Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mi historia

Historias verdaderas de personas con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad

La historia de April

Esta es la historia personal de April y su hija Sara. Desde los 9 hasta los 15 años de edad, Sara participó con su madre en el proyecto PLAY del TDAH y en los estudios de seguimiento.

"El proceso de entrevista de PLAY fue una experiencia muy satisfactoria tanto para mí como para mi hija. Me di cuenta de que el TDAH no solo afecta el comportamiento del niño sino muchos otros aspectos de su vida. Afecta sus relaciones con otros, la dinámica de su familia, su desempeño en la escuela, las prácticas de crianza y, más que nada, su autoestima. Pienso que el mayor desafío para los niños con el TDAH es tratar de adaptarse a las escuelas tradicionales en las que se premian comportamientos como sentarse quietos, mantener su concentración por tiempos largos y una buena capacidad de organización".

"En cada una de las entrevistas anuales mi hija y yo siempre comparábamos apuntes antes y después de la entrevista. A ella le interesaba ver lo que yo había dicho sobre ella al completar el papeleo anterior a la entrevista y a mí me interesaba saber lo que ella había contestado en la entrevista en persona. Siempre nos dio una gran oportunidad para hablar sobre cosas de las que generalmente no hablábamos como su autoestima, su independencia en progreso, su desempeño en la escuela, su comportamiento y sus relaciones tanto en casa como en la escuela".

"Con el tiempo pude identificar que su autoestima y sentimiento de seguridad estaban relacionados con la estructura de nuestra vida familiar, sus actividades físicas, su amor por el arte, su relación con sus padres (especialmente su papá) y los adultos cariñosos que la rodeaban. Creo que confirmamos que tener una buena variedad de actividades, una familia afectuosa, buenas rutinas y límites, y relaciones saludables en la escuela son hábitos que deben mantenerse toda la vida. La capacidad que tienen los investigadores de hacer seguimiento a los datos de las tendencias sobre todos los aspectos de la vida de un niño en forma tan integral quizás ayude en el futuro a las personas afectadas por el TDAH".

Los CDC le quieren agradecer a April por compartir su historia personal.

Ir Arriba