Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Prevención

English: Prevention

El rotavirus se puede propagar fácilmente. La buena higiene de las manos (lavado de manos) y la limpieza son medidas importantes pero no son suficientes para controlar la propagación de esta enfermedad.

Las vacunas contra el rotavirus son muy eficaces en la prevención de la gastroenteritis por rotavirus y la diarrea y otros síntomas concomitantes. Los CDC recomiendan para todos los bebés la vacunación de rutina con una de las dos vacunas disponibles contra el rotavirus:

  • RotaTeq® (RV5), la cual se administra en 3 dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad; o
  • Rotarix® (RV1), la cual se administra en 2 dosis a los 2 y 4 meses de edad.

Ambas vacunas contra el rotavirus se administran de manera oral. Estas vacunas son muy eficaces (85 a 98 %) para prevenir la enfermedad grave por rotavirus en bebés y niños pequeños, incluida la infección por rotavirus que requiere de hospitalización.

Las vacunas contra el rotavirus no evitarán la diarrea ni los vómitos causados por otros virus o microrganismos.

Ir Arriba