Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Si ellos lo hicieron, ¡usted también puede hacerlo!

Jackie, Edad 50

"Cuando miro las tallas de la ropa que me pongo ahora pienso, ¿qué puede ser mejor que esto?" - Jackie Hess
Peso máximo: 133 libras

Peso actual: 103 libras

Peso total perdido: 30 libras
Altura: 5'1"

Tiempo que tomó bajar de peso: 1 año

No ha subido de peso por: 2 años
Jackie hace 3 años
Jackie 3 years ago


A lo largo de toda mi vida adulta, siempre estaba peleando unas 15-20 libras de más. Las bajaba, o por lo menos la mayor parte y las volvía a subir. Tenía unos hábitos de alimentación terribles. Poco a poco, con el tiempo, fui aumentado de peso cada vez más. Soy de baja estatura y de huesos pequeños, y ese peso adicional no era nada saludable para mí.

Me vino un problema nervioso en la cara, y tuve que tomar un medicamento que me hizo subir aún más de peso. Llegué a un punto en el que no tenía ropa que me quedara bien. No tenía nada para ponerme. Me sentía muy mal física y emocionalmente. Solo podía pensar en eso, me pasaba todo el día tratando de encontrar la solución al problema.

Cómo lo hice

Pasé por un periodo con náuseas que me impedían comer mucho. Como resultado, bajé algo de mi peso. Notar ese peso que bajé fue algo enormemente motivador. Fue la chispa que necesitaba para ayudarme a encontrar la manera de llevar mi peso hacia la dirección correcta, finalmente y para siempre.

Me gusta caminar, y alguien me dijo que escuchó la importancia que tiene caminar 10,000 pasos al día. Tengo un podómetro, y si parece que no llego a la cantidad necesaria, hago todo lo posible para aumentar la cantidad de pasos.

Cuando por fin llegué cuando por fin llegué a tener tan solo 20 libras de sobrepeso, decidí cambiar mi autoimagen de "persona sin fuerza de voluntad" a "persona con fuerza de voluntad". Cuando las opciones presentes eran alimentos que engordan o con alto contenido calórico, me preguntaba, "¿vale la pena comer este pedazo de pastel y arruinar lo bien que me siento cuando bajo de peso?" Por lo general, la respuesta era: "no".

Con el tiempo, el peso continuó bajando y fue emocionante.

El desafío mayor

Resistir la tentación de volver a los malos hábitos. La gente me conoce como alguien adicto al chocolate, por lo que tienden a regalarme chocolates realmente buenos.

Cómo evito volver a aumentar el peso

Es un esfuerzo constante, y siento que sigue siendo una lucha. No puedo terminar una comida sin tener algo dulce, así que sobrevivo con paletas de helado sin azúcar. Yo tampoco creo en prohibir las cosas. Si pruebo un bocado me digo que si realmente necesito ese segundo bocado, "lo puedo tener".

Lo más emocionante

Ver las tallas de ropa que me quedan bien ahora. Durante mucho tiempo no confiaba en mi pérdida de peso, así que nunca me compré ropa más pequeña. Finalmente, estoy empezando a comprar algunas cosas nuevas. Me pruebo algo y me queda demasiado grande. Me pongo algo más pequeño, y casi no puedo creer la talla de la etiqueta. ¡Es increíble!

Jackie hoy

 Jackie Hess

Estrategias que me sirvieron

  • Reducir la cantidad de dulces que como. Pruebo un bocado pequeño y me recuerdo a mí misma que el sabor es el mismo después de los 30 segundos, independientemente de la cantidad que coma: un solo bocado o toda la barra de dulce.
  • Nunca me dejo llegar al punto de sentir demasiada hambre, de lo contrario pierdo todo el control. Siempre tengo pretzels o ciruelas pasas en mi escritorio para un refrigerio rápido.
  • Salir con alguien a caminar. Saber que alguien más tiene la motivación para caminar todos los días me ayuda a hacerlo.
  • Programar salidas con amistades que no incluyan comida. En lugar de encontrarnos para almorzar, ¡yo sugiero que nos encontremos para salir a caminar!

 Inicio de la página

Arriba