Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Datos sobre la comunicación interauricular

La comunicación interauricular es un defecto cardiaco de nacimiento en la pared (septo) que separa a las dos aurículas o cámaras superiores del corazón. El orificio puede ser de varios tamaños y cerrarse por sí solo o mediante cirugía. La comunicación interauricular es un tipo de defecto cardiaco congénito. Congénito significa presente al nacer.

La comunicación interauricular está presente al nacer, pero muchos bebés no tienen signos o síntomas. Los signos y síntomas de una comunicación interauricular grande o no corregida pueden ser:

  • Infecciones respiratorias o pulmonares frecuentes
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio al comer (bebés)
  • Dificultad para respirar después de realizar actividad física o ejercicio
  • Latidos irregulares o sensación de palpitaciones
  • Soplo cardiaco o ruidos silbantes que se pueden escuchar con un estetoscopio
  • Inflamación en las piernas, los pies o el área del estómago
  • Accidente cerebrovascular

Durante el embarazo, el bebé en formación presenta normalmente varias aberturas en la pared que separa las aurículas o cámaras superiores del corazón. Estas aberturas por lo general se cierran durante el embarazo o poco después del nacimiento. Si alguna no se cierra y queda un orificio, a esto se le llama comunicación interauricular.

El orificio aumenta el flujo de sangre que pasa a los pulmones y, con el tiempo, puede causar daños en los vasos sanguíneos pulmonares. Los daños en los vasos sanguíneos de los pulmones pueden causar problemas en la edad adulta, como hipertensión pulmonar e insuficiencia cardiaca. Pueden surgir otras complicaciones como arritmias y un riesgo más alto de accidentes cerebrovasculares.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estimaron recientemente que todos los años nacen alrededor de 1,966 bebés con comunicación interauricular en los Estados Unidos.1 Esta anomalía puede estar acompañada de otros defectos cardiacos.

¿Sabía usted que...?

Las mujeres que toman algunas medidas antes y durante el embarazo reducen su riesgo de tener un bebé con defectos de nacimiento. Estas medidas incluyen tomar todos los días multivitaminas con ácido fólico (400 microgramos), no fumar ni tomar alcohol durante el embarazo.

Aprenda más sobre prevención de los defectos de nacimiento »

Causas y factores de riesgo

Los CDC, al igual que muchas familias afectadas, quieren saber las causas de los defectos de nacimiento. La comprensión de los factores que aumentan la probabilidad de tener un bebé con defectos de nacimiento nos ayudará a aprender más sobre las causas. En la actualidad, los CDC colaboran en uno de los estudios más grandes realizados en los Estados Unidos para aprender sobre las causas y los factores de riesgo de los defectos de nacimiento denominado Estudio Nacional sobre la Prevención de Defectos Congénitos. Este estudio está analizando muchos posibles factores de riesgo de defectos de nacimiento, como la comunicación interauricular, un defecto cardiaco congénito. Recientemente, los CDC reportaron importantes hallazgos sobre algunos factores que aumentan el riesgo de defectos cardiacos congénitos, como la comunicación interauricular:

  • Obesidad: Las mujeres que eran obesas antes de quedar embarazadas mostraron un riesgo mayor de tener un embarazo afectado por un defecto cardiaco congénito..1
  • Diabetes: Las mujeres con diabetes diagnosticada antes del embarazo presentaban un riesgo mayor de tener un bebé con defectos de nacimiento, incluidos defectos cardiacos congénitos.2
  • Tabaquismo: Las mujeres que fumaron en algún momento entre un mes antes de quedar embarazadas y el fin del primer trimestre del embarazo tenían una mayor probabilidad de tener un embarazo afectado por un defecto cardiaco congénito.3

Los CDC continúan estudiando los defectos cardiacos congénitos, como la comunicación interauricular, y la forma de prevenirlos. Si usted está obesa, tiene diabetes o fuma y está embarazada o lo está planeando, pregúntele a su médico sobre cómo puede aumentar su probabilidad de tener un bebé saludable.

Diagnóstico

La comunicación interauricular se puede diagnosticar durante el embarazo o después de que nace el bebé. En muchos casos, puede ser que no se diagnostique sino hasta llegar a la edad adulta.

Durante el embarazo

Durante el embarazo se realizan pruebas de detección (exámenes prenatales) para buscar defectos de nacimiento y otras afecciones. La comunicación interauricular puede observarse en una ecografía (la cual crea imágenes del cuerpo) pero esto depende del tamaño del orificio y de su localización. Si se presume que hay comunicación interauricular, un especialista tendrá que confirmar el diagnóstico. 

Después de que nace el bebé

La comunicación interauricular se puede diagnosticar después de que nace el bebé, pero es posible que no sea diagnosticada sino hasta la edad adulta. Una de las formas más comunes de identificar la comunicación interauricular es detectando soplos cuando se ausculta (escucha) el corazón mediante el estetoscopio. Si se escucha un soplo o existen otros signos o síntomas, el médico puede solicitar más pruebas para confirmar el diagnóstico. La prueba más común es el ecocardiograma, el cual es una ecografía del corazón.

Tratamientos

El tratamiento de la comunicación interauricular depende de la edad del diagnóstico, la cantidad o gravedad de los síntomas, el tamaño del orificio y la presencia de otras afecciones. Algunas veces, es necesario realizar una cirugía para cerrar el orificio. En otras ocasiones, se prescriben medicamentos para aliviar los síntomas, aunque no se conocen medicamentos que puedan reparar el orificio.

Si a un niño se le diagnostica comunicación interauricular, el médico le hará un seguimiento para determinar si el orificio se cierra solo. Durante este periodo, posiblemente le recete medicamentos para tratar los síntomas. El médico puede recomendar una cirugía si el niño tiene comunicación interauricular grande, aun cuando haya pocos síntomas, para prevenir complicaciones futuras. La cirugía también se puede recomendar en los adultos con síntomas múltiples o graves. La cirugía consiste en cerrar el orificio ya sea mediante cateterismo cardiaco o cirugía a corazón abierto. Después de la cirugía, los cuidados médicos de seguimiento dependerán del tamaño de la anomalía, la edad de la persona y si tiene otros defectos de nacimiento.

Referencias bibliográficas

  1. Parker SE, Mai CT, Canfield MA, Rickard R, Wang Y, Meyer RE, et al; for the National Birth Defects Prevention Network. Updated national birth prevalence estimates for selected birth defects in the United States, 2004–2006. Birth Defects Res A Clin Mol Teratol. 2010 Sept 28. [Epub ahead of print]
  2. Gilboa SM, Correa A, Botto LD, Rasmussen SA, Waller DK, Hobbs CA, et al. Association between prepregnancy body mass index and congenital heart defects. Am J Obstet Gynecol 2010;202:51.e1-10.
  3. Correa A, Gilboa SM, Besser LM, Botto LD, Moore CA, Hobbs CA, et al. Diabetes mellitus and birth defects. Am J Obstet Gynecol 2008;199:237.e1-237.e9.
  4. Malik S, Cleves MA, Honein MA, Romitti PA, Botto LD, Yang S, et al. Maternal Smoking and Congenital Heart Defects. Pediatrics 2008; 121;e810-e816.
Ir Arriba