Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mujeres embarazadas

English: Pregnant Women

Grupo de mujeres embarazadas

En los Estados Unidos, aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas nunca han tenido una infección por citomegalovirus (CMV). Entre el 1 y el 4% de estas mujeres tienen una infección por CMV primaria (la primera) durante el embarazo. La mayoría de las personas no tienen síntomas cuando están infectadas por el CMV, pero algunas pueden tener síntomas similares a la mononucleosis (en inglés).

El CMV se puede transmitir de la mujer embarazada a su feto durante el embarazo. El virus en la sangre de la madre pasa a través de la placenta e infecta la sangre del feto.

La mayoría de los bebés con infección congénita por CMV (es decir, presente al nacer) nunca tendrán problemas de salud. Pero en algunos bebés, este tipo de infección causa problemas de salud que pueden ser evidentes al nacer o que pueden presentarse más adelante, durante el primer año de vida o en la infancia. Lea la página sobre Signos y síntomas de la infección congénita por CMV.

Transmisión de la infección por CMV

El virus generalmente se transmite de las personas infectadas a otras personas a través del contacto directo con líquidos corporales, tales como la orina, la saliva, las secreciones vaginales y el semen.

Los bebés y los niños que contraen la infección por CMV después del nacimiento pueden diseminar CMV a través de la orina y la saliva (es decir, pasar los virus en su orina o saliva). Los padres y otros cuidadores tienen contacto frecuente con estos líquidos corporales cuando cambian pañales, limpian la nariz y dan de comer a los niños. Si bien el virus no es muy contagioso, se ha demostrado que puede propagarse entre los miembros del hogar.

En las mujeres embarazadas, las dos exposiciones más comunes al CMV son a través del contacto sexual y por el contacto con la orina de niños pequeños que tienen infección por CMV.

Para obtener más información, lea la página sobre Transmisión.

Tratamiento para las infecciones por CMV

Por ahora, no existen tratamientos autorizados específicamente para las mujeres que contraen infecciones por CMV durante el embarazo. Los tratamientos actuales autorizados que son eficaces para combatir las infecciones por CMV tienen efectos secundarios peligrosos, su uso no está aprobado para mujeres embarazadas y no se ha demostrado que puedan prevenir la infección por CMV en el feto. Los científicos están trabajando para crear vacunas contra el CMV y están buscando otras maneras de prevenir la infección congénita por CMV.

Reducción del riesgo de infecciones por CMV

Las mujeres pueden tomar algunas medidas para reducir su exposición al CMV y otras infecciones peligrosas durante el embarazo. Lea la página sobre Prevención.

Envíe una tarjeta electrónica a una amiga o familiar que esté embarazada

Envíe una tarjeta electrónica (en inglés) a una amiga o familiar que esté embarazada.

Tarjeta electrónica: ¿Está embarazada? Preocúpese menos. Duerma más.


Descargue un podcast (en inglés)

 Inicio de la página
Arriba