Skip directly to search Skip directly to A to Z list Skip directly to page options Skip directly to site content

NIOSHTIC-2 Publications Search

Search Results

Informe sobre la evaluación de riesgos para la salud: HETA-2011-0058-3157, infecciones y exposiciones por Campylobacter entre los empleados de una planta procesadora de aves de corral - Virginia (resumen).

Authors
de Perio-MA; Gibbins-JD; Niemeier-RT
Source
Cincinnati, OH: U.S. Departmento de Salud Y Servicios Humanos, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional, HETA 2011-0058-3157, 2012, 2012 Apr; :1-4
NIOSHTIC No.
20040976
Abstract
En febrero del 2011, recibimos una solicitud de representantes de la compañía de una planta procesadora de aves de corral en Virginia para realizar una evaluación de riesgos para la salud (HHE). La petición era concerniente a infecciones por Campylobacter en los empleados, especialmente los que trabajaban en el área donde se colgaban los pollos vivos en la línea de la planta. Durante nuestra visita a la planta en mayo del 2011, revisamos los procedimientos laborales y materiales de capacitación de los empleados, así como los registros de la oficina del funcionario médico de la planta. Investigamos datos adicionales sobre el sistema de ventilación de la planta y su programa de muestreo ambiental del cloro y la bacteria Campylobacter. También entrevistamos a 88 empleados y observamos las prácticas de trabajo. Revisamos los casos confirmados de infecciones por Campylobacter en empleados de la planta. Identificamos 29 casos de infecciones por Campylobacter, confirmados mediante pruebas de laboratorio en empleados, durante un periodo de 3 años y medio. La mayoría de esos empleados trabajaban en el área donde se cuelgan los pollos vivos en la línea, habían trabajado en la planta por menos de un mes antes de que aparecieran los síntomas y residían en un centro alternativo de rehabilitación (un programa de rehabilitación operado por el Departamento Penitenciario de Virginia). También encontramos que aproximadamente el 15% de más de 3,000 consultas a la oficina del funcionario médico de la planta desde enero del 2011 hasta septiembre del 2011 fueron por síntomas gastrointestinales. Además, casi un tercio de los 88 empleados entrevistados notificaron haber estado enfermos con síntomas gastrointestinales en el periodo de 5 meses anterior a la entrevista y menos de la mitad de esos empleados reportaron su enfermedad a funcionarios de la planta. Por lo tanto, las enfermedades gastrointestinales fueron bastante frecuentes, pero parece que no se reportaron en su totalidad. El que a los empleados no se les pagara por los días de ausencia por razones médicas puede haber cumplido un papel en la poca notificación. Entre todos los empleados, aquellos que trabajaban en las áreas donde se reciben y cuelgan los pollos vivos parecen haber sido los más afectados por las enfermedades gastrointestinales. También notamos que las prácticas de higiene de las manos y el uso de equipo de protección personal (PPE) no son constantes; estas observaciones coinciden con las prácticas de higiene autorreportadas por los empleados entrevistados. Los empleados también indicaron tener que pagar por ciertos PPE. Observamos que el sistema de ventilación tenía 20 ductos de suministro de aire situados en el área por encima de la cabeza de los empleados que trabajan en el sector donde se cuelgan los pollos vivos. Estos ductos dirigían el aire hacia abajo en un ángulo orientado hacia la correa transportadora donde se colocaban los pollos antes de que los engancharan en la línea. Esto podría haber causado la posible aerosolización o propagación de la contaminación desde las aves hasta los trabajadores situados en el área donde se cuelgan los pollos vivos. Los niveles de cloro en el agua de los enfriadores de inmersión, de acuerdo a los registros de la compañía, estaban dentro de los requisitos de la USDA de 20–50 ppm. Existe un riesgo para la salud de infecciones por Campylobacter en esta planta. Se deben intensificar los esfuerzos para reducir la contaminación por Campylobacter en la planta, en particular en el área donde se reciben y cuelgan los pollos vivos en la línea. Dichos esfuerzos deben incluir una mejor higiene y el uso apropiado de otros controles de ingeniería, como la redirección del flujo de aire de los ductos en el área donde se cuelgan los pollos vivos, de tal manera que el aire se dirija lejos de las aves. También se debe mejorar la capacitación y el cumplimiento de las normas de higiene de las manos, así como del uso de PPE.
Keywords
Region-3; Health-hazards; Poultry-industry; Poultry-workers; Infectious-diseases; Infection-control; Gastrointestinal-system; Gastrointestinal-system-disorders; Bacteria; Bacterial-infections; Ventilation; Ventilation-systems; Air-flow; Personal-protective-equipment; Sanitation; Employee-exposure; Employee-health; Animals; Food-handlers; Food-processing-workers; Palabras clave: Proceso avícola; procesamiento de aves de corral; procesamiento de pollos; Campylobacter; campilobacteriosis; infección; procesamiento avícola; procesamiento de aves de corral; procesamiento de pollos; diarrea; gastrointestinal; fuerza laboral hispana; trabajadores hispanos
Publication Date
20120401
Document Type
Field Studies; Hazard Evaluation and Technical Assistance
Fiscal Year
2012
NTIS Accession No.
NTIS Price
Identifying No.
HETA-2011-0058-3157-SP; B07092012
NIOSH Division
DSHEFS
SIC Code
NAICS-311615
Source Name
Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional
State
OH; VA
TOP