Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

DatosDatos sobre la ictericia y el kernicterus

La ictericia es el tono amarillento en la piel que se ve en muchos recién nacidos. Se presenta cuando una sustancia química llamada bilirrubina se acumula en la sangre del bebé. Durante el embarazo, el hígado de la madre elimina la bilirrubina del bebé; pero, una vez que este nace, su hígado es el que debe realizar esa función. En algunos bebés, el hígado puede no haber madurado lo suficiente como para eliminar la bilirrubina. Cuando se acumula demasiada bilirrubina en el cuerpo de un recién nacido, la piel y la parte blanca de los ojos pueden adquirir un color amarillento. Esta coloración amarillenta recibe el nombre de ictericia.

Cuando la ictericia grave no se trata a tiempo, puede causar daño cerebral y una afección llamada kernicterus o ictericia nuclear. El kernicterus es un tipo de daño cerebral que puede originarse cuando la sangre del bebé tiene niveles altos de bilirrubina. También puede causar parálisis cerebral atetósica y pérdida auditiva. El kernicterus también origina problemas en la vista y los dientes y algunas veces puede llevar a discapacidad intelectual. La detección temprana y el control de la ictericia pueden prevenir el kernicterus.

Signos y síntomas

Por lo general, la ictericia aparece en la cara y luego pasa al pecho, el estómago, los brazos y las piernas, a medida que aumentan los niveles de bilirrubina. El blanco de los ojos también puede tener un color amarillento. Puede ser más difícil detectar la ictericia en los bebés de piel oscura. El médico o la enfermera pueden examinar al bebé para determinar si hay bilirrubina en su sangre.

Enfermera en bata con un bebé en sus brazosLleve a su bebé al médico el mismo día si:

  • tiene un aspecto muy amarillento o anaranjado (los cambios de color de la piel comienzan en la cabeza y se extienden hacia los dedos de los pies);
  • tiene dificultad para despertarlo o no duerme nada;
  • no succiona bien al amamantar o al tomar del biberón;
  • está muy inquieto;
  • no ensucia ni moja lo suficiente los pañales.

Busque atención médica urgente si su bebé:

  • llora desconsoladamente o con un llanto agudo;
  • su cuerpo se arquea (la cabeza o el cuello y los talones se encorvan hacia atrás y el cuerpo hacia delante);
  • su cuerpo está rígido, flácido o débil;
  • sus ojos se mueven de manera extraña;

Diagnóstico

Antes de que su recién nacido salga del hospital, pídale a su médico o enfermera que le haga una prueba de bilirrubina.

El médico o la enfermera pueden examinar la bilirrubina del bebé usando un medidor (fotómetro) que se coloca sobre la cabeza del bebé. Con esto se obtiene el nivel de bilirrubina transcutánea (TcB, por sus siglas en inglés). Si la bilirrubina es alta, lo más seguro es que se necesite hacerle un examen de sangre.

La manera más exacta de medir la bilirrubina es analizando una pequeña muestra de sangre que se le saca del talón. Con este análisis se obtiene el nivel de bilirrubina sérica total (TSB, por sus siglas en inglés). Si el nivel es alto, con base en la edad del bebé en horas y otros factores de riesgo, lo más probable es que se comience un tratamiento. También es posible que se vuelvan a sacar muestras de sangre para asegurarse de que los niveles de TSB disminuyen con el tratamiento.

Por lo general, los niveles de bilirrubina llegan a su punto más elevado cuando el bebé tiene entre 3 y 5 días de vida. Como mínimo, los bebés deben ser evaluados para detectar ictericia cada 8 a 12 horas en las primeras 48 horas de vida y nuevamente antes de los 5 días de nacidos.

Recién nacido en incubadora recibiendo fototerapia de una lámpara y con los ojos protegidos con gafasTratamiento

Ningún bebé debería sufrir un daño cerebral por causa de una ictericia no tratada.

El tratamiento para reducir los altos niveles de bilirrubina consiste en desvestir al bebé y colocarlo bajo luces especiales. Las luces no le harán daño. Esto se puede hacer en el hospital o incluso en la casa. También puede ser necesario aumentar la cantidad de leche que toma el bebé. En algunos casos, si el bebé tiene niveles muy altos de bilirrubina, el médico le reemplazará la sangre con una transfusión. La ictericia generalmente se trata antes de que exista peligro de daño cerebral.

No se recomienda exponer al bebé a la luz solar porque no es una manera segura de tratar la ictericia.

Factores de riesgo

Aproximadamente el 60% de los bebés presenta ictericia. Algunos bebés tienen más probabilidad que otros de sufrir de ictericia grave y de niveles más altos de bilirrubina. Los bebés con alguno de los siguientes factores de riesgo necesitan mayor vigilancia y un control temprano de la ictericia:

Bebés prematuros

Los bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación, o sea 8 1/2 meses, pueden experimentar ictericia debido a que su hígado no ha madurado por completo. Es posible que el hígado que no ha madurado no pueda eliminar tanta bilirrubina.

Bebés con color de piel más oscura

La ictericia puede no reconocerse o pasar inadvertida en los bebés con piel más oscura. El examen de las encías y de la parte interior de los labios puede ayudar a detectar la ictericia. En caso de duda, se debe realizar un examen de bilirrubina.

Bebés de ascendencia asiática o mediterránea

Los bebés nacidos de familias mediterráneas o asiáticas orientales están en un riesgo más alto de contraer ictericia. Asimismo, algunos trastornos hereditarios (como la deficiencia de G6PD) pueden hacer que los bebés tengan más probabilidad de padecer de ictericia.

Dificultad para alimentarse

Un bebé que no come, no orina o evacua de manera regular en los primeros días de vida tiene más probabilidad de contraer ictericia.

Hermanos con ictericia

Un bebé con una hermana o hermano que ha padecido de ictericia tiene más probabilidad de contraerla.

Moretones

Un bebé con moretones por la presión ejercida durante el parto tiene más probabilidad de contraer ictericia. Los moretones se forman cuando se rompe los vasos sanguíneos y la sangre hace que la piel adquiera un aspecto negro o azulado. La curación de los moretones grandes puede causar niveles altos de bilirrubina y hacer que el bebé contraiga ictericia.

Tipo de sangre

Las mujeres con tipo de sangre O o con factor de sangre Rh negativo pueden tener bebés con niveles más altos de bilirrubina. Se debe dar Rhogam a las madres con incompatibilidad de Rh.

¡No espere! ¡Actúe pronto!

  • Cuando la ictericia grave no se trata a tiempo, puede causar daño cerebral y una afección llamada kernicterus.
  • La detección temprana y el control de la ictericia pueden prevenir el kernicterus.
  • Si le preocupa que su bebé pueda tener ictericia, llévelo al médico de inmediato y pida que le hagan un examen de la bilirrubina.

Si hay algo que le preocupa

Si cree que su bebé tiene ictericia, llévelo inmediatamente al médico para que lo examine. Pídale al médico o a la enfermera que le hagan un examen de bilirrubina al bebé.

Si su bebé tiene ictericia, trátelo como un problema serio y cumpla con las consultas de seguimiento y los cuidados recomendados.  

Asegúrese de que su bebé esté comiendo lo suficiente. La eliminación de desechos también elimina la bilirrubina de la sangre del bebé. Si está amamantando a su bebé, debe ofrecerle el pecho por lo menos de 8 a 12 veces al día, durante los primeros días. Esto la ayudará a producir suficiente leche y a mantener bajo el nivel de bilirrubina del bebé. Si está teniendo problemas para amamantar, pídale ayuda al médico, la enfermera o una consejera en lactancia materna.

Ir Arriba