Centers for Disease Control and Prevention logo
 link to CDC Home link to search page link to Health Topics A-Z  
   
mass trauma preparedness and response--cdc's injury center  
 
Emergency Home  l  Injury Home  l  Mass Trauma Home  l  Contact Us  

 

Mass Trauma > Hojas informativas > Lesiones y sucesos traumáticos masivos (Profesionales, En Español)
 
Lesiones y sucesos traumáticos masivos
Información para los profesionales de la salud

Materiales afines

Lesiones en los ojos, esguinces y distensiones, heridas menores y daños en el tambor del oído son todas lesiones comunes en sucesos traumáticos masivos.

Las lesiones más severas en los sucesos traumáticos masivos son las fracturas, las quemaduras, las laceraciones y las lesiones por aplastamiento. Sin embargo, las lesiones más comunes son lesiones en los ojos, los esguinces, las distensiones, las heridas menores y los daños en el oído.


¿Por qué ocurren esas lesiones en los sucesos traumáticos masivos?

  • Las lesiones en los ojos y la irritación pueden ocurrir debido al exceso de partículas (como hollín, mugre, polvo, partículas de pintura), vapores y humo presentes en el aire después de un desastre. Problemas más graves pueden resultar de fragmentos de metal o vidrio que viajan a gran velocidad y entran al ojo.
      
  • Los esguinces y distensiones son comunes en estas situaciones y pueden ocurrir cuando las personas tratan de escapar, caen o son empujadas o lanzadas por la fuerza de la explosión o cuando cargan a otras personas que necesitan ayuda.
     
  • La voladura de escombros o tocar o caer en objetos filosos puede causar heridas superficiales.
     
  • El daño al tambor del oído puede ocurrir cuando un cuerpo extraño entra el oído, cuando hay un golpe o sacudida en la cabeza o cuando se presenta un sonido extremo y sorpresivo (una explosión por ejemplo), que son situaciones probables de presentarse en un desastre.


¿Quién está en riesgo?

Cualquier persona que esté en los alrededores de un suceso traumático masivo está en riesgo de sufrir estas lesiones. Los trabajadores de rescate y voluntarios también están en mayor riesgo de sufrir estas lesiones. Para más información sobre los recursos de respuesta a emergencias para socorristas visite el sitio web de los CDC del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional.


¿Qué pueden hacer los departamentos de salud para prepararse para un suceso traumático masivo?

  1. Notificar por adelantado a doctores y hospitales sobre los tipos de lesiones que se deben esperar después de un desastre.
      
  2. Revisar las herramientas de respuesta a traumas masivos de los CDC, entre ellas el Instrumento para una rápida valoración de lesiones y otras condiciones médicas.
     
  3. Establecer alianzas con hospitales del estado para desarrollar protocolos para valoraciones rápidas, predicción de número de víctimas, información sobre la capacidad del hospital y atención al paciente.
     
  4. Elaborar signos. Las personas con daños al oído como resultado de una explosión reciente pueden no estar en capacidad de recibir instrucciones verbales. Ellos se beneficiarían de signos explícitos, fáciles de leer y de folletos ubicados y distribuidos estratégicamente en hospitales y clínicas.
      
  5. Comunicarles a los profesionales de la salud, los medios de comunicación y el público en general que el personal médico debe examinar todas las cortaduras y heridas que resulten de sucesos traumáticos masivos. Escombros muy pequeños de las explosiones, derrumbe de edificios u otros desastres pueden estar incrustados en las heridas y están, por lo general, altamente contaminados. Hasta pequeñas heridas tienen el riesgo de infección. El personal médico debe evaluar todas las heridas y se debe considerar la aplicación de una inyección contra el tétanos.

 
¿Qué pueden hacer los departamentos de salud después de un suceso traumático masivo?

Los sucesos traumáticos masivos pueden provocar dificultades tanto reales como percibidas para el acceso a la atención médica. Los servicios ambulatorios y de admisión de pacientes en los hospitales más cercanos al incidente probablemente serán los más afectados durante las primeras 16 horas después de un incidente. En los días siguientes a un suceso traumático masivo todas las instalaciones de atención médica son, a menudo, subutilizadas. Los departamentos de salud pueden:

  • Contactar los hospitales del área y de la región para analizar su capacidad para recibir nuevos pacientes. Si no puede confirmarse la capacidad de un hospital, se debe recomendar que los pacientes con heridas menos severas vayan a hospitales fuera del área cercana al incidente. Si puede confirmarse la capacidad del hospital, se debe hacer pública más información específica sobre dónde debe ir la gente para recibir atención médica.
  • Trabajar con los medios de comunicación para dar a conocer información que aliente a todas las personas lesionadas a buscar atención médica porque estas lesiones pueden tener efectos duraderos y pueden infectarse si no son atendidas adecuadamente.
  • Realizar una valoración rápida de las lesiones utilizando el Instrumento para una rápida valoración de lesiones y otras condiciones médicas de los CDC.

 

Última revisión de contenido el 3/5/03.

Como interactuar con los pacientes después de un suceso traumático

El médico clínico debe estar alerta ante las diferentes necesidades de una persona traumatizada.

  • Oír a los pacientes y animarlos a que hablen de sus reacciones cuando se sientan listos.
  • Validar las reacciones emocionales de la persona. Las reacciones intensas y dolorosas constituyen respuestas comunes ante un suceso traumático.
  • Restar énfasis al lenguaje clínico, diagnóstico y patológico.
  • Promover la comunicación persona a persona en lugar de “experto” a “víctima” mediante términos comunes y corrientes.
     

Qué hacer para ayudar a un paciente a sobreponerse a un suceso traumático

Explicarle que sus síntomas pueden ser normales, especialmente después de un suceso traumático, y luego animarlo a que:

  • identifique necesidades concretas e intente ayudar. A las personas traumatizadas por lo general les preocupan necesidades concretas (p. ej. ¿Cómo sé yo si mis amigos lograron llegar al hospital?).
  • cumpla con su rutina habitual;
  • ayude a identificar maneras para relajarse;
  • enfrente las situaciones, las personas y los lugares que le recuerden el suceso traumático y no intente escapar de ellos;
  • se tome el tiempo para resolver conflictos del día a día de manera que no se acumulen y no aumente el estrés;
  • identifique fuentes de apoyo, como familia y amigos. Se anime a hablar de sus experiencias y sentimientos con amigos, la familia u otras organizaciones de apoyo (p. ej. sacerdotes y centros comunitarios).


¿Quiénes corren el riesgo de sufrir reacciones graves de larga duración a raíz de un trauma?

Algunas personas corren mayor riesgo que otras de tener reacciones sostenidas y de larga duración a raíz de un suceso traumático, como el trastorno por estrés postraumático (TEPT), depresión y ansiedad generalizada. A continuación de presentan algunos de los factores que contribuyen al riesgo de sufrir afecciones de larga duración, como el TEPT:

  • Proximidad al suceso. Un contacto más cercano con el suceso real conlleva mayores riesgos (fenómeno de dosis-respuesta).
  • Estresores múltiples. Una situación de más estrés o de acumulación de estresores puede producir mayor dificultad.
  • Historia del trauma.
  • Significado del suceso en relación con estresores pasados. Un suceso traumático puede activar temores no resueltos o recuerdos alarmantes.
  • Personas con una enfermedad médica crónica o trastornos sicológicos.


¿Qué hacer para ayudar a los pacientes en respuesta a un suceso traumático?

Para ayudar a los sobrevivientes de sucesos traumáticos, a sus familias y al personal de rescate, se necesita preparación, sensibilidad, dogmatismo, flexibilidad y sentido común.

  • Referir a los pacientes a un profesional de salud mental en el área donde usted trabaja, que tenga experiencia en el tratamiento de las necesidades de los sobrevivientes de sucesos traumáticos.
  • Impartir educación a fin de ayudar a las personas a identificar los síntomas de ansiedad, depresión y TEPT (ver recursos).
  • Ofrecer seguimiento clínico cuando sea pertinente; referir a los pacientes incluso a profesionales en el área de la salud mental.
     

Última revisión de contenido el 3/20/03.


CDC Public Health Emergency Home   l   CDC Injury Home   l   Mass Trauma  l   Contact Us

CDC Home | CDC Search | Health Topics A-Z

Privacy Notice - Accessibility

This page last reviewed 08/04/04.

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Injury Prevention and Control