Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Preguntas frecuentes sobre la tosferina

English: Pertussis Frequently Asked Questions

frequently asked questions

P: ¿Se puede prevenir la tosferina con vacunas?

R: Sí. La tosferina (también llamada tos convulsiva o pertussis) se puede prevenir con vacunas. Antes de que las vacunas contra la tosferina estuvieran disponibles en forma masiva en los años 40, cerca de 200 000 niños contraían esta enfermedad al año en los Estados Unidos y unos 9000 morían por causa de la infección. En la actualidad hay unos 10 000 a 40 000 casos reportados al año y, desafortunadamente, hasta 20 muertes.

Las vacunas contra la tosferina se recomiendan para personas de todas las edades. Los bebés y los niños deben recibir 5 dosis de la DTaP para obtener máxima protección. Se les administra una dosis a los 2, 4 y 6 meses; otra entre los 15 y 18 meses; y otra más entre los 4 y los 6 años de edad. A los preadolescentes se les administra una dosis de la Tdap de refuerzo a los 11 o 12 años de edad.

Los adolescentes o adultos que no hayan recibido la Tdap en la preadolescencia deben recibir una dosis de esta vacuna. Es especialmente importante que las mujeres embarazadas reciban la Tdap durante el tercer trimestre de cada embarazo. También es importante que las personas que cuidan a bebés estén al día con las vacunas contra la tosferina. Usted puede recibir una dosis de la Tdap de refuerzo independientemente de cuándo haya recibido su último refuerzo de la vacuna contra el tétanos (Td). También necesitará ponerse la Tdap aun cuando haya sido vacunado de niño o se haya enfermado de tosferina en el pasado.

Obtenga más información sobre cómo prevenir la tosferina

La tosferina puede ser mortal para los bebés. Sepa cómo protegerlos con la vacunación.

La tosferina puede ser mortal para los bebés. Sepa cómo protegerlos con la vacunación. Vea esta infografía..

 

P: ¿Por qué la atención se centra en proteger a los bebés contra la tosferina?

R: Los bebés tienen el mayor riesgo de contraer tosferina y de tener complicaciones graves por esta enfermedad, incluso de morir. Cerca de la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen tosferina necesitan recibir atención médica en un hospital, y 1 de cada 100 bebés que reciben tratamiento en el hospital muere.

Hay dos estrategias para proteger a los bebés hasta que tengan la edad suficiente para recibir las vacunas y producir su propia inmunidad contra esta enfermedad.

Primero, hay que vacunar a las mujeres embarazadas con la Tdap en cada embarazo, preferentemente entre las semanas 27 y 36. Al recibir la Tdap durante el embarazo, las madres producen anticuerpos que se transfieren al recién nacido, dándole protección contra la tosferina desde sus primeros días, antes de que pueda empezar a recibir las vacunas DTaP a los dos meses de edad. La Tdap también ayuda a proteger a las madres, haciendo que sea menos probable que le transmitan la tosferina a su bebé.

Segundo, hay que asegurarse de que todas las personas alrededor del bebé estén al día con sus vacunas contra la tosferina. Estas personas incluyen a los padres, hermanos, abuelos (incluidas las personas de 65 años o más), otros familiares, niñeras, etc. Deben estar al día con la vacuna adecuada para su edad (DTaP o Tdap) por lo menos dos semanas antes de entrar en contacto cercano con el bebé. A menos que la persona esté embarazada, se recomienda recibir solo una dosis de la Tdap en la vida. Estas dos estrategias deberían reducir la infección en bebés.

También es fundamental que los profesionales de la salud estén al día con una dosis de la Tdap de refuerzo, en especial aquellos que trabajan con bebés.

Obtenga más información sobre las complicaciones en los bebés.

 Inicio de la página

P: Si he tenido la tosferina, ¿necesito la vacuna de refuerzo contra esta enfermedad?

R: Sí. Enfermarse de tosferina o vacunarse contra esta afección no ofrece protección de por vida, lo que significa que usted puede de todos modos contraer esta enfermedad y transmitírsela a los demás, incluso a los bebés.

 

P: ¿Las vacunas contra la tosferina protegen de por vida?

R: Las vacunas contra la tosferina son eficaces, pero no son perfectas. Normalmente ofrecen buenos niveles de protección dentro de los 2 primeros años después de recibir las vacunas, pero esa protección va disminuyendo con el tiempo. Esto se conoce como inmunidad disminuida. De manera similar, puede que la infección natural solo lo proteja por unos años.

En general, las vacunas DTaP tienen una eficacia de entre 80 y 90 %. En los niños que reciben las 5 dosis de la DTaP cuando corresponde, la eficacia es muy alta dentro del primer año después de recibir la quinta dosis; por lo menos 9 de cada 10 niños están completamente protegidos. Cada año que pasa hay una leve disminución en la eficacia. Aproximadamente 7 de cada 10 niños están completamente protegidos por 5 años después de recibir la última dosis de la DTaP y los otros 3 de cada 10 niños están parcialmente protegidos contra la enfermedad grave.

Nuestra estimación actual es que en el primer año después de recibir la vacuna Tdap, esta protege a cerca de 7 de cada 10 personas que la reciben. Cada año que pasa hay una disminución en la eficacia. Aproximadamente 3 o 4 de cada 10 personas están completamente protegidas 4 años después de recibir la vacuna Tdap.

Estar al día con las vacunas recomendadas contra la tosferina es la mejor manera de protegerse y proteger a sus seres queridos.

Obtenga más información sobre la infección y la protección que brindan las vacunas.

 

P: ¿Las vacunas contra la tosferina protegen contra la enfermedad grave?

R: Si ha sido vacunado y contrae la tosferina, usted tiene menos probabilidades de presentar una infección grave. Por lo general, la tos no le durará tantos días y los accesos de tos, el silbido y los vómitos después de los accesos no ocurrirán tan seguido. Cuando los niños vacunados contraen la tosferina, son menos los que presentan apnea (pausas en la respiración que ponen en peligro la vida), cianosis (coloración azul o morada de la piel por la falta de oxígeno) y vómitos.

Obtenga más información sobre los síntomas de la tosferina.

Inicio de la página

P: ¿Por qué están aumentando los casos reportados de tosferina?

R: Desde principios de la década de los 80, ha habido una tendencia general de aumento en los casos reportados de tosferina. Esta enfermedad es de naturaleza cíclica, con cantidades de casos que alcanzan máximos cada 3 a 5 años. Sin embargo, durante las últimas décadas, esos máximos han sido más altos y la cantidad de casos en general ha aumentado. Hay varias razones que ayudan a explicar por qué estamos viendo más casos últimamente. Estas incluyen una mayor concientización, mejores pruebas de diagnóstico, mejor sistema de notificación, mayor circulación de la bacteria e inmunidad disminuida. Las bacterias que causan la tosferina están siempre cambiando a nivel genético. Se están haciendo investigaciones para determinar si alguno de esos recientes cambios puede estar relacionado con el aumento en los casos de enfermedad.

Cuando se trata de inmunidad disminuida, puede que las vacunas contra la tosferina acelular (DTaP y Tdap) que usamos en la actualidad no protejan por tanto tiempo como la vacuna con la célula completa (DTP) que solíamos usar. Durante los años 90, los Estados Unidos dejaron de utilizar la vacuna DTP y empezaron a usar la DTaP en bebés y niños. Las vacunas contra la tosferina con la célula completa (DTP) se asocian a tasas más altas de efectos secundarios leves y temporales, como fiebre y dolor e hinchazón en el lugar de la inyección. Raras, pero graves reacciones neurológicas adversas —incluidos problemas neurológicos crónicos— ocurrieron muy pocas veces en niños que recientemente habían recibido vacunas con la célula completa. Aunque los estudios tienen resultados contradictorios sobre si la vacuna podría causar problemas neurológicos crónicos, la preocupación del público en los Estados Unidos y otros países llevó a un esfuerzo conjunto para crear una vacuna más segura. Debido a estas preocupaciones, junto con la disponibilidad de una vacuna acelular segura y eficaz, los Estados Unidos empezaron a usar las vacunas contra la tosferina acelular (DTaP).

Obtenga más información sobre la inmunidad disminuida de la DTaP [1 página] (en inglés) y los brotes de tosferina.

 

P: He oído de padres que se niegan a vacunar a sus hijos y de viajeros que llegan a los Estados Unidos y que propagan enfermedades, ¿hay que culparlos a ellos por los brotes de tosferina?

R: Aunque los niños que no han recibido la vacuna DTaP tienen por lo menos 8 veces más probabilidad de contraer la tosferina en comparación con aquellos que recibieron las 5 dosis recomendadas, ellos no son la causa principal de los brotes a gran escala o de las epidemias. Sin embargo, sus padres los están poniendo en un mayor riesgo de contraer la infección grave de tosferina y posiblemente de transmitírsela a sus familiares o miembros de la comunidad.

Con frecuencia vemos que algunas personas culpan de los brotes de tosferina a las personas que vienen a los Estados Unidos de otros países. Pero esto no es así, la tosferina nunca fue eliminada de los Estados Unidos como el sarampión o la poliomielitis, por lo que siempre existe la probabilidad de que llegue a una comunidad. Además, todos los países vacunan contra la tosferina.

Infórmese más sobre los síntomas de la tosferina.

 

P: ¿Son tosferina la mayoría de los casos de tos y todas las personas con tosferina presentan silbidos?

R: Hay muchos factores que pueden causar que una persona tenga tos y no todos los casos de tos son tosferina. En general la tosferina comienza con síntomas parecidos a los del resfriado que podrían estar acompañados de tos leve o fiebre. Pero después de 1 o 2 semanas, puede comenzar la tos grave. A diferencia del resfriado común, la tosferina puede producir una serie de accesos de tos que se prolongan por varias semanas. La mejor manera de saber si una persona tiene tosferina es yendo al médico, quien podrá darle un diagnóstico y recetar antibióticos en caso de ser necesario.

El nombre de tos convulsiva viene del sonido sibilante que las personas hacen al tratar de respirar después de un acceso de tos sofocante. No obstante, no todas las personas con tosferina tosen y muchas de las que tosen no presentan convulsiones.

Los adolescentes y los adultos, en especial aquellos que no han recibido la vacuna, pueden tener una tos prolongada que los mantiene despiertos durante la noche. Las personas que presentan accesos explican que es la peor tos que tuvieron en la vida. La tos puede durar por semanas o meses, causar problemas graves en la vida diaria, y complicaciones como fractura de costillas y ruptura de vasos sanguíneos.

Puede que los bebés no tosan para nada. Ellos, en cambio, pueden presentar pausas en la respiración que ponen en riesgo la vida (apneas) o tener problemas para respirar. Cada vez que alguien tenga problemas para respirar, es importante llevar a esa persona al médico de inmediato.

Obtenga más información sobre los síntomas de la tosferina.

 

P: ¿Están cambiando las bacterias de la tosferina y causando un aumento en la cantidad de casos?

R: Los CDC están evaluando las posibles causas del aumento de las tasas de tosferina, incluidos los cambios en los tipos de bacterias que causan la enfermedad ("cepas"). A diferencia de las enfermedades transmitidas por alimentos, en las que una cepa causa un brote, se pueden observar múltiples tipos o cepas de las bacterias de tosferina causando la enfermedad en un momento determinado, incluso durante los brotes. Se están haciendo investigaciones para determinar si alguno de los recientes cambios genéticos en las bacterias que causan la tosferina puede estar relacionado con el aumento en los casos de esta enfermedad en los Estados Unidos.

Obtenga más información sobre las cepas de la tosferina negativas a la pertactina (en inglés).

Inicio de la página

P: ¿Qué tan contagiosa es la tosferina?

R: La tosferina se transmite fácilmente de persona a persona a través de la tos y los estornudos. Una persona con tosferina puede infectar hasta 12 a 15 personas. Esa es la razón por la cual es muy importante estar al día con las vacunas contra la tosferina y tener buenos hábitos de higiene al toser y estornudar (en inglés).

Muchos bebés que contraen la tosferina son contagiados por sus hermanos mayores, padres o personas que los cuidan, quienes tal vez ni siquiera sepan que tienen la enfermedad. Si la tosferina está circulando en una comunidad, existe la posibilidad de que incluso una persona de cualquier edad, que tenga todas sus vacunas, contraiga esta enfermedad tan contagiosa. Pero si usted ha sido vacunado, la infección, por lo general, será menos grave.

Si usted o su hijo contraen un resfriado que incluya una tos muy fuerte o una que dure mucho tiempo, podría ser tosferina. La mejor manera de saber si lo es o no es contactando a su médico.

Obtenga más información sobre la transmisión de la tosferina.

 

P: ¿La inmunidad colectiva no protege a la mayoría de las personas?

R: La inmunidad colectiva es una situación en la cual, a través de la vacunación o la enfermedad previa, una proporción suficiente de la población es inmune a una enfermedad infecciosa, lo que hace improbable su transmisión de persona a persona. Incluso las personas que no estén vacunadas (como los recién nacidos y quienes tienen enfermedades crónicas) están generalmente protegidas debido a que la enfermedad tiene pocas oportunidades de propagarse en la comunidad. Debido a que la tosferina se propaga fácilmente, y a que la protección de la vacuna disminuye con el tiempo y puede que las vacunas contra la tosferina acelular no prevengan la colonización (tener la bacteria en el cuerpo sin enfermarse) o la propagación de la bacteria, no podemos confiarnos en la inmunidad colectiva para proteger a las personas contra esta afección.

Las vacunas son la herramienta más eficaz que tenemos para proporcionar protección contra la tosferina. Es importante que todos reciban las vacunas recomendadas contra esta enfermedad para protegerse.

Obtenga más información sobre la cobertura de la vacuna (en inglés).

Inicio de la página

Arriba