Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Tratamiento con transfusiones de sangre

El tratamiento con transfusiones de sangre

Foto: bolsa de sangre para transfusiónLa anemia de Diamond-Blackfan (ADB) hace que la médula ósea (el centro de los huesos, donde se producen los glóbulos sanguíneos) no produzca suficientes glóbulos rojos. Una proteína especial de los glóbulos rojos, llamada hemoglobina, transporta el oxígeno a todos los órganos del cuerpo. Cuando el número de glóbulos rojos es bajo, puede ser que los órganos del cuerpo no reciban todo el oxígeno que necesitan.

Las transfusiones de sangre son una manera de aumentar la cantidad de glóbulos rojos. Una transfusión quiere decir extraer la sangre de una persona sana para dársela a otra. Algunas personas solo necesitan transfusiones de vez en cuando, cuando los niveles de hemoglobina son demasiado bajos; otras las necesitan frecuentemente, durante periodos prolongados. Esto último se llama tratamiento con transfusiones de sangre.

En este tipo de tratamiento, la sangre se administra a través de una vena o de un dispositivo intravenoso (IV) permanente. Las transfusiones de sangre normalmente se realizan cada 4 a 6 semanas en un centro de tratamientos, hospital o centro ambulatorio de transfusiones.

Las siguientes son algunas de las razones por las que una persona con ADB puede necesitar transfusiones de sangre programadas con regularidad:

  • Otros tratamientos (como con corticoesteroides) no han tenido buenos resultados
  • El paciente no tolera los efectos secundarios de otros tratamientos
  • La anemia es muy grave u origina complicaciones

 

Hoja informativa sobre el tratamiento con transfusiones de sangre

Foto: Portada de la hoja informativa

Descargar e imprimir esta hoja informativa (en inglés) »

Beneficios

Después de una transfusión de sangre, muchas personas se sienten mejor, tienen más energía y pueden participar en más actividades. El crecimiento de los niños puede mejorar más cuando reciben tratamiento con transfusiones de sangre que con otros tratamientos.

 

Efectos secundarios y riesgos

Los efectos secundarios negativos del tratamiento con transfusiones de sangre son poco comunes, pero pueden incluir reacciones a la transfusión de sangre, infecciones, desarrollo de anticuerpos para los glóbulos rojos y sobrecarga de hierro en diferentes órganos del cuerpo.


Reacciones a la transfusión de sangre

Las reacciones a la transfusión de sangre son un problema causado por recibir sangre. El problema más común son las reacciones alérgicas, y pueden causar comezón, urticaria, sarpullido y en raras ocasiones pueden asociarse a hinchazón, tos, sibilancias y dificultad para respirar. Si se presentan estas reacciones, el médico le recomendará tomar medicamentos antes de cada transfusión.

Otros problemas potencialmente serios pueden presentarse hasta 10 días después de la transfusión. Llame al médico si ocurre lo siguiente: fiebre, sarpullido, dolor de espalda, orina de color oscuro, piel pálida o de color amarillento (ictericia). Estos síntomas pueden indicar hemólisis, una forma de rápida descomposición de la sangre donada en el cuerpo, llamada "reacción demorada a la transfusión".


Infecciones

Una preocupación común relacionada con el tratamiento con transfusiones de sangre es el riesgo de contagiarse de una infección debido a la transfusión. Los bancos de sangre hacen todo lo posible para asegurarse de que la sangre almacenada sea segura, y no aceptan sangre de quienes no cumplen con los requisitos correspondientes para donantes de sangre saludable.

Además, la sangre es analizada minuciosamente para detectar todos los virus y bacterias que actualmente se sabe pueden transmitirse entre las personas a través de la sangre. Las vacunaciones también previenen ciertas infecciones como las hepatitis A y B.

Es importante recordar que en los Estados Unidos la sangre almacenada es muy segura y, por lo tanto, la transmisión de infecciones por transfusión es extremadamente rara.


Anticuerpos para glóbulos rojos

Todos heredamos ciertos rasgos específicos en los glóbulos rojos, de la misma manera que heredamos nuestro color de ojos y de cabello. Si una persona recibe glóbulos sanguíneos de rasgos incompatibles con los propios, el organismo puede llegar a rechazar los glóbulos sanguíneos y producir un "anticuerpo" contra los mismos. Este anticuerpo destruiría toda la sangre que la persona reciba en el futuro que contenga el mismo rasgo genético.

Los anticuerpos para los glóbulos rojos también pueden causar una reacción a la transfusión y dificultar la tarea del banco de sangre de encontrar sangre que pueda ser usada. Para prevenir que se formen estos anticuerpos, el banco de sangre identifica los rasgos especiales de los glóbulos rojos de la persona que recibirá la sangre y luego encuentra donantes de alta compatibilidad.


Sobrecarga de hierro

La sobrecarga de hierro ocurre debido a la realización de transfusiones de sangre frecuentes. Todos los glóbulos rojos contienen hierro. El cuerpo usa tanto hierro como necesita, pero no puede eliminar el hierro que no necesita. El hierro extra que se recibe con cada transfusión de sangre se almacena en órganos como el corazón, el hígado, el páncreas y las glándulas endócrinas. Si no es tratado, el hierro continuaría acumulándose y finalmente causaría daños a estos órganos. Cuando una persona recibe tratamiento con transfusiones de sangre, se vigilan con mucho cuidado su crecimiento y desarrollo, los niveles de hierro, los niveles hormonales y el funcionamiento de los órganos del cuerpo para prevenir daños de gravedad. Puede ser que el médico recomiende consultar a ciertos especialistas para controlar los posibles daños. Las personas que reciben tratamiento con transfusiones de sangre no deben tomar vitaminas o suplementos nutricionales que contengan hierro, porque esto también puede aumentar la cantidad de hierro almacenada en el cuerpo. Puede ser necesario tomar ciertos medicamentos, llamados medicamentos de quelación, para eliminar el exceso de hierro del cuerpo.

 

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.


Learn More about Health Insurance Market Place

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • ComunĂ­quese con CDC-INFO

 

GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z