Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Lo que las personas con sistemas inmunitarios debilitados deben saber sobre el moho

Entre las personas con el sistema inmunitario debilitado se encuentran:

  • Pacientes con SIDA.
  • Pacientes con cáncer.
  • Pacientes que han recibido trasplantes y que toman medicamentos que pueden debilitar sus sistemas inmunitarios.
  • Personas que nacieron con enfermedades que debilitan sus sistemas inmunitarios.

Si usted tiene el sistema inmunitario debilitado, puede tener un riesgo mayor de contraer una infección por moho. Estas infecciones pueden causar hospitalizaciones o incluso la muerte. El riesgo de contraer una infección por moho depende de la fortaleza de su sistema inmunitario. Hable con su médico acerca del riesgo que tiene de contraer este tipo de infección.

Si tiene el sistema inmunitario debilitado, o cuida a alguien que lo tenga, los CDC tienen respuestas a preguntas importantes sobre el moho.

¿Qué es el moho?

Cuando la gente piensa en el moho, por lo general se imagina un sótano húmedo o un pedazo de pan con hongos. Pero el moho se encuentra en muchos lugares.

Algunos tipos de moho viven sobre o dentro de nuestros cuerpos sin causarle ningún daño ni enfermedad, pero otros pueden provocar infecciones. Entre los mohos que causan infecciones están los de los géneros Aspergillus, Mucormycetes, Fusarium y Scedosporium. Se han asociado síntomas como la congestión nasal, el moqueo, la picazón de la nariz y la irritación de la garganta a espacios interiores húmedos y con moho. El moho también puede producir ataques de asma en personas que tienen esa afección y que son alérgicas al moho. Algunos mohos pueden causar enfermedades más serias como infecciones pulmonares.

¿Dónde se encuentra el moho?

Foto del moho dentro de un gabinete de baño donde se forma la condensación. Cortesía de Terry Brennan (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos).Aunque se puede encontrar prácticamente en cualquier lugar, el moho se desarrolla mejor en sitios cálidos y húmedos. El moho se propaga al producir pequeñas estructuras llamadas esporas. A diferencia del moho, las esporas pueden vivir en lugares hostiles, como sitios secos, donde normalmente el moho no crecería.

En exteriores, se puede encontrar en áreas con sombra y húmedas, o en lugares con hojas, compost, pasto, heno, tierra u otras plantas en descomposición. En interiores, se puede hallar en murallas, pisos y techos húmedos (con niveles de humedad superiores al 40%), como sótanos o duchas. Es posible que las edificaciones que se hayan inundado presenten condiciones que permitan que el moho crezca. Aunque es muy difícil deshacerse de todo el moho y las esporas que se encuentren en interiores, mantener los niveles de humedad controlados puede ayudar a prevenir su aparición.

¿Qué deben saber las personas con sistemas inmunitarios debilitados acerca de las infecciones por moho?

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados tienen un riesgo más alto de contraer una infección por moho. La mayoría de las veces se puede presentar una infección pulmonar o una sinusitis, aunque también es posible que la infección afecte otras partes del cuerpo. En general, estas infecciones deben ser tratadas en un hospital y su tratamiento con medicamentos antimicóticos puede tomar mucho tiempo.

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, ¿tienen más probabilidades de contraer infecciones por moho?

Sí. El riesgo de contraer una infección por moho es más alto para las personas con el sistema inmunitario debilitado. Por ejemplo, aquellos que reciben tratamiento contra el cáncer que afecta la sangre, la médula ósea o los ganglios linfáticos tienen generalmente un riesgo mayor que quienes tienen cáncer en un órgano como el pulmón o el hígado. Además, las personas que reciben un trasplante de células madre o de médula ósea, o las que toman medicamentos que disminuyen la capacidad de su cuerpo para luchar contra infecciones tienen un riesgo mayor de presentar una infección por moho.

La gente que tiene SIDA y la que presenta una cantidad baja de glóbulos blancos en la sangre —llamada neutropenia— causada por los tratamientos contra el cáncer puede tener un riesgo mayor de contraer infecciones por moho.

En el pasado tuve el sistema inmunitario debilitado, pero ahora no. ¿Esta información es relevante para mí?

Si en el pasado tuvo su sistema inmunitario debilitado, pero ahora este sistema está sano, su riesgo es probablemente muy bajo. Por ejemplo, si en el pasado se sometió a quimioterapia, pero recientemente no ha recibido un tratamiento de este tipo y ahora tiene un sistema inmunitario sano, su riesgo de contraer una infección por moho es probablemente muy bajo. El médico puede determinar cuál es su riesgo para una infección por moho.

¿Qué pueden hacer las personas con sistemas inmunitarios debilitados para reducir el riesgo de contraer una infección por moho?

Un tipo de infección por moho (llamada aspergilosis) se puede detectar temprano con un análisis de sangre. A veces esta prueba se usa en pacientes que han recibido un trasplante de células madre. También es posible que algunos pacientes reciban medicamentos antimicóticos para prevenir infecciones por hongos.

Las personas con ciertas afecciones como una mala capacidad para combatir las infecciones (debido a una cantidad muy baja de glóbulos blancos en la sangre, medicamentos para el trasplante de órganos, fármacos que debilitan el sistema inmunitario o medicamentos que se usan para tratar el cáncer) deberían evitar edificios u otros lugares con altos niveles de moho.

Si bien es necesario hacer más investigaciones para encontrar la mejor manera de evitar una infección por moho, los CDC recomiendan:

  • Hablar con el médico para planificar qué hacer si se enferma, incluido cuándo debería llamarlo.
  • Escribir el tipo de cáncer o afecciones que tiene, el tratamiento que ha recibido y cuándo lo recibió, el nombre de su médico y la información para contactarlo, y todos los medicamentos que esté tomando.
  • Asegurarse de estar al día con sus vacunas.

Encontré moho en mi casa. ¿Qué debo hacer?

Por lo general, no es necesario identificar el tipo de moho que crece en interiores y los CDC no recomiendan la toma periódica de muestras de moho. Tomar muestras y realizar cultivos no son formas confiables para determinar el riesgo para su salud y puede ser costoso. No se han establecido normas para determinar lo que es y no es una cantidad segura de moho.

Puede que haya un riesgo para la salud si usted tiene mayores probabilidades de contraer una infección por moho y se ve o huele moho dentro de su casa. Sin importar el tipo de moho que se detecte, una persona que no tenga el sistema inmunitario debilitado debería eliminarlo así como cualquier artículo contaminado. Usted debería conseguir ayuda para sacar el moho y los artículos contaminados.

¿Cómo quito el moho de mi casa?

Foto de una persona limpiando el moho usando guantes, gafas protectoras y un respirator N-95, courtesía de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.Una persona que no tenga el sistema inmunitario debilitado debería limpiar o quitar el moho y evitar el crecimiento de más moho. Remplace los materiales dañados por el agua o séquelos completamente. El moho puede eliminarse de las superficies duras con productos comerciales, agua y jabón, o una solución que no contenga más de una taza de cloro en un galón de agua. Si utiliza cloro para limpiar el moho:

  • Nunca mezcle el cloro con amoníaco u otro producto de limpieza para el hogar ya que producirá gases tóxicos peligrosos.
  • Abra las puertas y ventanas para permitir que entre aire fresco.
  • Use guantes no porosos y gafas protectoras.
  • Si el área que debe limpiar tiene más de 10 pies cuadrados (aproximadamente 1 metro cuadrado), vea la guía de la Agencia de Protección Ambiental llamada “Eliminación del moho en escuelas y edificios comerciales”. Este documento también sirve para otro tipo de edificaciones.
  • Siga las instrucciones del fabricante cuando utilice cualquier producto de limpieza.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por moho?

Los síntomas de una infección por moho incluyen fiebre, tos o sibilancias, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, moqueo o congestión nasal o, en algunos casos, irritación de la piel (sarpullido).

¿Qué deben hacer las personas con sistemas inmunitarios debilitados si creen que tienen una infección por moho?

Si tiene el sistema inmunitario debilitado y síntomas de una infección por moho, hable con su médico y pregúntele por las pruebas para detectar dicha infección. Es importante detectar temprano una infección por moho porque el diagnóstico y el tratamiento a tiempo pueden ayudar a evitar que la infección empeore.

Llame a su médico y dígale al personal del consultorio que tiene el sistema inmunitario debilitado y que cree que contrajo una infección por moho. Es posible que el doctor recomiende hacerle pruebas o que le recete medicamentos. Siga las instrucciones que le haya dado y tome el medicamento como se le indicó.

¿Cómo se tratan las infecciones por moho?

Los antimicóticos son medicamentos que se venden con receta y que pueden ayudar a combatir estas infecciones. También pueden prevenir complicaciones graves causadas por las infecciones por moho, incluida la muerte. Es muy importante usar los medicamentos antimicóticos al comienzo de la infección para evitar que esta empeore.

Vivo o cuido a una persona con el sistema inmunitario debilitado. ¿Qué necesito saber sobre el moho?

Las personas con el sistema inmunitario debilitado deben evitar exponerse al moho. Si hay moho en la casa, alguien que no tenga el sistema inmunitario debilitado debe quitarlo y evitar que siga apareciendo.

Ir Arriba