Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to navigation Skip directly to site content Skip directly to page options
CDC Home

DEEPWATER HORIZON RESPONSE

NOTE: This page is archived for historical purposes and is no longer being maintained or updated.

07/12/2010

Estrés por incidentes traumáticos: Información para el personal y los voluntarios que participan en las labores de respuesta al derrame de Deepwater Horizon

Introducción

El personal y los voluntarios pueden experimentar estrés y fatiga cuando participan en las actividades de respuesta ante desastres ambientales, de origen natural o provocados por los seres humanos. Como personal de respuesta del derrame de Deepwater Horizon, debido a lo que los profesionales de la psicología denominan incidente traumático, usted corre el riesgo de sentir niveles de estrés fuera de lo normal. Se usa el término traumático porque existe un cambio inesperado y preocupante en el orden natural de las cosas, como la muerte prematura o lesiones en la fauna y flora que ha sido cubierta por el petróleo, así como el impacto en las comunidades pesqueras y el medioambiente. Este folleto describe la variedad de reacciones comunes que usted puede experimentar ante el estrés, en su trabajo o durante las semanas y meses siguientes. Es importante que vigile su salud y bienestar durante todo este periodo, aunque hayan pasado meses después de terminar las labores de respuesta. Seguir estas recomendaciones le ayudará a controlar el estrés y la fatiga durante y después de las labores de respuesta.

Síntomas de estrés

Puede sufrir varios síntomas de estrés de tipo físico, emocional, de razonamiento o de comportamiento. Estos síntomas pueden ocurrir inmediatamente, en el lugar de los hechos, o pueden presentarse semanas o meses después o, incluso, pueden no presentarse en lo absoluto. Algunos de estos síntomas pueden originarse por la fatiga.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos pueden abarcar fatiga, malestar estomacal o vómitos, mareos, sudoración intensa, sed, dolores de cabeza, problemas de la vista, mandíbula apretada, dolores y molestias generales o perturbación del sueño. Debe buscar atención médica INMEDIATA si siente alguno de los síntomas a continuación:

  • dolor en el pecho u otro tipo de dolor intenso
  • dificultad para respirar
  • síntomas de conmoción como respiración superficial, pulso débil o acelerado, náuseas, temblores, piel pálida y sudorosa, confusión o pupilas dilatadas.

Dificultades de razonamiento

Si se siente confundido o tiene problemas para pensar con claridad mientras está trabajando, es posible que no pueda concentrarse, lo cual podría afectar su capacidad para trabajar sin exponerse a riesgos. Las dificultades de razonamiento abarcan confusión, pérdida de la conciencia de tiempo y espacio, alteraciones de la lucidez mental, escasa concentración, problemas para identificar personas u objetos familiares, problemas de la memoria, capacidad de atención disminuida o dificultad para hacer cálculos matemáticos o resolver problemas.

Inquietudes emocionales

Las emociones intensas pueden ser reacciones normales a una situación fuera de lo común o traumática. Usted debe buscar ayuda psicológica si alguno de los síntomas a continuación interfiere con sus actividades diarias o si no desaparecen después de varias semanas: ansiedad, culpa, negación, dolor, temor, irritabilidad, pérdida del control de las emociones, depresión, sensación de fracaso, sentirse abrumado, culpar a los demás o a sí mismo, fácil de sobresaltar, estar hipersensible, demasiado precavido o sentir pánico intenso (en muy raras ocasiones).

Cambios en el comportamiento

Las posibles alteraciones del comportamiento a las que se debe prestar atención, abarcan ira, retraimiento, descontrol emocional que deriva en estallidos emocionales o agresión fuera de lo común, cambios recientes en el apetito, consumo excesivo de alcohol, cafeína o tabaco, consumo inadecuado de medicamentos, consumo de drogas ilegales, imposibilidad de descansar, caminar de un lado al otro o cambios en la conducta sexual.

Recomendaciones para vigilar su salud y mantenerse sano en el lugar de trabajo

Puede ser que usted no reconozca la necesidad de cuidarse y de vigilar su propia salud física y psicológica. Esto sucede especialmente cuando los esfuerzos de respuesta se extienden por varias semanas. Las directrices a continuación contienen pasos simples para ayudarle y para ayudar a sus compañeros de las labores de respuesta. Debe mantenerse alerta en el trabajo para poder cuidar de su salud y seguridad. Debe ser capaz de concentrarse en el trabajo, especialmente dado el ambiente de trabajo caótico y cambiante típico de los desastres. Siga estas directrices mientras esté en su trabajo y continúe haciéndolo cuando regrese al hogar para controlar su estrés y fatiga.

Mantenga bajo control el orden y el ritmo de los esfuerzos de rescate y recuperación:
  • Controle su ritmo de trabajo. Los esfuerzos de respuesta en el lugar de los hechos pueden prolongarse durante días o semanas.
  • Cuiden unos de otros. Sus compañeros pueden estar muy concentrados en una tarea en particular y no percibir un peligro cercano o fuera de su campo visual.
  • Preste atención a los que le rodean. Es probable que se sienta exhausto, estresado o temporalmente confundido, lo cual puede ponerlo en peligro a usted y a sus compañeros de trabajo.
  • Descanse con frecuencia. El cansancio mental, particularmente si es originado por jornadas prolongadas, lo expone a riesgos mayores de sufrir lesiones.
Mantenga una buena nutrición e hidratación y descanso apropiados:
  • Siga una rutina habitual de alimentación y sueño. Mantenga una rutina tan normal como sea posible y respete el horario de trabajo y la rotación del equipo.
  • Asegúrese de ingerir suficientes líquidos, como agua y jugos de fruta.
  • Trate de consumir alimentos variados y aumentar su consumo de carbohidratos complejos como barras de granola o panes y panecillos integrales.
  • Siempre que sea posible, descanse en un lugar alejado del sitio de trabajo.
  • Coma y beba en el área más limpia disponible.
Vigile su salud psicológica intelectual y emocional:
  • Reconozca y acepte las cosas que no puede cambiar, como jerarquías de mando, la estructura organizacional, las esperas, las averías del equipo, etc.
  • Hable con otros cuando USTED sienta la necesidad de hacerlo. Usted es quien debe decidir cuándo quiere conversar sobre su experiencia. Hablar sobre un acontecimiento puede hacerle sentir que lo está viviendo nuevamente. No se sienta presionado a compartir más información de la que desea.
  • Si su empleador le proporciona asesoramiento psicológico formal, utilícelo.
  • Permítase sentir tristeza, cansancio o descorazonamiento de vez en cuando; usted se encuentra en una situación difícil.
  • Los pensamientos, sueños o recuerdos súbitos recurrentes son normales, no trate de combatirlos. Disminuirán con el correr del tiempo.
  • Comuníquese con sus seres queridos con la mayor frecuencia posible.

Recomendaciones para mantenerse sano después del incidente

Con el tiempo, sus impresiones y comprensión de su experiencia cambiarán. Este proceso varía de una persona a otra. Independientemente del suceso o de su reacción ante el mismo, a continuación se enumeran algunas pasos básicos para ayudarle a adaptarse a la experiencia:

  • Busque ayuda y asesoramiento, la gente realmente se interesa.
  • Vuelva a conectarse con las personas que le dan apoyo en el ámbito familiar, espiritual y comunitario.
  • Considere la posibilidad de llevar un diario.
  • Haga cosas que le ayuden a sentirse como nuevo y a recargar fuerzas, solo o en la compañía de otras personas.
  • Recuerde que “volver a la normalidad” lleva tiempo. Reanude su rutina habitual gradualmente. Durante algún tiempo deje que otros asuman mayores responsabilidades en su hogar y su trabajo.
  • Esté consciente de que retornar a sus actividades normales no es un camino libre de obstáculos, sino más bien dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás. Usted avanzará paulatinamente.
  • Aprecie el sentido del humor, el suyo y el de los demás.
  • Su familia puede llegar a experimentar en parte el desastre a través suyo, por las historias que usted cuenta y los medios de noticias. Estos momentos son para entenderlos y comunicarse con ellos.
  • Evite consumir drogas o alcohol en exceso; esto puede puede acarrear otros problemas.
  • Descanse bien y haga ejercicio en forma habitual.
  • Aliméntese en forma balanceada y coma a horarios regulares.

Recursos adicionales (en inglés y español)

Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH)
1-800-35-NIOSH, www.cdc.gov/niosh
Recursos para las actividades de respuesta al derrame de petróleo de Deepwater Horizon - http://www.cdc.gov/niosh/topics/OilSpillResponse/
Página sobre el tema de incidentes traumáticos - http://www.cdc.gov/niosh/topics/traumaticincident/

Centro de Estudios del Estrés Traumático (CSTS)
Cómo tratar los efectos del trauma: una guía de autoayuda http://www.centerforthestudyoftraumaticstress.org/csts_items/SHG_Effects_of_trauma.pdf

Equipo de Respuesta Nacional de los EE. UU. (NRT)
Guía para manejar la fatiga del personal durante operaciones de emergencia http://nrt.org/production/NRT/NRTWeb.nsf/AllAttachmentsByTitle/SA-1049TADFinal/$File/TADfinal.pdf?OpenElement

Administración de Servicios de Salud Mental y Toxicomanías (SAMHSA)
Atención psicológica de urgencia y estrés traumático
http://mentalhealth.samhsa.gov/cmhs/EmergencyServices/
Sugerencias sobre cómo hablar de desastres http://mentalhealth.samhsa.gov/cmhs/EmergencyServices/after.asp

Centro Nacional del Trastorno por Estrés Postraumático (PTSD)
Primeros auxilios psicológicos: guía de operaciones en el lugar de los hechos
http://ncptsd.va.gov/ncmain/ncdocs/manuals/nc_manual_psyfirstaid.html

 
Contact Us:
  • Page last reviewed: January 25, 2012 (archived document)
USA.gov: The U.S. Government's Official Web PortalDepartment of Health and Human Services
Centers for Disease Control and Prevention   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) TTY: (888) 232-6348 - Contact CDC-INFO