Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Cáncer de cuello uterino: el cáncer ginecológico prevenible

El VPH es un virus común que puede transmitirse de persona a persona durante las relaciones sexuales. En la mayoría de los casos, el VPH desaparece por sí solo en un periodo de dos años y no ocasiona problemas de salud. El sistema inmunitario puede combatir el VPH de manera natural. Si el cuerpo no se deshace del virus, este puede causar con el tiempo el cáncer de cuello uterino al igual que otros cánceres, como el cáncer de vagina, vulva, ano, pene y algunos cánceres de cabeza y cuello.

Pruebas de detección

Existen dos pruebas que pueden ayudar a prevenir o detectar el cáncer de cuello uterino en sus etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicolaou (o citología vaginal) identifica los precánceres, cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del VPH identifica el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

La prueba de Papanicolaou se recomienda para todas las mujeres entre los 21 y los 65 años de edad, y se puede realizar en el consultorio del médico o en una clínica. Las mujeres deben comenzar a hacerse la prueba de Papanicolaou habitualmente a los 21 años. Si los resultados de su prueba de Papanicolaou son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente. Si tiene 30 años o más, usted puede escoger hacerse la prueba del VPH junto con la de Papanicolaou. Su médico puede hacerle ambas pruebas al mismo tiempo. Si sus resultados son normales, tiene muy poca probabilidad de contraer cáncer de cuello uterino en los próximos años. Es posible que en ese caso su médico le diga que puede esperar hasta cinco años para hacerse su próxima prueba de detección.

Si usted tiene bajos ingresos o no tiene seguro médico, podría realizarse la prueba de Papanicolaou gratis o a un costo menor a través del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino. AverigŁe si reúne los requisitos.

Vacuna contra el VPH

Las vacunas contra el virus protegen contra los tipos de VPH que con más frecuencia causan cáncer de cuello uterino. Dos vacunas contra el VPH están autorizadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) y son recomendadas por los CDC. Estas vacunas son Gardasil® (hecha por Merck) y Cervarix® (hecha por GlaxoSmithKline). Ambas son muy eficaces contra los tipos de VPH 16 y 18, que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino.

Los CDC recomiendan que todas las niñas y los niños entre los 11 y 12 años de edad reciban las tres dosis (inyecciones) de una de las marcas de la vacuna contra el VPH para protegerse contra el cáncer y precáncer de cuello uterino. Las niñas y las mujeres jóvenes entre los 13 y 26 años deben recibir las tres dosis de la vacuna contra el VPH si no se vacunaron antes.

Si bien los niños no tienen riesgo de cáncer de cuello uterino, vacunarlos puede reducir la propagación de los tipos del VPH que pueden causar cáncer. Las vacunas contra el VPH se recomiendan para todos los adolescentes y jóvenes hasta los 21 años de edad que no recibieron las tres dosis de la vacuna cuando eran más jóvenes. También se recomienda la administración de la vacuna contra el VPH a los hombres homosexuales y bisexuales (o cualquier hombre que tenga relaciones con hombres) y los hombres con sistemas inmunitarios debilitados (incluido el VIH) hasta de 26 años de edad, si no recibieron todas las dosis cuando eran más jóvenes. Todos los hombres pueden vacunarse hasta los 26 años de edad y deben preguntarle a su médico si la vacuna es apropiada para ellos.

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas, pero es conveniente que verifique con su compañía aseguradora antes de ir al médico. Si no tiene seguro, o si su seguro no cubre el costo de las vacunas, el Programa Vacunas para Niños puede ayudarle. Mediante este programa, las personas menores de 19 años de edad que reúnan los requisitos para obtener Medicaid, que sean indoamericanos o nativos de Alaska, o que no tengan seguro médico, pueden recibir vacunas a un costo reducido.

Otras medidas para ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino

Las siguientes medidas también pueden disminuir su riesgo de contraer cáncer de cuello uterino:

  • No fume.
  • Use condones durante las relaciones sexuales.*
  • No tenga muchas parejas sexuales.

*La infección por el VPH puede aparecer en las áreas genitales masculinas y femeninas que estén cubiertas o protegidas con un condón de látex, así como en las que no estén cubiertas.

 

Más información

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO