papiloma humano (VPH). Existen vacunas que protegen contra los tipos de VPH que causan cáncer de cuello uterino con mayor frecuencia.

Pruebas de detección

Existen dos pruebas que pueden ayudar a prevenir o detectar el cáncer de cuello uterino en sus etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicolaou (o citología vaginal) identifica los precánceres, cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del VPH identifica el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

La prueba de Papanicolaou se recomienda para todas las mujeres entre los 21 y los 65 años de edad, y se puede realizar en el consultorio del médico o en una clínica. Las mujeres deben comenzar a hacerse la prueba de Papanicolaou habitualmente a los 21 años. Si los resultados de su prueba de Papanicolaou son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente. Si tiene 30 años o más, usted puede escoger hacerse la prueba del VPH junto con la de Papanicolaou. Su médico puede hacerle ambas pruebas al mismo tiempo. Si sus resultados son normales, tiene muy poca probabilidad de contraer cáncer de cuello uterino en los próximos años. Es posible que en ese caso su médico le diga que puede esperar hasta cinco años para hacerse su próxima prueba de detección.

Si usted tiene bajos ingresos o no tiene seguro médico, podría realizarse la prueba de Papanicolaou gratis o a un costo menor a través del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino. Averigüe si reúne los requisitos.

Vacuna contra el VPH

Los niños y las niñas deberían recibir las tres dosis de la vacuna contra el VPH a los 11 o 12 años. Si un adolescente o adulto joven (hasta los 26 años) no ha comenzado o terminado la serie de las tres dosis de la vacuna, ¡todavía está a tiempo! Haga hoy mismo una cita para vacunar a su hijo. Si no tiene seguro, o si su seguro no cubre el costo de las vacunas, el Programa Vacunas para Niños puede ayudarle.

Ir Arriba