Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Cuidado con los reptiles como mascotas

Un niño que está sosteniendo una tortugaLos reptiles y anfibios sanos pueden ser portadores de Salmonella y de otros microbios que causan enfermedades en los personas. ¡Pero hay buenas noticias! Usted puede tomar precauciones para mantenerse y mantener a su familia sanos cuando esté cerca de estas mascotas.

Muchos creen que la única causa de las infecciones por Salmonella  son  los alimentos contaminados, pero usted puede también infectarse al estar en contacto con tortugas, lagartijas, ranas o cualquier cosa presente en su entorno, como los acuarios y los platos donde comen. Los microbios de la Salmonella  en los excrementos (heces) de los reptiles y los anfibios pueden contaminar todo lo que tocan.

Si en su casa hay niños pequeños, considere tener otras mascotas para su su familia. Más de 125 personas se han enfermado en varios brotes de Salmonella en curso en todo el país  vinculados a las tortugas pequeñas. La mayoría de los pacientes son niños menores de 5 años de edad. Entre el 2006 y 2014, los CDC investigaron 15 brotes multiestatales de Salmonella vinculados al contacto con las tortugas; se reportaron 921 personas enfermas, 156 hospitalizaciones y la muerte de un bebé. Estas enfermedades y estos brotes son la razón por la cual los CDC recomiendan que no se tengan a las tortugas ni a otros reptiles como mascotas en las familias con niños pequeños.[775 KB]

Los animales y la salud

Cómo escoger un reptil o anfibio como mascota

  • No se recomiendan reptiles ni anfibios para niños de menos de cinco años de edad en casas, escuelas ni guarderías. Las familias que incluyen a adultos de más de 65 años de edad o personas con un sistema inmunitario debilitado también deberían considerar otro tipo de mascota.
  • No compre tortugas de menos de 4 pulgadas de largo. Aun cuando estas tortugas puede que se vendan en tiendas de recuerdos y en kioscos a la orilla de las calles, su venta está prohibida por ley federal.* Si usted quiere tener una tortuga como mascota, compre tortugas que tengan una caparazón de más 4 pulgadas, en una tienda de mascotas confiable.
  • No capture tortugas salvajes para tenerlas como mascotas.
  • No libere en el medioambiente ninguna tortuga que no quiera. Esto no es bueno ni para la tortuga ni para el medioambiente. Llame a una tienda de mascotas con buena reputación o a una organización que rescate reptiles.
Lavándose las manos

Lávese bien las manos cada vez que haya estado en contacto con reptiles, anfibios y cualquier otra cosa en el área donde ellos viven o merodean.

Sugerencias para manipular tortugas, lagartijas y ranas sin riesgos

  • Lávese bien las manos cada vez que haya estado en contacto con reptiles, anfibios y cualquier otra cosa en el área donde ellos viven o merodean, como su hábitat, alimentos y equipos.
  • Los niños de menos de 5 años de edad, las personas con un sistema inmunitario debilitado y los adultos de más de 65 años no deben manejar ni tocar anfibios, reptiles ni los sitios donde viven estos animales. La probabilidad de contraer una enfermedad grave y de ser hospitalizados a causa de los microbios de la Salmonella es más alta en estos grupos.
  • Evite la contaminación cruzada. No es necesario tocar un reptil o un anfibio para enfermarse a causa de sus microbios. La Salmonella  y otros microbios pueden contaminar los alimentos de los  reptiles tales como roedores congelados o vivos, equipos y otros materiales, incluida el agua almacenada en tanques.
  • No bañe su mascota ni limpie su tanque en su cocina o baño. Haga esto afuera o use una cubeta o recipiente exclusivamente para su mascota si tiene que hacerlo dentro de la casa.
    • Utilice jabón y agua tibia para lavar la cubeta o bote y cualquier superficie que estos implementos toquen dentro de la casa.
  • No bese ni abrase un reptil o un anfibio porque esto aumentará el riego de que que se enferme.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés y español)

Para el público

Para los profesionales de la salud pública

Para los proveedores de atención médica (en inglés)

Publicaciones (en inglés)

Arriba