Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Alta actividad de influenza en todo el país

La influenza puede ser grave

La influenza y las personas de edad avanzada

Desde mediados de enero del 2013, las tasas de hospitalizaciones y muertes entre las personas de 65 años y más aumentaron notablemente. La influenza estacional siempre afecta más a las personas de edad avanzada y esto parece ser particularmente cierto durante las temporadas donde predomina la cepa H3N2, que es el caso de esta temporada de influenza. Los CDC calculan que el
90 % de las muertes relacionadas con la influenza y hasta el 60 % de las hospitalizaciones por esa causa ocurren entre personas de 65 años y más.

A medida que las personas envejecen, es posible que sus cuerpos pierdan un poco de la capacidad para combatir la infección por influenza. Esta es la razón por la cual es especialmente importante que quienes tienen 65 años o más se vacunen contra esta enfermedad, tomen medidas preventivas y reciban tratamiento rápidamente si presentan síntomas de la influenza.

La influenza, comúnmente llamada "gripe", es una infección viral contagiosa que afecta el sistema respiratorio: la nariz, la garganta y los pulmones. Los síntomas de la influenza pueden incluir fiebre, tos, dolor de garganta, moqueo o congestión nasal, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos y fatiga. Algunas personas también pueden presentar vómitos y diarrea. La influenza es una enfermedad grave que puede llevar a hospitalizaciones y algunas veces hasta causar la muerte. Cada temporada de influenza es diferente y la infección puede afectar a cada persona de manera distinta.

Vacúnese contra la influenza

La medida inicial y más importante para protegerse y proteger a sus seres queridos contra la influenza es recibir una vacuna contra esa enfermedad cada año. Si todavía no se ha vacunado, debería hacerlo ahora. Con muy pocas excepciones, todas las personas de 6 meses de edad en adelante deberían recibir la vacuna anual contra la influenza. Es especialmente importante que las personas con alto riesgo se vacunen para reducir sus probabilidades de enfermarse y posiblemente de manera grave. Entre las personas con un alto riesgo de complicaciones graves debido a la influenza se incluyen los niños pequeños, las mujeres embarazadas, las personas con afecciones crónicas (como asma, diabetes o enfermedades cardiacas y pulmonares) y las personas de 65 años o más. Las personas que tienen contacto con pacientes de alto riesgo o quienes cuidan de ellos también deben vacunarse.

Ahora puede ser más difícil conseguir la vacuna contra la influenza que al comienzo de la temporada. Puede que tenga que ir a más de un sitio (farmacia, departamento de salud o médico) para encontrar una vacuna disponible. El localizador de proveedores de la vacuna contra la influenza (en inglés) puede ayudarlo en su búsqueda.

Madre tomando la temperatura de su hija

Tome diariamente medidas preventivas para detener la propagación de microbios

Las medidas preventivas diarias son pasos que se pueden dar para ayudar a frenar la propagación de los microbios que causan enfermedades respiratorias como la influenza, pero no sustituyen la vacunación. Estas incluyen las siguientes medidas individuales y comunitarias:

  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Si usted contrae una enfermedad respiratoria, como la influenza, limite el contacto con otras personas cuando sea posible. Quédese en la casa (o deje a su hijo en la casa) por al menos 24 horas después de que haya desaparecido la fiebre, excepto para buscar atención médica o para otras necesidades. La fiebre debe haber desaparecido sin usar medicamentos para reducirla.
  • Si ocurre un brote de influenza o de otra enfermedad, siga los consejos de las autoridades de salud pública. Esto puede incluir información sobre cómo mantenerse alejado de los demás y otras medidas.
  • Cuando tosa o estornude, cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable. Esto evitará la propagación de las gotitas respiratorias de la nariz o la boca que pueden contener microbios.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Si no hay agua ni jabón disponibles, use un limpiador para manos a base de alcohol.

La temporada de influenza continúa. Lo que debe saber ahora.

La temporada de influenza 2012-2013 comenzó temprano y la actividad se mantiene alta en los Estados Unidos. Esto puede continuar por algún tiempo. Teniendo esto en cuenta, hay medidas que usted puede tomar para protegerse y proteger a su familia de la influenza. Los CDC recomiendan una estrategia de tres pasos para combatirla:

  1. Vacúnese contra la influenza.
  2. Tome medidas preventivas todos los días para detener la propagación de microbios.
  3. Tome medicamentos antivirales para la influenza si su médico los receta.

Tome medicamentos antivirales para la influenza si su médico los receta.

Si contrae la influenza, existen medicamentos antivirales para tratar la enfermedad. Estos constituyen una segunda línea de defensa y están disponibles solo con receta. Los medicamentos antivirales pueden hacer que su enfermedad sea más leve y que dure menos. Son más eficaces si se reciben durante los 2 primeros días desde que empieza la enfermedad, pero también pueden ayudar si se reciben más tarde, especialmente a quienes tienen afecciones de alto riesgo.

El tratamiento temprano es muy importante para las personas que tienen alto riesgo de presentar complicaciones a causa de la influenza. Los pacientes de alto riesgo —especialmente las personas de 65 años o más— deben buscar atención médica rápidamente si presentan síntomas parecidos a los de la influenza, sin importar si recibieron o no la vacuna. El tratamiento de las personas de alto riesgo, que al parecer tengan influenza, no debe esperar a que un laboratorio confirme la enfermedad. Un médico decidirá si es necesario administrar medicamentos antivirales. Para más información, visite el sitio web sobre el tratamiento con medicamentos antivirales.

Según la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), esta temporada puede haber escasez temporal de la fórmula antiviral para niños, pero hay otras opciones disponibles. La FDA trabaja arduamente para asegurar que los medicamentos contra la influenza y sus síntomas estén disponibles para aquellos que los necesitan.

Más información

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z