Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

La salud de los hombres gay y bisexuales

Para su salud: Recomendaciones para mantener una buena salud

Los hombres gay y los bisexuales, como cualquier hombre, necesitan ser conscientes de las maneras en que pueden proteger su salud en todas las etapas de la vida. En todos los hombres, las causas principales de muerte son las enfermedades cardiacas y el cáncer. Pero, en comparación con la población masculina general, en el grupo de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) hay mayores tasas de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), consumo de tabaco y drogas ilegales y depresión.

Salud sexual—el estado de bienestar físico, afectivo, mental y social en relación a la sexualidad—es una parte importante de su salud general. La idea de salud sexual hace hincapié en la salud y el bienestar pero, también, en evitar los resultados negativos de salud a consecuencia de actitudes y comportamientos sexuales poco saludables. Para los hombres gay y bisexuales, el VIH, la hepatitis y otras ETS son de particular preocupación. Por ejemplo, en comparación con otros hombres, en los HSH la tasa de nuevos casos de VIH es 44 veces mayor y la de sífilis primaria y secundaria es 46 veces mayor.

retratos de cuatro hombresSon muchos los factores que contribuyen a las tasas más altas de VIH y ETS entre los hombres gay y bisexuales en comparación con la población masculina general. Entre estos factores se cuenta la alta prevalencia del VIH y otras ETS en los HSH, lo cual aumenta el riesgo de exposición a las enfermedades y limita el acceso a servicios preventivos. Otros factores son: el conformismo en relación al riesgo de infección por VIH, especialmente entre los hombres gay y bisexuales más jóvenes; la dificultad de mantener comportamientos seguros en cada encuentro sexual de manera constante durante toda la vida y, también, la falta de conocimiento de los síntomas de la sífilis y cómo se transmite la enfermedad (p. ej., relaciones sexuales orales). Además, la homofobia y el estigma pueden obstaculizar que los HSH busquen y reciban servicios médicos adecuados. Hacer las pruebas de VIH y las ETS es el primer paso para proteger su salud. Si sabe que tiene una infección, entonces puede tener la atención que necesita para mantenerse saludable y tomar las precauciones necesarias para proteger a sus parejas.

¿Cuáles pruebas se recomiendan para proteger la salud sexual de los hombres gay y bisexuales?

Personalmente, usted puede hacer mucho para proteger su salud. Los CDC recomiendan que los hombres gay, bisexuales y otros HSH se realicen los análisis de laboratorio siguientes:

  • VIH (anualmente, como mínimo)
  • Sífilis
  • Infección crónica por el virus de la hepatitis B
  • Hepatitis C para los hombres que tienen comportamientos riesgosos, como relaciones sexuales violentas o con múltiples parejas.
  • Herpes genital si lo indica su proveedor de atención médica.
  • Pruebas de clamidia y gonorrea en la garganta, son necesarias si ha tenido relaciones sexuales orales pasivas durante el último año.
  • Pruebas de clamidia y gonorrea en el pene (uretra), son necesarias si ha tenido relaciones sexuales orales o anales activas durante el último año.
  • Pruebas de clamidia y gonorrea en en recto, son necesarias si ha tenido relaciones sexuales anales pasivas durante el último año.
  • Visite hivtest.org o findstdtest.org para encontrar lugares donde se realizan las pruebas.

Se recomienda hacerse las pruebas con mayor frecuencia (cada tres a seis meses) si se tiene parejas múltiples o anónimas, tiene relaciones sexuales y consume drogas en la misma ocasión, consume metanfetaminas o sus parejas sexuales participan en este tipo de actividades.

una pareja gay

¿Cuáles son las vacunas que los CDC recomiendan para hombres gay y bisexuales?

  • Los CDC y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (Advisory Committee on Immunization Practices, ACIP) recomiendan las vacunas contra la hepatitis A y la hepatitis B, debido a las mayores tasas de infección entre los hombres gay y bisexuales.
    • Se necesitan dos dosis de la vacuna contra la hepatitis A para tener una protección duradera y se deben recibir con al menos seis meses de separación entre ambas.
    • Generalmente, se administra una serie de tres a cuatro dosis de la vacuna contra la hepatitis B para proporcionar una protección duradera.
  • También se recomiendan las vacunas contra la influenza estacional y la influenza H1N1.
    • Cada una de estas vacunas es una dosis única que se administra antes de comenzar la temporada de influenza en el otoño.
  • También se puede administrar la vacuna contra el VPH a los hombres gay y bisexuales de hasta 26 años de edad, para prevenir las verrugas genitales y otras afecciones y enfermedades asociadas al VPH.
    • La vacuna contra el VPH se administra en una serie de tres dosis durante un periodo de seis meses. Es mejor ponerse la vacuna antes de la primera relación sexual, pero si se vacuna después, la protección será para quienes aún no se han expuesto al VPH.

¿Cómo puedo disminuir mi riesgo de contraer ETS?

Hay tres maneras cruciales de protegerse de las ETS y el VIH:

  • No tener relaciones sexuales (p. ej. anales, vaginales u orales)
  • Mantener una relación a largo plazo, monógama por ambas partes, con una pareja sexual que tenga el mismo estatus de VIH que usted.
  • Usar un condón cada vez que tenga relaciones sexuales anales, vaginales u orales. El uso constante y correcto del condón de látex masculino reduce el riesgo de transmisión de las ETS y el VIH. Es especialmente importante usar siempre un condón durante las relaciones sexuales anales, porque acarrean un riesgo mucho mayor de transmisión del VIH.

También es importante ser sincero y hablar abiertamente con su médico sobre sus preferencias sexuales para que le pueda dar la atención más adecuada.

¿Qué otras medidas puedo tomar para proteger mi salud?

  • Aliméntese de manera saludable. Escoger alimentos y refrigerios saludables puede ayudar a evitar las enfermedades del corazón y sus complicaciones. Asegúrese de consumir suficientes frutas y verduras frescas.
  • Mantenga un peso saludable. Para determinar si su peso está dentro del rango saludable, los médicos generalmente calculan un número llamado índice de masa corporal (IMC). Si usted sabe su peso y su estatura, puede calcular su IMC en el sitio web Evalúe su peso de los CDC o puede visitar el sitio sobre Peso saludable, también de los CDC.
  • Haga ejercicio de manera habitual. La actividad física puede ayudar a mantener un peso saludable y bajar el colesterol y la presión arterial. Visite el sitio sobre Actividad física de los CDC.
  • No fume. Fumar cigarrillos aumenta en gran manera el riesgo de enfermedades del corazón, cáncer y accidentes cerebrovasculares. Por lo tanto, si no fuma, no empiece ahora a hacerlo. Si fuma, abandonar el hábito disminuirá su riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Limite el consumo de alcohol. Evite tomar demasiadas bebidas alcohólicas, porque pueden causar una variedad de problemas de salud (presión arterial alta, cáncer) y aumentar el riesgo de lesiones. Visite el sitio web sobre Alcohol y salud pública de los CDC.
  • Pruebas para medir el colesterol. El Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol recomienda que los adultos de 20 años de edad en adelante examinen su nivel de colesterol cada cinco años.
  • Pruebas de detección de cáncer. Consulte a su proveedor de atención médica para que le recomiende pruebas de detección de cáncer de próstata, de testículos, de colon y anal.
  • Controle su presión arterial. Es importante controlar la presión arterial porque, normalmente, la hipertensión no presenta ningún síntoma.
  • Hágase exámenes médicos. Consulte a su médico o enfermera sobre cómo puede disminuir su probabilidad de padecer problemas médicos.

¿Cómo puedo obtener más información?

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
    24 Horas/Todos los días
  • cdcinfo@cdc.gov

Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services – Order # 220126

GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z