Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Prevención

English: Prevention

Dado que la infección por CMV es común en las personas sanas y generalmente no produce síntomas, en la mayoría de los casos no es necesario realizar esfuerzos con el fin de prevenir la transmisión.

Prevención de la infección congénita por CMV

lavado de manosLas mujeres embarazadas pueden tomar medidas para reducir el riesgo de exposición al CMV y disminuir así el riesgo de infección por CMV de su feto. (Lea la página sobre Transmisión para saber acerca de la posible propagación de infecciones por CMV durante el embarazo.)

A continuación presentamos algunos pasos sencillos para seguir con el fin de evitar la exposición a la saliva y la orina que pueden contener el CMV:

  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante 15-20 segundos, especialmente después de:
    • cambiar pañales
    • dar de comer a niños pequeños
    • limpiar la nariz o la saliva de los niños pequeños
    • tocar los juguetes de los niños
  • No comparta la comida con niños pequeños ni use los mismos envases ni utensilios para comer o beber
  • No se lleve a la boca el chupón del bebé
  • No se lave los dientes con el mismo cepillo usado por un niño pequeño
  • Evite el contacto con la saliva cuando le dé besos al niño
  • Limpie los juguetes, mesas y otras superficies que entren en contacto con la orina o la saliva del niño

Para obtener más información sobre la prevención de infecciones por CMV, estreptococos del grupo B (GBS) y listeriosis lea la página Proteja a su bebé de las infecciones antes y después de nacer. (en inglés)

 Inicio de la página
Arriba